NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

5 mitos sobre el frío y las enfermedades que debes dejar de creer

2 de enero de 2018

Carolina Romero

Tu mamá se equivoca: no es necesario usar suéter para no enfermar...



«Ponte el suéter o te vas a enfermar», decía tu mamá cuando eras niño —y quizá te lo sigue diciendo— pero por primera vez en su vida, se equivoca. No, el frío no ocasiona la gripa.


Aunque se llame “resfriado”, el frío no es el causante de la congestión nasal ni el cuerpo cortado propios de la gripa. La verdadera causa son los virus estacionales que están en el ambiente. Aunque un estudio elaborado por la National Academy of Sciences demostró que los rinovirus sobreviven más en bajas temperaturas y pueden aprovechar el clima frío, otro estudio del New England Journal of Medicine demostró que no tiene nada que ver.


 

Las causas reales son que, en tiempos de frío, de manera inconsciente las personas suelen estar más cerca. Esto provoca que la tos o los estornudos alcancen a más personas y por lo tanto, hay más contagios.

 

La confusión radica en el vínculo de causalidad. Cuando se está expuesto a bajas temperaturas, el cuerpo actúa de manera similar a cuando se tiene gripe. El sistema nervioso simpático se activa, el ritmo de la respiración y la frecuencia cardiaca aumentan y se liberan pirógenos, que son proteínas segregadas por el cuerpo para restablecer el calor y mantenerse a salvo.


Además de éste, hay otros mitos sobre el frío y tu cuerpo que debes dejar de creer:


-

Salir con el cabello mojado te enfermará



Tampoco es verdad. La explicación está basada en el principio anteriormente descrito: no es el frío lo que enferma, sino los virus que están en el lugar de interacción. Por lo tanto, ni mojarse la cabeza, los pies o cualquier otra parte del cuerpo ocasiona de manera directa ninguna enfermedad. Incluso hay especialistas que dicen que exponerse al frío podría ayudar para salir antes del malestar.


-

Para no tener frío debes taparte la cabeza



No se pierde la mayor parte del calor de tu cuerpo por la cabeza, como muchos piensan. Estudios recientes han demostrado que una persona pierde sólo entre el 7 y el 10 % del calor corporal en esta zona del cuerpo.


-

Beber no quita el frío



Sí, el alcohol produce una sensación de calor. Sin embargo, no se debe a que por sí mismo tenga un efecto de calefacción— las personas piensan que tiene sentido por lo inflamable de su naturaleza— En realidad, este efecto se produce porque al beber alcohol comienza la vasodilatación cutánea, esto impide que el calor salga del cuerpo.


-

El aire frío no hace que “se te suba”



El aire no emborracha, eso es claro. Lo que sucede es que, mientras bebes, el calor se acumula en el cuerpo y al salir de manera abrupta al exterior se da un cambio brusco de temperatura. Esto ocasiona una descompensación y el cerebro no sabe cómo actuar. Es por eso que la sensación de mareo es más fuerte.


-

Bañarse con agua fría hace que “se te baje”



Tampoco es verdad, por lo menos no científicamente. Incluso resulta contraproducente para los nervios, pues reciben sensaciones contradictorias en todo momento —el calor interno y el frío del exterior—. Al hacerlo, se puede producir dolor de cabeza y aumentar la sensación de dolor muscular al otro día, pues se acumula la tensión.


-

Conforme pasan los años, te das cuenta de que mamá tenía razón en cada advertencia que te hizo y en las que no. Pero también puedes saber más a detalle sobre tu cuerpo y cómo es que éste interactúa con la naturaleza que lo circunda.


**

Si quieres saber más sobre ciencia, conoce la teoría que afirma que tu smartphone está hecho para durar poco y obligarte a comprar más y descubre a la mujer que derrumbó el machismo de la teoría de Charles Darwin.


TAGS: Datos curiosos salud cuerpo
REFERENCIAS: The Conversation Live Science Verne Sin Embargo BBC

Carolina Romero


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Déjame que te cuento, el taller que demuestra que los niños son los escritores más creativos Llevaré puesto tu abrazo con la misma fuerza de tus besos Es ahora cuando percibo que heredé tu tendencia al desastre Preguntas sobre nuestro cuerpo que todos nos hemos hecho alguna vez en la vida La poesía es una total porquería cuando tengo frente a mí tu cuerpo desnudo Sé de memoria tu silueta, tu forma que se proyecta entre las sombras

  TE RECOMENDAMOS