Por qué el porno ultraviolento y de violaciones es el más buscado
Tecnología

Por qué el porno ultraviolento y de violaciones es el más buscado

Avatar of Beatriz Esquivel

Por: Beatriz Esquivel

7 de septiembre, 2018

Tecnología Por qué el porno ultraviolento y de violaciones es el más buscado
Avatar of Beatriz Esquivel

Por: Beatriz Esquivel

7 de septiembre, 2018

El porno violento o de violaciones es un género en el cual la línea entre la actuación y la realidad puede difuminarse fácilmente. ¿Será que por ello es tan popular?


Si hay una industria que se caracteriza por su diversidad, es la pornográfica. Incluso hay reportes de cómo es una de las industrias en las que las mujeres ganan más que los hombres; no obstante, como todo, hay dos caras de la moneda. La profesión conlleva muchos estigmas, las actrices por lo general se enfrentan a discriminación y hasta abusos por parte de los espectadores. 


post-image


Mucho se habla de cómo las actrices tienen el control de la grabación, pueden parar cuando lo deseen y no están obligadas a realizar actos fuera de su contrato; aun en aquellas escenas de ficción que prentenden violaciones y castings falsos. No obstante, han salido a la luz casos en los que los actores se ven obligados a hacer escenas con las que no están cómodos o hay abusos como tal. Escenas donde la línea entre actuación y la realidad se pueden difuminar muy rápido ante el espectador.


post-image


Al mismo tiempo, estamos en una época en la que más mujeres se involucran en la dirección y producción de pornografía; crean movimientos de pornografía feminista y proveen material pensado para mujeres; en específico, para el placer de éstas —sean las actrices que lo estelarizan o sus espectadoras—. Pero, al tiempo que el mercado crece para ese tipo de pornografía, se ha encontrado que las mujeres están consumiendo cada vez más material violento y misógino en línea


post-image


El incremento de consumo también está relacionado con las fantasías sexuales de las mujeres; de acuerdo con Vice, investigadores de la Universidad del Norte de Tejas y la Universidad de Notre Dame encontraron que el 52 % de las mujeres han tenido fantasías de sexo forzado con un hombre, el 32 % de ser violadas y el 28 % de ser forzadas a practicarle sexo oral a un hombre. En otras palabras, el 62 % de las mujeres reportaron haber tenido al menos una fantasía de sexo forzado


post-image


Otras estadísticas muestran que aquellas mujeres que son más propensas a ver porno extremo por lo general han sufrido agresiones sexuales y violencia psicológica. Aunque la realidad es que aún es difícil saber el fin con el que ven este tipo de pornografía


«No sabemos si están viendo por mero interés, haciéndolo porque eso es lo que sus novios o parejas quieren o si de hecho se están masturbando con ese material». Declara el doctor Gail Dines del Wheelock College. 

post-image


Además, se han vinculado casos de ataques sexuales y hasta asesinatos en la vida real con el consumo de pornografía violenta. Un caso de este tipo aconteció en Londres, después de que Nathan Matthews fuera culpado del asesinato violento de su hermana menor, evento ocurrido al ver un filme titulado “virgen adolescente es violada en su propia casa”. En ésta y otras situaciones, el argumento utilizado para condenar el porno ultraviolento es que normaliza esas conductas en la vida real. Lo cual abre especulaciones sobre si su consumo lleva a la agresión sexual o no.


post-image


Ante estos estímulos con el transcurso del tiempo es necesario consumir material cada vez más fuerte que "funcione" en cuanto a la excitación y el orgasmo, lo cual podría explicar, en cierta medida, por qué el número de visitas al porno ultraviolento sigue incrementando.


post-image


La pregunta que queda pendiente de resolver es qué efecto tiene este género pornográfico en nuestra sociedad y la responsabilidad de sus productores, los cuales, técnicamente, responden a una necesidad del mercado.


*

Te podría interesar:


Qué dice de ti el porno que buscas en Internet

8 preguntas que siempre tuviste sobre el porno