Rawvana, la YouTuber "vegana" que engañó a sus seguidores y puso en riesgo su salud

Rawvana, la YouTuber "vegana" que engañó a sus seguidores y puso en riesgo su salud

Por: Alejandro I. López -

Desde que salió a la luz el video de Rawvana comiendo pescado, su canal en YouTube ha perdido más de 25 mil seguidores... ¿Quién es el culpable de esta situación?


Hace una semana, la mexicana Yovana Mendoza (mejor conocida como Rawvana) era una autoridad para millones de personas que deseaban cambiar su régimen alimenticio y –en consonancia con su ideología– adecuarlo al veganismo.

Con más de 2 millones de suscriptores en YouTube y 1.3 millones en Instagram, Rawvana solía compartir videos con recetas creativas basadas en plantas, frutas y verduras, consejos para realizar dietas, jugos detox para perder peso, rutinas de ejercicio y detalles de su estilo de vida que ella misma definía como Plant Based Fitness, todo con un éxito inusitado entre sus seguidores.

La popularidad de su canal y el alcance de sus publicaciones alcanzó tal grado, que Rawvana decidió comenzar a hacer negocio con su blog. A través de la página rawvana.com, Yovana ofrece distintos planes de alimentación llamados retos, el más barato de ellos por 39 dólares estadounidenses, además de los ingresos por el programa de Partners de YouTube (con los que obtiene ingresos con cada visita a sus videos) y otros patrocinadores externos.

Rawvana, la YouTuber vegana que engañó a sus seguidores y puso en riesgo su salud 1

No es ningún secreto que a través de su éxito en redes sociales, Rawvana encontró un medio ideal para adquirir ingresos a partir de la lealtad de miles de seguidores y suscriptores que veían en ella una inspiración, así como una fuente fidedigna para cambiar de hábitos y llevar una vida más saludable.

No obstante, la carrera de esta YouTuber dio un giro de 180 grados a mediados de marzo de 2019, cuando apareció brevemente en un videoblog de Paula Galindo, blogger especializada en belleza, mientras ambas compartían mesa en Bali, Indonesia. En el video, se observa a Yovana Mendoza durante unos segundos con un plato que contiene vegetales y pescado. Una vez que Rawvana toma conciencia de la situación, su gesto parece cambiar e intenta ocultar el plato con sus antebrazos. 

El video fue subido a la red por Paulina, desatando una ola de comentarios en quienes se percataron del platillo de la YouTuber vegana. Rawvana subió un video intentando explicar por qué comía pescado y huevo:

«Lamento mucho la manera en que se tuvieron que enterar del cambio reciente que hice en mi dieta, los alimentos que empecé a agregar debido a condiciones de salud que voy a explicar», inició Rawvana. 

La YouTuber explicó que durante los últimos tres años atravesó por problemas de salud a partir de su dieta vegana, razón que la obligó a consultar con médicos y especialistas. Después de realizar distintos estudios médicos, decidió priorizar su salud y comenzó a ingerir pescado y huevo a diario:

«Los doctores siempre me decían “necesitas comer huevo, necesitas comer pescado (...) mis hormonas estaban desbalanceadas, no estaba ovulando y estaban bajos mis niveles de hierro, prácticamente anémica y también mi tiroides estaba baja». 

Finalmente, la YouTuber terminó asegurando que no había informado de tal decisión a sus seguidores porque aún no se sentía lista para hacerlo:

«Es por eso que no quería compartirlo todavía, no estoy lista aún pero lo estoy haciendo y creo que me voy a sentir muy bien después de publicar este video y que sepan todo lo que está pasando. Mi deseo más grande es poder regresar a comer los alimentos que más me gusta comer». 

La respuesta de sus seguidores fue mayoritariamente negativa. En el video (con más de 1.8 millones de visitas al momento) es posible leer un sinfín de comentarios que expresan decepción, indignación y tristeza. Otros usuarios no han dudado en llamarle farsante y mentirosa para manifestar su enojo; incluso algunos han expresado su interés en actuar legalmente contra ella y sus productos, toda vez que califican como una irresponsabilidad difundir y comercializar con un modo de vida que le causó trastornos alimenticios y daños a la salud.

Al respecto, distintos colectivos veganos que defienden esta ideología no como una dieta de moda, sino como toda una actitud ético-política lamentan profundamente que su movimiento resulte manchado por el desconocimiento y el ánimo de lucro de personalidades que carecen del conocimiento de los fundamentos de esta práctica.

El caso de Rawvana deja de manifiesto que la fe ciega en lo que se ve en redes sociales puede resultar no sólo en engaños y noticias falsas, también en consecuencias tan graves como daños a la salud. 

Desgraciadamente, miles de personas que seguían los programas alimenticios y videos de Yovana Mendoza podrían estar expuestas a amenorrea, ortorexia, problemas digestivos y otros derivados no sólo de la irresponsabilidad de una YouTuber, sino de los propios usuarios que sus consejos sin reparar en un especialista.


Referencias: