INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Lo que el olor de tu piel dice sobre tu salud

11 de mayo de 2018

Rodrigo Ayala Cárdenas

Determinados aromas están relacionados a ciertos padecimientos que podrías estar ignorando hasta este momento.



Cuando hueles mal no es a causa del sudor o la ausencia de desodorante en tu piel. De hecho, lo que menos te debería preocupar es sudar, ya que se trata de una reacción normal del cuerpo que tiene como objetivo regular la temperatura y carece de olor. Cuando ciertas bacterias y microbios se multiplican con el sudor y se descomponen con la presencia de ácidos es cuando sobrevienen esos malos olores a los que acompañan comentarios como “te apesta el sope” o “huele a chivo” o “tienes un tufo horrible”.


En realidad tu olor corporal es una experiencia normal que desde que la humanidad percibió y conoció los perfumes se ha preocupado por eliminar a toda costa. En el organismo existen dos tipos de glándulas: ecrinas y apocrinas. Las primeras son las que eliminan el sudor y las segundas son las encargadas de liberar proteínas y lípidos cuyas moléculas son las culpables del olor.



Un mal olor de la piel no sólo está relacionado con los procesos anteriores o con la falta de higiene, sino que puede ser un indicativo de problemas de salud que tienen que ser atendidos pronto. Es una reacción del organismo cuando en él se activa el sistema inmunológico, encargado de aplicar defensas contra cualquier enfermedad. Por ejemplo, cuando la piel expide un olor a materia fecal significa que en ti hay un problema de índole intestinal, probablemente una obstrucción que también se puede reflejar en un aliento bastante desagradable.



Cuando el cuerpo padece de una excreción excesiva de la trimetilaminuria (TMA) expide un aroma literalmente a pescado que no sólo se percibe a través de la piel, sino en la orina y el aliento. Por ello es que el problema es conocido como síndrome de olor a pescado. Se trata de un extraño desorden metabólico que las personas padecen desde su nacimiento y que heredan genéticamente.



Consumir demasiada carne roja puede llevarte a apestar a huevo podrido. Éste es uno de los olores más desagradables que se puedan hallar en el organismo, causado por un alto contenido de aminoácidos que contienen azufre en la carne. Entre más tarde el cuerpo en procesar estos aminoácidos el olor permanecerá en la piel. Esto puede resultar incómodo tanto para la persona que padece esta condición como para las que lo rodean.



Un olor de piel ácido podría estar señalando problemas en tu hígado. Cuando este órgano está trabajando de manera lenta y no procesa correctamente las toxinas de tu organismo, el olor se concentra en tu piel y se percibe a través de tu sudor. Por otro lado, lejos de ser algo agradable, un olor dulce en tu piel o como a jugo de manzana puede ser un claro indicativo de diabetes, debido a los altos niveles de cetonas en el torrente sanguíneo.


Las cetonas son sustancias químicas que se acumulan en el momento en que el cuerpo quema grasa para obtener energía. En los diabéticos, la causa más común de cetonas es una deficiencia de insulina que provoca que la glucosa se acumule en el torrente sanguíneo y no pueda entrar en las células. Entonces éstas queman grasa en lugar de glucosa.




¿Alguna vez has captado a alguien con un aroma excesivo a alcohol? No sólo en su aliento, sino en su piel misma. Cuando alguien lleva encima una buena carga de alcohol después de varias horas de entregarse a la bebida, su cuerpo comienza a trabajar para eliminarlo al considerarlo una toxina y lo descompone en forma de ácido acético. 


Los médicos recomiendan prestar mucha atención al olor de la orina, que si bien no tiene nada que ver con los olores de la piel sí es una importante señal de enfermedades: si la orina se presenta con un olor fuerte puede ser que haya una infección en el tracto urinario. Por otro lado, si hay una presencia de olor dulce esto puede ser un indicativo de que el cuerpo está eliminando exceso de azúcar en la sangre ante una posible diabetes.



En términos generales un mal olor corporal a menudo se trata de una condición natural, como ya hemos explicado al inicio de este texto, cuando no está relacionado con alguna enfermedad. Además se debe considerar que cada parte del cuerpo tiene un olor diferente y que también entran en juego factores como la edad, el tipo de alimentación o el sexo. 


*

El Doctor George Preti del Monell Chemical Senses Center de Philadelphia, tiene la certeza de que esta reacción corporal es parte del proceso evolutivo del ser humano: al permitirle al humano oler la enfermedad, éste tendrá mayores armas para combatirla a tiempo. Siempre toma precauciones y acude al médico ante la presencia de cualquiera de los olores que acabamos de describir. Escucha a tu cuerpo o, en este caso, huélelo y evita el progreso de una enfermedad que te robe la salud.


-

También puedes leer:


Lo que el olor de tu menstruación dice sobre tu salud

¿Qué significa el mal olor de tu cuerpo?


TAGS: Datos curiosos salud cuerpo
REFERENCIAS: Prevention The List Readers´s Digest

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Dirección Federal de Seguridad, el cuerpo de seguridad élite en México que encubrió al narco A ti, que aunque te di todo mi amor preferiste romperme el corazón Ella es la “Reina del Pacífico”, en Narcos, la serie de Netflix 5 razones por las que vas a querer estudiar y trabajar en Irlanda Juan José "El Azul" Esparragoza Moreno, el narco conciliador que se desconoce si aún vive Todo lo que tienes que saber del Corona Capital

  TE RECOMENDAMOS