INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

6 mitos sobre tu vagina que debes dejar de creer

20 de diciembre de 2017

Carolina Romero

Ni todas son iguales, ni se te hace "más grande si tienes mucho sexo". Conoce algunos de los mitos más generalizados sobre tu vagina.

The Story of Menstruation es el título de la primera cinta en la historia en usar la palabra “vagina”. Fue realizada por Disney y se exhibido en 1946 para intentar explicar a las chicas de entonces de qué va el ciclo menstrual femenino. Sin embrago, como puedes verlo, se evita a toda costa hacer referencias a la sexualidad.



Después de 50 años y en pleno siglo XXI, seguimos temiendo hablar de la vulva —y de la vagina—. Gracias a eso, se han tejido cientos de mitos sobre el órgano sexual femenino que lo único que logran es alimentar los prejuicios y la desinformación. Aquí algunos de los más difundidos:


-

"Todas son iguales"


 

Ni es ‘demasiado’ grande, ‘demasiado’ pequeña, ‘demasiado’ oscura o ‘demasiado’ clara. No hay una normalidad o una “vagina modelo”. Existen muchísimas variedades que hacen a cada vagina única.


-

"Los jabones especiales y duchas vaginales son buenas"


 

Si bien la vagina es un sitio lleno de microbios, no es necesario hacer limpiezas profundas ni tampoco usar nada parecido. Cada vagina tiene una fauna propia, conocida como microbioma y mecanismos que funcionan como un sistema de “autolavado”. Usar productos químicos para limpiarla, sólo provocará una alteración al nivel de acidez y puede causar serios problemas.

 

-

"Cualquier infección es derivada de bacterias"


 

Cuando empiezas a sentir que algo raro pasa con tu vagina, de inmediato vas corriendo a la farmacia porque supones que se trata de una infección por bacterias. Sin embargo, autodiagnosticar lo que sucede con tu zona íntima es un error en el que no debes caer; podrías estar empeorando algún problema simple. Por eso, debes visitar a tu ginecólogo con regularidad. 


-

"El flujo siempre es igual"


 

El flujo vaginal no es el mismo, varia según muchos factores: desde los hábitos alimenticios, la temperatura corporal y el uso de medicamentos.

 

-

"Si no tienes sexo, no hay que revisarla"


 

Este es un peligroso mito. La salud de la vagina no sólo depende de tener una vida sexualmente activa o no, sino de innumerables factores que implican los hábitos diarios. Es necesario llevar un control continuo para evitar cualquier dificultad.

 

-

"Se hace grande si tienes mucho sexo"


 

Falso. La vagina tiene una capacidad asombrosa para dilatarse —tanto así que al dar a luz, se abre para que pase un bebé— y regresar a su forma original. Si bien el paso de los años provoca que todos los músculos del cuerpo pierdan fuerza, siempre hay ejercicios para mantener los músculos vaginales elásticos y en perfecta forma.


Informarte sobre la salud de tus genitales es una obligación que no puedes dejar a cualquiera ni tomar a la ligera. Está demás decir que ante cualquier anomalía que notes en tu cuerpo, debes visitar un médico para recibir atención especializada. Conocerse sin mitos es la mejor manera de comenzar a amarse sin prejuicios.


**


Si quieres saber más sobre ciencia y salud, descubre por qué las mujeres son más propensas a morir de un infarto, según la ciencia y conoce los estudios científicos más ridículos de la historia.

TAGS: Ciencia Datos curiosos cuerpo
REFERENCIAS: Healt El Español

Carolina Romero


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

¿Qué dice realmente la nueva canción de Paul McCartney "Fuh You"? 6 datos que debes saber acerca de la pastilla del día siguiente El rasgo físico que delata que un hombre es infiel, según la ciencia 6 Reasons That'll Finally Convince You To Learn A Foreign Language Los beneficios (saludables y románticos) de dormir desnudo con tu pareja 10 canciones que no sabías inspiraron brutales asesinatos

  TE RECOMENDAMOS