INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

El popote de semilla de aguacate que ayudará a ganar la batalla contra el plástico

16 de julio de 2018

Alma Gómez

La semilla del aguacate permite producir, además de popotes, cubiertos sustentables que pueden compostarse para reincorporarse en el medio ambiente como una nueva fuente de nutrientes

Cada que salimos a divertirnos y pedimos algo para tomar en cualquier establecimiento

, nos traen la bebida acompañada con un popote que supuestamente nos ayudará a ingerirla de una manera más cómoda sin importar qué tipo de líquido tomemos o el recipiente en el que se encuentre; no obstante, cuando solicitamos algo más se nos entrega otro popote y muchas veces sin darnos cuenta lo utilizamos sin ser necesario y sin pensar en el daño que le hacemos al planeta.
Y aunque parezca inofensivo el hecho de utilizar este tipo de artículos, cada vez resulta más alarmante que lo hagamos
.

Aunque vemos estas acciones como algo cotidiano, no siempre fueron así, pues el implemento de productos desechables registró un incremento a lo largo de la historia porque la sociedad se acostumbró a utilizar artículos que son reemplazados en poco tiempo. Para dar un ejemplo, el tiempo promedio de vida de un popote es de 20 minutos, antes de ir a parar a un océano y de ahí al estómago de algún animal.



Desde 2017 el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente creó una campaña para erradicar la acumulación de plásticos en todos los océanos. La campaña Mares Limpios pide a distintos gobiernos que se comprometan con políticas que favorezcan la reducción y eliminación de polímeros. También invita a las grandes industrias a rediseñar a algunos productos para minimizar la producción de este tipo de material, además de
pedir a los ciudadanos que abandonen los hábitos que contribuyen a generar residuos
debido a que en un corto plazo causarán daños graves e irreversibles en el medio ambiente. Se estima que gracias al implemento del plan para salvar los mares para 2022, se reduzca el uso de desechables de un solo uso.

Puesto a que el plástico tarda alrededor de 500 años en desintegrarse, muchos de estos residuos llegan al mar y afectan la fauna marina. Al año se acumulan toneladas de este material que se alojan y propagan por todo el mundo. El Foro Económico prevé que si se continúan utilizando los popotes y todo tipo de materiales de plástico para 2050 existirá más plástico en el mar que peces.



Aunque los popotes se inventaron como una medida de higiene a fin de evitar el contagio de ciertas enfermedades, actualmente se utilizan como una herramienta que facilita la ingesta de bebidas.

Se han buscado distintas soluciones a este problema, por eso se promueven diferentes campañas que buscan eliminar su uso. Otra alternativa a dicho inconveniente es la propuesta por la compañía Biofase, misma que ofrece el implemento de popotes elaborados con biopolímeros de semillas de aguacate, un producto biodegradable que se desintegra en 240 días. Durante el proceso primero se realiza la recolección de la semilla para extraer los biopolímeros vírgenes que permiten hacer una transformación química que ayudará a conseguir termoplástico, finalmente se obtienen las resinas de bioplástico para someterse a un proceso de modelación que dará paso a los productos terminados.



Biofase es un empresa tecnológica mexicana que desde 2012 se especializó en la producción de plástico biodegradable. Scott Munguía, fundador de la compañía, consideró que el aguacate tenía más propiedades de las que se le conocían, las cuales le permitían no sólo generar comestibles, pues su potencial iba más allá. El resultado fue la generación de una resina biodegradable que permite producir, además de popotes, cubiertos sustentables ya que ambos pueden compostarse para reincorporarse en el medio ambiente como una nueva fuente de nutrientes, o sólo pueden desecharse con los residuos orgánicos en donde completarán su fase de desintegración.

La ventaja de estos popotes es que se crean a base de fuentes vegetales. Además pueden emplearse tanto en bebidas frías y calientes sin perder su firmeza. Por otra parte, aunque están creados con dicha semilla, no provocan que los diferentes líquidos pierdan su propiedades, pues al ser absorbidos no se altera el sabor original de las bebidas. Actualmente se encuentran a la venta los paquetes de 150 piezas a 50 pesos y pueden adquirirse a través de la página oficial de Biofase, y por medio de diferentes distribuidoras.



Estos productos son distribuidos en 11 países y se espera que su producción favorezca la creación de bolsas, vasos y platos que ayudarían a reducir el impacto ambiental. Además, distintas empresas han considerado el implemento de esta fuente vegetal para la creación de moldes y la transformación de plásticos. Aunque actualmente se opte por estos recursos, es importante que tomemos conciencia sobre el uso responsable y mesurado de dichos productos.

***

El daño al medio ambiente quizás podría ser la razón por la que dejes de usar plástico, recuerda que este material tarda muchos años en degradarse.

TAGS: Hábitos Medio ambiente crowdsourcing
REFERENCIAS: "Mares Limpios", una campaña que lucha para limpiar los océanos Contaminación por el plástico Popote... ¿más plástico que peces en el mar? Biofase

Alma Gómez


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Razones por las que 1968 fue uno de los años más importantes para las luchas sociales La red de sacerdotes pederastas que abusó sexualmente de más de mil niños durante 70 años 5 datos históricos sobre la figura del Diablo que seguramente no conocías 12 fotografías de la nueva relación de Cara Delevingne y Ashley Benson Tlacuilos: la historia de los artistas anónimos del México prehispánico La película que muestra que la religión te convierte en un idiota fanático ignorante

  TE RECOMENDAMOS