La razón científica por la que no puedes dormir sin un pie fuera de la sábana
Tecnología

La razón científica por la que no puedes dormir sin un pie fuera de la sábana

Avatar of Abril Palomino

Por: Abril Palomino

3 de septiembre, 2019

Tecnología La razón científica por la que no puedes dormir sin un pie fuera de la sábana
Avatar of Abril Palomino

Por: Abril Palomino

3 de septiembre, 2019

Para dormir a gusto una gran parte de la población necesita sacar un pie al aire, la ciencia te explica el porqué.

En gustos se rompen géneros hasta para dormir; hay quien necesita cubrir hasta la cabeza, quien no puede dormir sin calcetines, quién necesita pijama para dormir y quien sólo duerme en ropa interior. Pero quizá, la manía más recurrente que tiene una explicación científica es la de los que gustan sacar un pie de las sábanas para dormir plenamente.

La razón científica por la que no puedes dormir sin un pie fuera de la sábana 1

¿Por qué sacas el pie o alguna otra parte del cuerpo de las cobijas o sabanas al dormir?

La temperatura corporal juega un papel fundamental para dormir, el cuerpo requiere estar un grado más frío que el ambiente para lograr conciliar el sueño, es por esto que generalmente es más sencillo dormirnos en los lugares fríos que en los cálidos.

Relacionadohabitos-que-te-vuelven-egoista-segun-la-cienciaNo dormir lo suficiente y otros hábitos que te vuelven egoísta, según la ciencia

Esta autorregulación térmica del cuerpo se realiza a través de el órgano más grande: la piel y los vasos sanguíneos cercanos a la superficie que logran enfriarse con el aire fresco. Esto quiere decir que al dormir la única manera del cuerpo para disipar el calor es a través de las manos, pies y cabeza. Esto resulta imposible si estas extremidades se encuentran cubiertas debajo de una manta. Aquí la necesidad de asomar por lo menos una de estas partes del cuerpo para conciliar el sueño lo más pronto posible.

La razón científica por la que no puedes dormir sin un pie fuera de la sábana 2

... Y para quienes no pueden dormir sin calcetines

Ahora, para quienes les ocurre lo contrario, que no pueden dormir con alguna extremidad descubierta ya sea usando calcetines o cubriéndose las manos o cabeza con alguna sabana o almohada, la ciencia explica que también esto es parte del proceso de autorregulación térmica del cuerpo, ya que cuando las personas tienen frío, sus vasos se contraen y el cuerpo no libera calor hasta que se elimine la sensación de frio o corrientes de aire. 

Relacionadocausas-del-insomnio-como-combatirlo-segun-la-cienciaTus genes podrían ser los culpables de tu insomnio, según la ciencia

La razón científica por la que no puedes dormir sin un pie fuera de la sábana 3

La importancia de dormir comodamente

Conciliar el sueño con la temperatura adecuada no sólo ayuda a evitar molestias durante la noche, sino que también garantiza una mayor recuperación de la fatiga física. Para la segunda mitad del sueño, cuando comienzan a presentarse los movimientos oculares rápidos, la temperatura corporal cambia por esto a veces nos despertamos para taparnos por el frio o destaparnos en caso de sentir calor. 

Relacionadofamilia-italiana-que-sufrio-de-insomnio-y-no-durmio-hasta-perder-la-vidaLa historia detrás de la familia que no pudo dormir hasta el día de su muerte

Otros factores que intervienen

Actualmente las casas están diseñadas para mantener una temperatura constante, intentando conservar el calor con calefacciones; muros herméticos, puertas especiales y demás aditamentos. Sin embargo, esto no ayuda a la autorregulación corporal antes de dormir, ya que si nuestro cuerpo no detecta un descenso significativo de la temperatura antes de acostarnos, el hipotálamo no liberará a tiempo de la melatonina, la hormona que pone en marcha los procesos que activan el sueño. Otra condición que favorece los procesos de esta hormona es la oscuridad, relacionada con la noche y por lo tanto la disminución de la temperatura.

La razón científica por la que no puedes dormir sin un pie fuera de la sábana 4

Consejos de un experto

El neurocientífico Matthew Walker, explica en su libro Why we Sleep, que las condiciones idóneas para facilitar los procesos de dormir del cuerpo son: una temperatura de 18 grados en las habitaciones, esto puede variar dependiendo de cada persona pero nunca menos a 15 grados o mayor a 22 y en la mayor oscuridad posible, evitando los destellos o luces ya sean artificiales o naturales.

También te puede interesar:

El estudio que prueba que los humanos brillamos en la oscuridad

Por qué podrías estar viviendo en un sueño sin darte cuenta

La historia del hombre que logró ver lo invisible en la más negra oscuridad


Referencias: