INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Razones científicas por las que somos la mejor versión de nosotros cuando estamos enamorados

9 de febrero de 2018

Alejandro I. López

Una mirada desde la neurociencia propone cambiar la idea de que el amor es un sentimiento impulsivo y demostrar que más allá de la reproducción, tiene una función social: nos hace ser mejores.



El curso de la historia, los grandes y pequeños relatos y hasta las experiencias propias nos han hecho pensar en el amor como un sentimiento impulsivo e irracional. El enamorado aparece en nuestras mentes con cualidades propias de un adicto: es imprudente, tiene una visión distorsionada de la realidad y su irreflexión puede llegar a tales extremos que, guiado por esta vorágine, actúa de forma contraria a su bienestar. Sin embargo, una mirada desde la neurociencia propone cambiar este enfoque y demostrar que más allá de la reproducción, el amor tiene una función social: nos hace ser mejores.




«El amor no se limita a una emoción. Es un mecanismo que promueve la compañía, asistencia mutua y asegura un legado genético».



Según Stephanie Cacioppo, neurocientífica de la Universidad de Chicago, el amor no sólo es una “trampa” que desafía nuestros límites y nos lleva a generar poderosas conexiones emocionales con otra persona; tienen más objetivos que la reproducción de la especie y su preservación.


A través de distintas investigaciones sobre sus efectos en el cerebro, Stephanie asegura que éstos no se limitan al típico cocktail explosivo de serotonina y oxitocina que provoca un sube y baja de emociones que en ocasiones resultan incontrolables; sino que también es capaz de acrecentar el rendimiento intelectual, cognitivo e incluso de mejorar la conducta, además de reportar otros beneficios físicos y mentales.





«Un deseo sexual fuerte, cuando es correspondido y coactivado con el amor, puede promover la fidelidad, un amor duradero y la monogamia», afirmó en entrevista para The New York Times.


Esto guarda una profunda relación con un sitio tan especial como misterioso del cerebro: el giro angular. Esta estructura es la encargada del procesamiento de información compleja, como las matemáticas, el pensamiento abstracto, la interpretación del lenguaje humano y la teoría de la mente.


Aquellas personas que se describen como “felizmente enamoradas” se enfrentan a menos problemas físicos y enfermedades crónicas que los solteros.


Es posible ejercitar esta zona cuando se aprende un nuevo idioma, realizando operaciones complejas de álgebra o cálculo, o asociando símbolos a conceptos específicos. No obstante, su estimulación no se limita a actividades de naturaleza intelectual: algo muy similar ocurre cuando nos enamoramos, pues el área del giro angular se mantiene especialmente activa en esos instantes, provocando un efecto mayúsculo en nuestro cerebro.





«El amor no activa el cerebro en su totalidad, pero sí una red cerebral específica imprescindible para las emociones, motivaciones, recompensas y funciones cognitivas de alto nivel necesarias para comprender las intenciones del otro».


Basada en los datos que arrojan sus investigaciones, las conclusiones de Cacioppo son radicalmente opuestas a teorías psicológicas y de otros colegas que respaldadan por la opinión popular, afirman que una persona enamorada se vuelve despistada, torpe, ineficiente y no hace más que pensar en el ser amado. Es posible que en el futuro la neurociencia arroje una respuesta definitiva que eche por tierra las creencias que sustentan este estereotipo y todo lo que creemos saber sobre el amor.


**

Conoce más sobre cómo funciona la ciencia del amor y la atracción luego de leer “Sexo: la trampa más placentera que jamás ideó la naturaleza”. ¿Qué sabes sobre las feromonas? Es posible que todo lo que creas saber sea sólo un mito; descúbrelo en “La ciencia de la atracción: ¿puedes enamorar a alguien sólo con tu aroma?


-


Si quieres saber cómo es convivir y aprender de los defectos y las virtudes de una pareja, ve la primera lección de El Manual del Amor: una serie original de Cultura Colectiva en la que algunas parejas te enseñarán cómo romper los tabúes más grandes de una relación.



TAGS: Sexo Ciencia Amor
REFERENCIAS: The New York Times The University of Chicago

Alejandro I. López


Editor de Cultura

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

¿Qué relación hay entre tus productos de belleza y el cuidado del medio ambiente? Aliens, fanáticos religiosos y el mal mismo: los 10 personajes más aterradores de Stephen King Julius Dein: El hombre que resucitó la magia callejera Dirección Federal de Seguridad, el cuerpo de seguridad élite en México que encubrió al narco A ti, que aunque te di todo mi amor preferiste romperme el corazón Ella es la “Reina del Pacífico”, en Narcos, la serie de Netflix

  TE RECOMENDAMOS