NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Razones por las que comprar mejora tu estado de ánimo

27 de abril de 2018

Cultura Colectiva


En la vida citadina moderna es fácil sentirse estresado o agobiado. Hay demasiados factores que parecen estar diseñados precisamente para ese fin, tantos, que a veces incluso consideramos irnos a vivir de ermitaños a un bosque o cambiar todo lo que tenemos por una granja en las afueras de la ciudad. Afortunadamente, dentro de la misma ciudad tenemos la terapia perfecta: las compras.



Aunque lo descartemos como un pasatiempo superficial, estudios como el de la Universidad de Michigan, han demostrado que ir de compras efectivamente mejora nuestro estado de ánimo. Desde una cosa sumamente sencilla como chocolates para terminar el día en la oficina, hasta un mueble que necesitamos para modernizar nuestra casa, comprar simplemente nos hace felices por muchas razones.


-


Es un mundo ajeno


La contaminación, el ruido, el humo del carrito de los tamales, todo eso se disipa cuando entramos a una tienda o centro comercial. Dentro nos encontramos con un ambiente perfectamente cuidado, diseñado para que nos sintamos cómodos, no hay ventanas y la iluminación está controlada, nos ayuda a olvidarnos del mundo exterior en el que el tiempo pasa trayendo consecuencias. Nos vemos rodeados por cosas maravillosas por todas partes y al menos hasta que revisamos precios y nuestra cartera, todo parece estar a nuestro alcance. Si tenemos el presupuesto, sabemos que algo de lo que está ahí será nuestro y eso nos hace sentir bien.



-



Compañía al instante


Ir de compras con amigos o familiares siempre es divertido, pero a veces ya sea porque decidimos hacerlo en un impulso o por dificultades para hacer coincidir nuestros horarios o porque así lo decidimos, a veces terminamos ahí solos. Y no importa, porque en un instante nos vemos rodeados de gente. Si te estás sintiendo un poco triste o solitario, no hay mejor remedio que rodearte de otras personas, de ruido y esa sensación de complicidad que se siente al estar en una misma misión. Se ha comprobado que estar en compañía de otras personas, aunque sean desconocidos, ayuda a combatir la depresión. Así que no hay nada mejor para levantarnos el ánimo.



-



No hay complicaciones


En el trabajo, la escuela, casa o en cualquiera de los ambientes a los que nos enfrentamos diariamente siempre habrá complicaciones, cosas que se descomponen, personas o mascotas que esperan algo de nosotros o problemas cuya solución es larga y laboriosa, pero no al comprar. Cuando compramos algo, simplemente tenemos que decidir qué será lo mejor para nosotros, qué queremos y qué buscamos. Se trata de nosotros, nuestro beneficio y nada más. Es fácil ver cómo esto te hace sentir mejor al instante.



-




Gratificación al momento


Es verdad que no hay nada más satisfactorio como trabajar por algo, invertirle tiempo y esfuerzo y finalmente conseguirlo. Pero a veces quisiéramos que fuera un poco más rápido, Cuando compramos, tenemos el resultado en nuestras manos al momento. No se espera nada más, simplemente lo quieres, lo escoges y lo tienes. La simplicidad y remuneración instantánea son un boost al humor de cualquiera. Lo mejor de todo es cuando tienes una tarjeta de puntos y los acumulas hasta poder comprarte algo más, esa gratificación es aún mayor.



-



Representa oportunidades


Aunque la gratificación inmediata es importante, lo mejor de comprar son las posibilidades que nuestra adquisición representa. Si es un videojuego, tendrás días de diversión, de olvidarte de todo no sólo en ese momento sino cada que lo juegues. Ropa nueva no es sólo eso, sino todas las veces que la usarás, los lugares en los que te verás exactamente como quieres. Gadgets significan hacer tu vida más fácil o más divertida. Eso es lo que en verdad nos da placer.



-



Representa una inversión


Cuando decimos que comprar nos alegra, la principal razón por la que suena contraintuitivo es que a nadie le gusta deshacerse de su dinero. O al menos eso pensamos. Pero en realidad, la principal, tal vez única, motivación para ahorrar dinero es la posibilidad de invertirlo después en algo que nos importe, ya sea un viaje, una maestría o cambiar la tubería vieja de nuestra casa. Al comprar, estamos intercambiando algo que no significa nada para nosotros por algo que tiene un valor intrínseco por ser una necesidad o un placer. Invertimos en nosotros y en muchas ocasiones también estamos haciendo inversiones a largo plazo.




¿A ti qué te pone de buen humor? ¿Qué nunca falla en animarte con solo tenerlo en tus manos?

TAGS: Marcas Consejos
REFERENCIAS: Estudio U. de Michigan Compañía y depresión

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

26 fotografías de cómo se sobrevive al cáncer de mama en Uganda 8 pasos para peinar y cuidar tu cabello lacio después de plancharlo Google Arts & Culture: 5 maneras de convertirte en experto en la obra Frida Kahlo en un sólo día 2 Poems For Those Who Have Vowed To Love Forever I Don't Want To Become A Wife If It Means Becoming Less 20 Paintings From The History Of Art That Capture What Love Feels Like

  TE RECOMENDAMOS