INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES EL CANDIDATO INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

La terrible enfermedad que podrías tener si no acostumbras desmaquillarte por la noche

9 de junio de 2018

Diana Garrido

No hablamos de acné, alergias u hongos; esto es mucho más grave, podrías perder la visión.


Razones para no desmaquillarte, hay muchas:


— Te dio flojera

— Estabas muy cansada

— Se te olvidó

— Te quedaste dormida

— ¿Para qué?

— Se te acabó el desmaquillante



Y un largo etcétera. Pero aunque parezca un descuido insignificante o que pienses que no pasa nada por una noche que decides no retirarte los cosméticos del rostro, en realidad, aumentas el riesgo de padecer Subconjunctival Mascara Deposition, es decir, una sucia y severa infección ocular.


Los síntomas del padecimiento se manifiestan con una molestia casi insufrible en la que pareciera que alguien te aventó arena muy fina dentro de él. Entonces, un picor incesante, ardor y lagrimeo se manifiestan para dar paso a una hinchazón poco usual. Pero si algo causa más temor es el color que toma el párpado y la esclerótica (la parte blanca) del ojo: verde con manchas negras, como si se estuviera incubando un hongo peligroso.


Así se vería tu ojo



-

¿Cuál es la causa?


Hace algunos años, Theresa Lynch de 50 años aproximadamente, acudió al médico en Maryland, Estados Unidos. Su rostro emanaba preocupación y miedo. El doctor, al verla, supo inmediatamente la causa de su desesperación. Tenía una infección dolorosa en el ojo, pero no parecía ser tan diferente a otras situaciones que él había atendido. Así que luego de algunos análisis precisos y más específicos, descubrieron que su párpado guardaba docenas de glóbulos negros...



Al extraerlos y darles seguimiento, descubrieron que el causante de esas pecas hinchadas de color negro que son capaces de mantener abierto el ojo con un ardor impresionante, era el rímel.


Ese inofensivo artefacto fue usado por la mujer por —cerca— de 25 años y lo retiraba de manera equivocada. Es decir, sólo lavaba su rostro y trataba de quitar la pintura con los dedos y un poco de jabón. Lo que se iba quedando en los ojos se acumulaba dentro de él mezclándose con la mucosidad del ojo, el polvo habitual y la mala higiene. Entonces, creó una especie de costra que rasgó la córnea y por lo consiguiente, generó irritación y dolor.




-

¿Hay solución?


A la señora Lynch la operaron por 90 minutos y esto ayudó a su mejora, pero tuvo consecuencias severas que la hicieron arrepentirse de todas esas veces que no retiró correctamente el make up del rostro. Dentro del ojo quedaron cicatrices permanentes en el párpado y la córnea que disminuyeron su vista y la obligaron a usar gotas lubricantes para no sufrir ardor y molestia a lo largo de su vida.



Así que, en vista de las complicaciones posteriores, lo mejor es desmaquillarte correctamente quitando la máscara con precaución, sin dejar de hacerlo un sólo día. Para ello existen cremas y aceites especiales que remueven por completo la pintura y no dejan residuos dañinos. De igual forma, par asegurar la limpieza total, es necesario que laves tu cara noche con noche, casi religiosamente. De igual forma, da un pequeño repaso más profundo cada que tomes una ducha para evitar contraer Subconjunctival Mascara Deposition.


TAGS: Maquillaje salud Enfermedades crónicas
REFERENCIAS: Science Alert IFL Science! AAo Journal

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

La extraña historia de infidelidad detrás del meme más famoso de los últimos años Todas las historias, incluso los mitos, son contadas por las personas menos indicadas Somos como peces tratando de escapar de una red 8 cosas que debes tomar en cuenta antes de hacerte un tatuaje en colores pastel Formas distintas de comer almendras para ser más saludable 11 preguntas que debes contestar para saber qué tipo de compradora eres

  TE RECOMENDAMOS