4 formas en las que la ciencia justifica a los criminales

sábado, 11 de marzo de 2017 3:36

|Eduardo Limon



Dónde radica el mal es una pregunta que por siglos ha atormentado a la raza humana. ¿Acaso éste vive en el cuerpo de quien lo ejerce? Si la bondad reside en el corazón, los aciertos siempre provienen de la cabeza, ¿la malignidad proviene del estómago, de la espalda, de un pie quizás? Así como relacionamos a la compasión con la serenidad de la luz sobre el cuerpo, ¿deberíamos entender la malevolencia con el gobierno de la oscuridad? Es difícil explicar cuáles serían o son en verdad las características físicas –cuando menos los síntomas visibles– de lo que consideramos malo; especialmente si es que intentamos comprender las razones u orígenes para que alguien actué de manera desdeñable.

mente de un asesino mug black

Al respecto, y haciendo compañía a la filosofía en cuanto a estudio de los motores malignos se trata, la ciencia en sus muy diversas especializaciones ha hecho un gran esfuerzo desde los últimos años por esclarecer un poco más el porqué de un acto criminal, despiadado o fuera de sitio. En dicho camino de elucubraciones y nuevos hallazgos, pareciera que los neurocientíficos o estudiosos de la mente humana arrojaran una apología delictiva que no sólo sirviera de excusa, sino como cierta permisividad para la acción terrorífica. Sin embargo, no hay que equivocarnos, las consecuencias de estos actos, si bien explicadas en términos de genealogía o justificaciones formales, nadie niega que deban analizarse bajo lupas éticas y criticarse en líneas jurídicas.

mente de un asesino mugshots

Justificar biológicamente o dar explicación médica de la maldad no es exculpar legalmente, sino extender los horizontes del entendimiento en torno a mentes enigmáticas, dañinas y tal vez no anormales, pero sí detractoras de nuestro bienestar común.

Algunos de estos alegatos parten de estudios precisos o situaciones concretas que aparecieron en la historia ligadas a averiguaciones médicas.

1

Por ejemplo, en 1966, un exmarín llamado Charles Whitman de 25 años, tras asesinar a un policía, a su madre y su esposa, dejando una nota suicida en la que explica cómo no comprendía absolutamente nada de lo que hacía, que le era imposible frenar esos sentimientos inusuales e irracionales; fue sometido a una autopsia que reveló un dato que asombraría a los investigadores del caso: Whitman padecía de un tumor y una malformación que oprimía su amígdala, la región más primitiva del cerebro humano encargada de las emociones salvajes. Así, una redención clínica se abría paso para los estudios por venir.

mente de un asesino mugshot

2

El segundo suceso a tratar fue el de los hermanos Tsarnaev, responsables del atentado en el Maratón de Boston durante 2013. Aunque sus actos están íntimamente relacionados con motivos políticos, también se ha especulado sobre la relación de sus decisiones con un daño cerebral en el hermano mayor como consecuencia de sus años como boxeador. Si bien éste se enjuició sin escapatoria alguna y se descartó un perdón con base en esta suposición, dicha posibilidad se mantiene en el núcleo de sus resoluciones. Los especialistas han dicho al respecto que aún cuando un psicópata no pueda controlar sus impulsos, sabe perfectamente que está haciendo mal.

3

Las mismas conclusiones fueron previstas con Phineas Gage en 1848. Un hombre que después de sufrir un grave accidente en Vermont como constructor, el cual le travesó el lóbulo frontal y su mejilla, sufrió un cambio radical de personalidad. Aquél que solía ser un hombre apacible y racional, se convirtió entonces en un sujeto violento, ofensivo y lleno de odio. El daño nunca le exculpó, pero sí daba razón de sus actitudes.

mente de un asesino tom

4

En estudios contemporáneos, se ha descubierto que las enzimas conocidas como monoamino oxidasas son esenciales para controlar el comportamiento humano, romper neurotransmisores como la serotonina y la dopamina y asegurar que el cerebro permanezca en equilibrio químico. Se ha demostrado a partir de esta investigación que los bebés nacidos con un defecto en un gen relacionado con dichas enzimas tienen un riesgo nueve veces mayor de exhibir un comportamiento antisocial más tarde en la vida. Entonces, Adrian Raine, profesor de criminología en la Universidad de Pensilvania, ha encontrado que los bebés menores de 6 meses de edad que tienen una estructura cerebral conocida como cavum septum pellucidum –una pequeña abertura en una región delantera entre los hemisferios izquierdo y derecho– son seres humanos que desarrollan trastornos de conducta y enfrentan un mayor riesgo de arresto y convicción al crecer.

mente de un asesino tomo

Concluyendo, y aunque hayamos dicho en un principio que todo crimen o acto en perjuicio de la sociedad debe castigarse, no podemos sesgar nuestra mirada jurídica y menospreciar esta información en el estudio de casos, en la toma de decisiones penales y en el avance crítico de quienes se ganan, a primer golpe, el menosprecio de las comunidades. Para continuar con este tema y abrir tu propio criterio al respecto, puedes ver algunas Películas de asesinos a sangre fría que puedes ver en Netflix y ciertas claves para entender a los Asesinos informáticos: nuevas formas de matar desde internet.


**
Fuente:
Times

mente de un asesino mug




TAGS: asesinos
REFERENCIAS:
Eduardo Limon

Eduardo Limon


  COMENTARIOS