"Nuestro olfato es pésimo" y otros 9 mitos que creemos de nuestro cuerpo
Tecnología

"Nuestro olfato es pésimo" y otros 9 mitos que creemos de nuestro cuerpo

Avatar of Beatriz Esquivel

Por: Beatriz Esquivel

7 de abril, 2019

Tecnología "Nuestro olfato es pésimo" y otros 9 mitos que creemos de nuestro cuerpo
Avatar of Beatriz Esquivel

Por: Beatriz Esquivel

7 de abril, 2019

Los libros de texto nos han enseñado que sólo tenemos cinco sentidos, pero lo cierto es que algunos científicos cuentan hasta 20.

De la misma forma que la humanidad ha creado todo tipo de creencias alrededor de los fenómenos naturales que no podemos explicarnos, también hemos creado mitos con respecto a nuestro cuerpo a partir de cuestiones que la ciencia era incapaz de explicar o porque sinceramente a la fecha no tenemos forma de probar que algo resulta cierto. 

Un ejemplo clásico de nuestro cuerpo y los efectos de ciertos inventos tecnológicos, era el mito que aseguraba, ver la televisión desde cerca provocaría la pérdida de la vista o bien, que sólo tenemos 5 sentidos. Muchos de estos se han reproducido gracias a libros de texto sin actualizarse o porque simplemente están íntimamente inscritos en nuestras vidas y siguen pasando de generación en generación:

Tenemos un pésimo olfato 

Nuestro olfato es pésimo y otros 9 mitos que creemos de nuestro cuerpo 1Lo cierto es que podemos descifrar cerca de un billón de olores y cada especie puede distinguir algunos de mejor forma que otros, pero eso no nos hace malos para identificar u oler algo, simplemente diferentes. 

Las papilas gustativas 

Nuestro olfato es pésimo y otros 9 mitos que creemos de nuestro cuerpo 2Seguramente lo viste en tus libros de texto y has creído que nuestra lengua tiene regiones distintas para los diferentes sabores de la comida (dulce, salado, agrio y agridulce), pero lo cierto es que no se divide de tal forma. 

Lee más: La mutación genética que podría hacerte no sentir dolor ni miedo

Sólo reconocemos cuatro sabores

Nuestro olfato es pésimo y otros 9 mitos que creemos de nuestro cuerpo 3Pero lo cierto es que somos capaces de reconocer más que lo dulce, salado, agrio y agridulce. Umami es el quinto sabor que hace referencia al ácido glutámico, mejor conocido como glutamato. Éste está presente en quesos, carnes y algunas verduras o la salsa de soya, por ejemplo. Por otro lado, aún existen sabores que están en disputa como el de la grasa o sabor adiposo, o bien el del picor. 

O que sólo tenemos 5 sentidos

Nuestro olfato es pésimo y otros 9 mitos que creemos de nuestro cuerpo 4Lo cierto es que los científicos han denominado otros sentidos además de la vista, oído, olfato, tacto y gusto. Si bien no todos han sido aceptados por toda la comunidad científica, lo cierto es que en efecto tenemos más de 5. Entre los nuevos sentidos que se han incluido se incluyen la propiocepción, que es el que nos permite sentir los miembros del cuerpo sin la necesidad de verlos. Este es el que permite por ejemplo que un tenista pueda pegarle a una pelota o que puedas tocar una parte de tu cuerpo sin necesitar de un espejo. La termocepción que es la capacidad para sentir las temperaturas, si algo está muy caliente o frío; el sentido del equilibrio y hasta la nocicepción, el sistema que nos ayuda a sentir el dolor o lo que podría ser potencialmente hiriente o doloroso.

Lee más: La teoría que asegura que no cepillarte los dientes podría provocarte alzheimer

El apéndice no tiene utilidad

Nuestro olfato es pésimo y otros 9 mitos que creemos de nuestro cuerpo 5Este es un mito que ha perdurado por mucho tiempo, tanto que podemos extraerlo y nuestro cuerpo seguiría funcionando, no obstante, en algún punto de nuestra evolución y nuestros hábitos alimenticios el apéndice servía para digerir la celulosa, en particular cuando no dependíamos de cocer la comida para facilitar su digestión. Con el paso del tiempo el apéndice comenzó a hacerse más pequeño.  

Las huellas digitales son irrepetibles

Nuestro olfato es pésimo y otros 9 mitos que creemos de nuestro cuerpo 6Esta creencia está tan difundida que a la fecha es un método de identificación. Sin embargo, lo cierto es que aún no sabemos si en verdad no existen dos huellas iguales en todo el mundo. Somos tantos, que los registros que se tienen no son lo suficientemente significativos para poder afirmar con todo el peso de la evidencia si esto es cierto o falso… y de momento seguirá siendo una de las formas más útiles para saber la identidad de ciertas personas o criminales. 

Lee más: El gen que puede engañar a tu método anticonceptivo y hacerte quedar embarazada

Las uñas y el cabello siguen creciendo tras la muerte

Nuestro olfato es pésimo y otros 9 mitos que creemos de nuestro cuerpo 7Éste es un mito que se ha ido olvidando con el tiempo. Por un momento fue motivo de todo tipo de terrores y pesadillas, pero lo cierto es que una vez que morimos no hay actividad cerebral y por lo tanto no hay manera alguna de que se sigan produciendo células nuevas. En realidad lo que ocurre es que al morir nuestra piel se retrae, lo cual podría hacer lucir nuestras uñas y cabellos más largos que en el momento de la muerte. 

Nunca hay que despertar a un sonámbulo

Nuestro olfato es pésimo y otros 9 mitos que creemos de nuestro cuerpo 8Ésta es una regla que muchos han seguido a lo largo de sus vidas, en particular cuando el sonambulismo puede ser común y mientras no sepamos sus motivos. Sin embargo, en realidad no hay un motivo en particular por el que no se deba despertar a alguien en este estado más que es una tarea mucho más difícil que simplemente guiar a las personas de regreso a su cama y cuidar que no se lastimen. 

Existen personas con articulaciones dobles

Nuestro olfato es pésimo y otros 9 mitos que creemos de nuestro cuerpo 9Lo cual les permite doblar sus extremidades de más o en otras direcciones, pero lo cierto es que no hay ninguna persona que tenga articulaciones dobles, en realidad el término adecuado es hipermovilidad y quiere decir que esas personas tienen articulaciones más flexibles que otras. 

Te podría interesar:

Cómo tomar alcohol daña tu ADN según la ciencia
La verdadera razón por la que tienes los ojos rojos cuando sales de una alberca
Cómo aprender un idioma mientras duermes según la ciencia


Referencias: