¿Por qué no es necesario saber inglés para ser alguien culto?
Tecnología

¿Por qué no es necesario saber inglés para ser alguien culto?

Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

7 de febrero, 2017

Tecnología ¿Por qué no es necesario saber inglés para ser alguien culto?
Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

7 de febrero, 2017



Nadie pondría en tela de juicio que The Beatles cambiaron la música para siempre. Para algunos, se trata de la banda más importante de la historia del rock, título que comparte –según un sector de la crítica– con The Rolling Stones. De la misma forma, resulta complicado encontrar un escritor más oscuro que Poe, más denso que Joyce y más terrorífico que Lovecraft o el propio Stephen King.

Borroughs, Kerouac y el resto de la Generación Beat inauguraron la literatura que sirvió de inspiración para el movimiento contracultural que cambió la percepción del mundo en los sesenta, mientras en materia cinematográfica, pocos son capaces de transmitir lo que Kubrick y su obsesión con la simetría y la perfección.

simetria kubrick odisea 2001

Tal y como expresan los ejemplos anteriores, el pensamiento del mundo occidental parece girar en torno a un único idioma que gobierna sutilmente la producción literaria, musical, cinematográfica, científica y cultural del globo. Sin advertirlo demasiado, la lengua de Shakespeare se levanta como el referente por antonomasia en un contexto que –irónicamente y cada vez con más fuerza– homogeneiza todas las manifestaciones culturales bajo el discurso de multiculturalidad.

 No hace falta escapar del dominio anglosajón para hablar con sobrado conocimiento de causa sobre la cultura más relevante en la actualidad: las series de televisión, novelas y todos los saberes principales del mundo contemporáneo parecen converger y girar alrededor de la cultura pop que –no por vana y superficial, sino por simplificadora– reduce la viabilidad de cualquier otra expresión humana en un idioma distinto.

miley cyrus aprender ingles

¿Por qué es tan importante el inglés?


Se trata de la circulación de un discurso impuesto con el peso de la historia y las relaciones sociales por encima del sinfín de idiomas que se hablan sobre la Tierra. Para el individuo promedio no angloparlante, aprender inglés se convierte en una obligación, pues su aceptación a nivel mundial es indiscutible: desde sus primeros años de vida, en las aulas y fuera de ellas, el idioma del Imperio Británico habrá de perseguirle, tanto en la formación académica como en el entorno inmediato.

Sin importar su lengua materna ni ubicación geográfica, dominarlo será requisito fundamental, pues el idioma propio carece del eco y la relevancia que mundialmente ostenta el inglés. La exigencia por comprenderlo se manifiesta en un sinfín de formas, desde las políticas de educación que lo integran de forma obligatoria a un plan curricular a todos niveles, la música que llega hasta sus oídos, las películas de Hollywood que mira como entretenimiento y hasta las exigencias que más adelante habrá de afrontar en el mundo laboral.

Lalaland aprender ingles

Sin embargo, tal aceptación no se debe a la supuesta "facilidad" para aprenderlo. La lingüística demuestra que no existe idioma alguno que suponga un nivel idénticamente sencillo para cualquier aprendiz, sin importar su lengua materna, como comúnmente se cree, ocurre con el inglés. En realidad, la simplicidad para dominar un idioma varía según la raíz idiomática y mientras algunas lenguas encuentran asequible la pronunciación anglosajona y compleja la gramática, a otras les ocurre exactamente lo opuesto.

La preeminencia del inglés a nivel mundial tampoco responde a un convenio internacional, o a su adopción por comodidad. De hecho, su presencia en la mayoría de manifestaciones artísticas, culturales, científicas y humanas obedece a cuestiones históricas, de dominio y expansión mundial del capitalismo en los últimos cinco siglos.

aprender ingles social network

El inglés llegó a todo el globo de la mano del dominio ultramarino del Imperio Británico. Australia y los propios Estados Unidos aprendieron el idioma descendiente del anglosajón a sangre y fuego, olvidando el de sus nativos originarios. Lo mismo ocurrió en Sudáfrica, India y la gran parte de los territorios que hicieron del inglés el principal canal de comunicación con el que viven, sueñan, piensan y se expresan más de 300 millones de personas alrededor del mundo. La cifra parece abrumadora; sin embargo, se trata de poco menos del 13 % de la población mundial. El dominio de esta lengua y su influencia cultural llegó con la expansión económica y territorial, la conquista y el colonialismo alrededor del mundo.

En suma, el resto del globo parece incapaz de contar algo desde cualquier otro horizonte idiomático. Ante tal panorama se dilucida una pregunta esencial: 

¿Será que los otros miles de idiomas que se hablan en el mundo no tienen nada importante qué decir?

bukowski aprender ingles

Con toda seguridad, el mundo tiene directores de cine tan prominentes como Stanley Kubrick, escritores tan controversiales y disruptivos como Charles Bukowski, músicos (y géneros distintos al rock) tan vanguardistas y prolíficos como en su momento lo fueron David Bowie o Bob Dylan; sin embargo, sus discursos (empezando por el idioma y las diferencias culturales e ideológicas, que responden a intereses estructurales y económicos) carecen de la potencia de una plataforma sólida, respaldada en intereses multimillonarios y aceptada alrededor del mundo como el inglés.

Tal y como planteó el propio Foucault, el binomio normal-anormal favorece la reproducción de un régimen de verdad en oposición a otro. En este caso, las característica ideales como normalidad, estandarización, precisión, "simplicidad" y mérito artístico o científico habrán de ubicarse en la mayoría de ocasiones del lado del inglés, sin mediar en la verdadera razón por la que ostenta tal sitio, por encima de los demás.

bobdyland-mejores-discos-1975-Aerosmith

  Creer lo contrario es igual a confundir las causas con los efectos, de la misma forma que ocurre cuando se lanza un hit musical que pretende triunfar en el verano: una persona incauta creerá que esa canción pegajosa suena en todas partes porque es popular y por lo tanto, aceptable, cuando en realidad es justamente lo opuesto. El hit se populariza gracias a que suena en todas partes y la cualidad de "aceptable" tiene su origen en la maquinaria publicitaria y difusión que hicieron de esa canción un hit que no deja de escucharse en la radio, televisión y medios digitales. Es momento de abrirse a los miles de saberes, tradiciones e ideologías que resultan irrelevantes para un mundo que aprende, lee, canta, mira y escucha al ritmo del dominio del inglés.  

 

Referencias: