INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

La razón científica por la que las mujeres gimen durante el sexo

15 de octubre de 2018

Beatriz Esquivel

El instinto, la reproducción de la especie y el placer están íntimamente relacionados con los gemidos femeninos, a veces llamados "vocalizaciones copulatorias".


Los gemidos durante cualquier actividad sexual son algo totalmente natural. No obstante, más allá del placer y de lo que los medios tradicionales y el porno nos han enseñado, los gritos de las mujeres también tienen una razón científica y biológica.


Algunas especies animales utilizan los gemidos y el ruido para aparearse, encontrar a la pareja sexual más apta y obtener un mejor esperma, por lo que se trata de una cuestión de supervivencia. A través del ruido algunos animales se aseguran de que su especie se siga reproduciendo, puesto que su vocalizaciones pueden atraer a parejas más aptas.


En el caso de los humanos, aunque las mujeres no gimen para atraer a otros hombres, estas vocalizaciones son motivo de excitación, por lo que en teoría facilitarían la cópula y por lo tanto, beneficiarían la reproducción.



Vocalizaciones copulatorias: más allá del cliché


Se ha encontrado que los gemidos no sólo incrementan conforme la mujer alcanza el orgasmo, sino también cuando su pareja sexual está por llegar al orgasmo, lo cual se convierte en un estímulo que facilita la eyaculación y aumenta el autoestima de la pareja sexual.



Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas. El afán de gemir durante el sexo para demostrar cuán placentero es, también puede hacer que las mujeres no alcancen el orgasmo. Ian Kerner, psicoterapista, lo explica:


«Durante el sexo, conforme las mujeres se acercan al orgasmo, partes del cerebro que están asociadas con el estrés, actividades y emociones fuertes, de hecho comienzan a desactivarse, y las mujeres usualmente entran a un estado de trance… Si una mujer se siente obligada a gemir para indicarle a su pareja que está disfrutando el sexo, el mero acto de gemir puede sacarla de esa habilidad de entrar a ese estado de trance y realmente tener un orgasmo».


-

Benéfico para la satisfacción sexual


De acuerdo con algunos estudios, aquellas personas que gimen más reportan mayor satisfacción durante el sexo que quienes casi no gimen o hacen ruido. Al mismo tiempo, resulta un refuerzo positivo para su pareja, lo que puede devenir en mejores encuentros sexuales y según los Archives of Sexual Behavior, ayuda a fortalecer la relación de pareja y facilitar la sincronización de los orgasmos.



-

La pornografía y la cultura pop


Gemir es un acto instintivo de nuestra especie, a pesar de que la pornografía ha cambiado la representación del sexo y sus sonidos. El cine para adultos se ha hecho pensando en el placer masculino, esto ha orillado a que sus actrices exageren sus gemidos y otros ruidos, puesto que resulta una forma ideal de demostrar el placer que la mujer siente, ante la falta de un “orgasmo visual” como la eyaculación, según la teoría de John Corbett y Terri Kapsalis.



Los gemidos también han sido llevados a la cultura pop a través de canciones en la que se incluyen al ritmo de letras sugerentes, explotando aún más la sensualidad de las artistas para el beneficio de las ventas.


-

La prevalencia de los gemidos como demostración sonora de placer también ha provocado la idea de que algunas mujeres acostumbras fingir un orgasmo de esta manera, así como simular un grado de excitación que no están sintiendo. En ese sentido, Tess Baker describe el poder que puede tener una simple vocalización en el desarrollo de la vida sexual:


«Quizá, después de décadas de entender estos sonidos bajo los términos de nuestras experiencias, las mujeres han encontrado una verdad en lo que alguna vez fue un artificio. Al ofrecer los sonidos vocales que su pareja espera sólo cuando realmente están experimentando el placer, las mujeres se han convertido en los agentes conductores en un encuentro heterosexual, creando un ciclo de comunicación positivo en el que sus parejas están más satisfechas —y, por lo tanto, también ellas—».



Intencionados o no, queda en nuestras manos reconocer que los gemidos tienen su razón de ser desde la perspectiva evolutiva y simplemente disfrutarlos sin importar cuán vocal seamos o nuestra pareja lo sea.


*

También te puede interesar:


La razón evolutiva por la que algunos hombres pueden mantener una erección después de eyacular

7 extrañas ideas sobre el placer femenino que se creían en el pasado


TAGS: Sexo Orgasmos Mujeres
REFERENCIAS: Prime Mind, "The Origins of Orgasmis Moaning". JSTOR. John Corbett y Terri Kapsalis, "Aural Sex: The Female Orgasm in Popular Sound". Dr. Justin Lehmiller, "Panting, and moaning, and screaming, oh my! Why Noisy Sex is Better Sex". Elizabeth A. Babin, "An examination of predictors of nonverbal and verbal communication of pleasure during sex and sexual satisfaction".

Beatriz Esquivel


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Robbie, indie y amor: 25 fotos de cómo se vivió el primer día en el Corona Capital 2018 La extraña razón por la que están naciendo bebés sin extremidades en Europa Leopoldo II: el emperador que provocó un genocidio de más de 10 millones de africanos Frases en francés para tu próximo tatuaje 5 Formas fáciles y seguras de rejuvenecer tu vagina La peligrosa moda de lavar y reúsar condones

  TE RECOMENDAMOS