INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Nipah: el virus asiático que podría acabar con la humanidad

8 de junio de 2018

Diego Cera

Gracias a las condiciones de vida en algunos países orientales, esta enfermedad podría propagarse rápidamente amenazando a toda la humanidad.



¿Qué puede más, una ratita enferma o toda Europa? 



Aunque un solo zapatazo bien pudo haber matado al roedor, quizá la respuesta real no sea precisamente la más obvia. A lo largo del siglo XIV las ratas fueron, al menos durante mucho tiempo, las ganadoras indiscutibles de esta contienda, pues se les atribuyó el contagio y la propagación de una de las epidemias mortales más importantes en toda la historia: la peste negra. Al menos eso es lo que se pensaba hasta hace unos meses, pues un grupo de científicos de las Universidades de Oslo y Ferrara afirmaron que la epidemia fue causada por las pulgas y piojos que vivían en el cuerpo humano.



No obstante de que el mito de la peste negra ha sido desmentido, en el mundo existen al menos 50 enfermedades que los humanos pueden adquirir al entrar en contacto con algunos animales. Desde la rabia hasta el hantavirus, muchas de estas infecciones tienen al menos un tratamiento que controla sus síntomas; no obstante, no siempre es de esa manera. Una peor noticia es que la lista sigue creciendo, mas no la creación de vacunas o tratamientos que frenen o aligeren los problemas de salud que provocan estas enfermedades.



Desde 1998 un virus dentro de la familia de las zoonosis comenzó a atacar a la población de Malasia e India de una forma agresiva y aparentemente imparable. Los primeros brotes del virus Nipah aparecieron en los criadores de cerdos en Malasia matando aproximadamente a 100 personas, lo que provocó el sacrificio de al menos un millón de puercos en todo el país. Sin embargo, de manera inesperada el Nipah volvió a aparecer, pero esta vez en algunas comunidades de Bangladesh —a 3,762 km de distancia de donde se detectó el primer brote.



Lo extraño para muchos científicos es que de los primeros 4 casos en la India ninguno de ellos tuvo contacto con cerdos, pero sí con agua extraída de un pozo infestado de murciélagos frugívoros. Los datos arrojados por el Centro Nacional para el Control de Enfermedades de la India apuestan porque estos animales son la razón principal de los brotes en la India, aunque lo que realmente les urge encontrar un tratamiento efectivo para esta enfermedad cuyo índice de mortalidad va del 40 al 75 %, dependiendo de las condiciones socioeconómicas de las personas.



«... las cifras varían en función del brote; si éste se declara en un país donde de los medios para diagnosticarlo y tratarlo son escasos, la mortalidad aumentará».
— Elena Trigo, médico especialista en la Unidad de Medicina Tropical y del Viajero del Hospital La Paz- Carlos III



Hasta ahora el único tratamiento posible es el que se creó para el Hendra —un virus "primo-hermano" del Nipah—, no obstante aplicarlo a un humano todavía no es 100 % seguro, ya que sólo se ha probado en caballos. Por lo pronto, lo único que le resta a la humanidad es esperar que este problema de salud no se salga de control, pues gracias al movimiento de los anti-vacunas, el Nipah y un regreso casi inminente de la peste bubónica, es posible que en pocos años comencemos a ser testigos del fin de la raza humana.


TAGS: Asia salud Enfermedades crónicas
REFERENCIAS: ABC New York Times La Vanguardia

Diego Cera


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Manny “Pac-Man” Pacquiao, la historia de cómo sobrevivir en Filipinas Lo que debes saber acerca de Pornhub El siniestro inframundo maya a donde los muertos viajaban Todo lo que tienes que saber del Festival Luztopía Wildlife Photographer of The Year: las mejores fotografías de la vida salvaje en 2018 13 disfraces que te harán ganar el concurso de 6 mil pesos en Pinche Gringo

  TE RECOMENDAMOS