INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

¿Convertirte en un meme te puede llevar a quitarte la vida?

11 de noviembre de 2017

Carolina Romero

Antes de volver a compartir un meme, pregúntate: ¿quiero ser parte del sufrimiento de alguien más?

«Definitivamente pasé por un período en el que estaba muy, muy deprimida. Pero nunca dejé que nadie me viera así excepto personas en las que podía confiar. Tuve algunos momentos muy oscuros en los que pensé en suicidarme».



¿Qué fue lo que le ocurrió a Caitlin Upton para llegar a un estado de desesperación tal? Literalmente, ser la burla de todo el mundo. Las cosas sucedieron así: cuando tenía 18 años, Caitlin participó en un certamen de belleza para adolescentes en Estados Unidos. El juez formuló el siguiente cuestionamiento:


«Según una encuesta reciente, una quinta parte de los estadounidenses no pueden ubicar a EEUU en un mapa del mundo, ¿A qué crees que se debe?»


A lo que la joven contestó:


«Personalmente creo que los estadounidenses no son capaces de hacerlo porque… algunas personas en nuestro país no tienen mapas y creo que nuestra educación es similar a la de Sudáfrica, Iraq, en todas partes». Sí, fue una contestación sin sentido. De inmediato, su imagen comenzó a ser la mofa de Internet; millones de memes comenzaron a compartirse en infinitas redes sociales. «Bueno, pero es un chiste» podrían pensar algunos; sin embargo, las cosas se pusieron mucho más oscuras para la adolescente:


«Un grupo de chicas me llevó a esta fiesta en la Universidad de Carolina del Sur. Entré, y todo el equipo de béisbol me rodeó y me apaleó con los comentarios más duros y mezquinos que había escuchado en mi vida»



La exconcursante de belleza también confesó que recibió una carta en el buzón de sus padres donde un sujeto la amenazó con quemar su cuerpo para que luego fuera comido para las hormigas. Además, que Miss Teen USA no la ha llamado más. 


Como esta, miles de historias de dolor y sufrimiento se entretejen en lo que podría ser, para algunos, una inocente imagen que causa gracia. Desde niños de meses nacidos con alguna enfermedad terminal, hasta ancianos en situaciones de calle han sido víctimas de este fenómeno. Debido a la masificación de las imágenes, cualquiera puede ser sorprendido en un mal momento y convertirse en unas cuantas horas, en la burla nacional –o internacional– despiadada.


«Cuando una de estas mafias te elige es como el terror lovecraftiano. Sólo te aguarda la locura. Hacer algo al respecto puede estar más allá de tu poder como individuo» , dijo para Norte Digital James Grimmelmann, especialista en leyes de Internet y profesor de la Universidad de Maryland.



Apelando a la honestidad, son pocos —sino es que nulos— los usuarios de redes sociales que miran un meme gracioso donde está una persona de la que desconocen por completo su contexto y se abstienen de compartirlo. El instinto social por ser aceptados y por construir cierta "reputación" virtual, impulsa a cualquiera a hacerlo.


Sin embargo, vale la pena reparar un minuto y hacerse las siguientes preguntas: ¿y si la imagen que comparto transgrede la integridad de quien está retratado?, ¿estoy afectando a alguien cuya historia de vida desconozco?, ¿sufrirá al ver que está siendo ridiculizado por millones de personas? Si la respuesta es positiva, vale la pena preguntarse: «¿quiero ser parte del sufrimiento de alguien más?»



En el caso de niños, el problema se agrava aún más. En la mayoría de los casos, los pequeños ni siquiera están informados de que su imagen será subida a Internet y mucho menos saben que en la red nada desaparece. Si una imagen suya se vuelve viral, será algo que los acompañe por el resto de sus vidas, ¿es justo?


No es ser aguafiestas, ni censurar el uso de imágenes que circulan libremente en las redes sociales, sino ser más responsables a la hora de compartir contenidos; detrás de este, existen personas, vidas particulares igual de susceptibles a las de cualquiera. Sólo piénsalo un segundo: nadie te asegura que el próximo no seas tú.


*


Si quieres saber más sobre ciencia, descubre las 8 maneras seguras de navegar en Internet si valoras tu privacidad y conoce qué es la gente sombra: la misteriosa presencia que te atormenta por las noches

TAGS: Internet Datos curiosos Problemas
REFERENCIAS: UZ Magazine Norte Digital

Carolina Romero


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Here's Why Claudia Romo Edelman Believes You Can Change The World 4 consejos para convertirte en viajero si tienes un trabajo muy demandante Pinturas de Philip Barlow que demuestran cómo ve el mundo la gente con miopía Ideas para tus selfies cuando no sabes cómo posar Fiesta de El Porvenir, el gran evento del vino mexicano que casi nadie conoce La enfermedad que regresó gracias a los antivacunas y está a punto de iniciar una epidemia

  TE RECOMENDAMOS