Razones científicas para frenar el racismo y salvarnos de la extinción
Tecnología

Razones científicas para frenar el racismo y salvarnos de la extinción

Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

10 de febrero, 2017

Tecnología Razones científicas para frenar el racismo y salvarnos de la extinción
Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

10 de febrero, 2017



0

El futuro se basa en la mezcla de razas, porque así fue en el pasado. La migración y la mixtura entre sujetos fueron esenciales para la evolución tanto biológica como cultural del hombre y no tendría porqué no serlo en los días venideros.

frenar la discriminacion dos

De acuerdo con Scott Solomon, especialista en Biociencia y catedrático de la Rice University, a lo largo de una de sus investigaciones más fructíferas, es posible advertir que durante de decenas de miles de años las diferencias físicas entre poblaciones se extendieron, adaptaron y combinaron en una suerte de selección natural para dar paso a nuevas características físicas que innovaron incluso los comportamientos diarios.

El contacto entre diversos grupos, en varias circunstancias, incitó al intercambio de genes e ideas que no pudieron darse de otra forma más que en la salida de sus territorios originales.

1

Hoy, somos más móviles que nunca y deberíamos seguirlo siendo; los matrimonios interraciales y el levantamiento de cercos segregacionistas han provocado nuevas hibridaciones y afectaciones increíbles en la genética de los ciudadanos.

frenar la discriminacion detras

Hace 200 mil años el homo sapiens apareció al este de África. Hace 50 mil se esparció por la Península arábiga y Eurasia, más tarde con dirección a Australia y América. Esta evidencia arqueológica y análisis de ADN nos impide seguir creyendo que los pobladores del continente americano somos producto de una sola ola nómada. Estudios recientes arrojan que somos resultado de al menos cuatro cruzadas independientes de viajeros, sin contar por supuesto, posteriores colonizaciones o invasiones.

Hoy, la migración internacional ha aumentado de forma apabullante y, quizá no lo veamos en un futuro próximo pero, próximas generaciones serán el efecto estético y político de estas cruzas.

2

“La adaptación biológica es el resultado de la selección natural, y la selección natural requiere diversidad”, dice Solomon.

Pensemos entonces en los genes específicos con los que cuenta un individuo en un ambiente propio, ¿qué sucede si se combinan con otros completamente diferentes? Mutan. Y eso no es malo. En un mundo donde cada año nacen –y seguirán naciendo– alrededor de 130 millones de personas, cualquier cambio en pos de la evolución es bien recibido.

 frenar la discriminacion sombra frenar la discriminacion sentado

Por ejemplo, gracias a movimientos voluntarios y desplazamientos forzosos, las células que defienden al organismo contra la malaria existen en muchos sitios del planeta Tierra, aunque en ellos nunca se haya esparcido la enfermedad. Así sucede también con el color de piel y el pelaje para distintos contextos de protección o buen funcionamiento fisiológico.

3

Comenta Scott Solomon: “A medida que las poblaciones se mezclen, los tonos medios de la piel serán más comunes. La producción de eumelanina está determinada por numerosos genes, por lo que cuando las personas con diferentes tonos de piel tienen hijos, estos niños heredan una combinación de versiones genéticas de cada uno de los padres, dando lugar a tonos de piel que probablemente sean intermedios entre los de sus padres”. Razón por la cual hoy podemos ver a niños, por ejemplo, de cabello rizado con tonos castaños, ojos color miel y piel aceitunada.

frenar la discriminacion hombre mujer frenar la discriminacion abrazo

Estas mutaciones, que por cierto se dan en sociedades abiertas al cambio, renuentes a la discriminación o a un cerco cultural, pueden desencadenar no sólo nuevas perspectivas del sentido humano, sino mejores defensas ante adversidades biológicas. Una persona en Asia con defensas desarrolladas al zika, de mudarse y procrearse en América del sur, haría un cambio significativo en la población, por mencionar algún caso.

4

Un hipotético tema al respecto: Mezclar a un sector de nuestra sociedad con habitantes de la zona alta del Tíbet, quienes pueden vivir con pocas cantidades de oxígeno, ¿haría un cambio en nuestra manera de respirar en la Tierra? Quizá, pero tendríamos que estudiar a profundidad los riesgos existentes que esto implica, como la preeclampsia o la regeneración de glóbulos rojos, por no mencionar la comprobación de que un humano guarda esta información viviendo lejos del Himalaya.

 frenar la discriminacion pecho frenar la discriminacion mujer

Pero nada lo descarta aún. Allí están los híbridos de las plantas y los animales; genetistas desde 1906 han demostrado que la mezcla entre tipos deviene en mejor productividad, resistencia y particularidades benéficas de no-extinción.

5

Mezclar nuestros genes, detener ideas de racismo vulgar, levantar muros de contención (o concentración), es bueno. No sólo eso, también necesario. Supongámonos una comunidad de perros pug, la cual ha generado problemas respiratorios por una vacía pureza de raza y dependencia hacia el humano como consecuencia de dueños obcecados y sobreprotectores, entonces ¿la cruza con otras especies no sería lo mejor para nuestra salud y mejor –o autónoma– estancia en el mundo?

frenar la discriminacion tres

Al final, la evolución es incapaz de frenarse, pero extremos nacionalistas o actos xenofóbicos impiden un correcto desarrollo de ésta. La migración y la globalización prometen un mejor futuro en dos vías; la de un pensamiento más complejo, más resolutivo, y en constante cambio para nuestra supervivencia.


**
Fuente:
Aeon

Fotografía:
Robert Mapplethorpe




Referencias: