PUBLICIDAD

TECNOLOGIA

Pokémon Legends Arceus: El mejor juego de la serie en más de 15 años

Por fin se cumplió nuestro sueño de capturar Pokémon salvajes en un enorme hábitat, mientras exploramos libremente distintos ecosistemas. ¿No fue eso lo que siempre quisimos?

Ya son 26 años de una fórmula que mantuvo a una saga de videojuegos como unas de las propiedades más valiosas en la industria del entretenimiento. Sin embargo, después de 26 años haciendo lo mismo, cualquiera se cansa. Y sí, estamos hablando de Pokémon.

Nintendo, The Pokémon Company y Game Freak han hecho de todo con Pokémon para mantenerlo familiar e interesante, pero lo han hecho con muchas reservas. La estructura básica de los juegos principales no cambió. La exploración y las batallas habían sido las mismas, con algunas reglas que iban y venían, pero no afectaban demasiado la estructura.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Quienes han jugado Pokémon en serio han compartido el mismo sueño: un juego en el que pudieras explorar libremente un área, ver a los Pokémon salvajes deambulando en su hábitat natural, enfrentarlos y capturarlos en tiempo real.

Parecía que el potencial de Pokémon todos lo veíamos excepto Game Freak… hasta ahora.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Pokémon Legends: Arceus se toma en serio ese sueño de muchos fans. Nos deja ver que el área silvestre de Sword & Shield, y las áreas del DLC de esos juegos, fueron un experimento. Ahora ya entendieron qué y cómo hacerlo.

El mapa de Pokémon Legends: Arceus no es un mundo abierto como el de Zelda: Breath of the Wild; lo que ofrece es algo más parecido a Monster Hunter: grandes espacios abiertos, pero limitados a ciertos ecosistemas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El tamaño, diversidad y diseño de las áreas son suficientes para no renegar de ellas. Con una sola basta para perderse hasta por ocho o 10 horas seguidas; hay tanto por hacer, encontrar y entrenar, que sientes como que nunca se acabará.

Lo más importante es que este diseño hace sentir a los Pokémon como lo que siempre imaginamos, o incluso como lo que la serie animada siempre nos mostró: seres encantadores, poderosos y peligrosos. No es lo mismo ver a un Snorlax dibujado con pixeles en la pantalla de tu Game Boy, que ver a una criatura que mide el doble de tu personaje y tiene la capacidad (e intención) de comérselo vivo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Este aspecto transforma por completo lo que pensamos y sentimos al jugar Pokémon. Ya no es tan predecible ni tan inocente. Ahora sí la piensas dos veces antes de ir tras un Mr. Mime, un Ursaring o un Rhydon.

Una historia decente en un juego de Pokémon

Aquí no eres el niño de una aldea remota que sueña con convertirse en maestro Pokémon. Eres un forastero o forastera adolescente que llega a ayudar a los aldeanos de una era antigua, cuando los Pokémon eran percibidos como seres extraños y extremadamente peligrosos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

No llegas por casualidad. Alguien o algo te quiere ahí para que encuentres a todos los Pokémon y aprendas todo lo importante acerca de ellos, y tiene que ver con “el futuro”, o bien, la era en la que usualmente ocurren los juegos principales de la serie.

La trama nunca ha sido uno de los puntos fuertes de Pokémon. El mundo es curioso, pero suele serlo más por las criaturas que por los humanos con quienes interactúas. En esta ocasión, Pokémon se siente más como lo que se supone que es: un JRPG. Hay habitantes de la Aldea Jubileo que te contarán sus problemas y solicitarán tu ayuda, en un nivel más profundo al que estamos acostumbrados.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Tampoco esperes un argumento nivel Final Fantasy, pero puedes contar con personajes con dificultades serias y personalidades interesantes, lo suficiente para simpatizar con ellos o los desprecies con buena razón.

No obstante las escenas cinemáticas son constantes y los diálogos son lentos, a grado tal que interrumpen el ritmo que uno quiere llevar con la aventura. Si no te interesa la historia, al juego no le importa, igual te la va a contar a su manera.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El argumento principal enriquece esa perspectiva de los Pokémon como criaturas raras, en las que no sabes si confiar o no.

No daremos spoilers, pero te podemos decir que si estás familiarizado con los juegos Diamante y Perla (los cuales acaban de recibir remakes) disfrutarás varias referencias hechas para ti.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Está feo, ¿y?

Hay que hablar del Phanpy en la habitación: los gráficos. Lo que has visto es cierto. Entornos, personajes y animaciones no son mejores que las vistas en Sword/Shield. Este es el aspecto más descuidado y muchos fans tienen razón en su molestia.

De vez en cuando los cuadros por segundo caen, las animaciones de Pokémon lejanos son de solo dos cuadros y sus movimientos de ataques son prácticamente tan básicos como los de los juegos de 3DS.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Pero, ¿sabes qué? No importa. A mí no, al menos. No importa porque el juego es tan vasto y profundo, y ofrece una experiencia tan mágica y anhelada, que se le perdona. De verdad, lo compensa.

Detestar Pokémon Legends: Arceus solo por cómo luce es como despreciar las caricaturas de Hanna-Barbera solo porque reciclan los fondos de escenarios cuando los personajes avanzan en su troncomóvil.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Más allá de los gráficos, hay unas cuantas cosas que fastidiaron nuestras sesiones de juego. La primera de ellas: el zurrón. La bolsa en la que cargas los objetos que recoges y de los cuales te vales para fabricar pokébolas y otras herramientas, tiene muy poco espacio. Para ayudarte con eso hay un guardia en Villa Jubileo que, por algo de dinero, te abre más espacio en el zurrón.

La cuestión es que cada vez que solicitas el servicio, te cobra más caro. Nunca es suficiente espacio. Primero te cobra 100, luego 200 y, para cuando te das cuenta, un nuevo espacio te sale en 5,000.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Hay tantos objetos por recoger que en menos de cinco minutos debes volver a un baúl a vaciar la bolsa y luego regresar a explorar. Esta mecánica es cansada y pudo ser mejor manejada, pero al mismo tiempo te obliga a tener una buena estrategia: de lo contrario el juego sería mucho más fácil.

Hay un par de Pokémon que destacan en esta aventura por lo quisquillosos que pueden ser. Paras y Murkrow son buenos ejemplos. Arruinan con facilidad tu stealth y son complicados de perder de vista. Es molesto. A veces muy molesto. Pero también tiene su encanto. Para bien y para mal, hace sentir más vivo a este mundo y les brinda personalidad a estas criaturas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Pokémon Legends: Arceus es una de esas grandes y agradables sorpresas, la cual desde ahora empieza a definir al 2022 posiblemente como uno de los mejores años en la historia de los videojuegos. Tiene unas cuantas imperfecciones, pero son fáciles de ignorar. Este es, en definitiva, el mejor juego de Pokémon de los últimos quince años, una reinvención maravillosa de la fórmula y una entrega que marca el inicio de una prometedora era para la serie.

Ahora sí: ¡Atrápalos a todos… si es que te atreves!


Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD