La razón científica por la que tu pareja siempre será infiel

Viernes, 6 de abril de 2018 13:03

|Alonso Martínez
razones cientificas por las que tu pareja te sera infiel

Existe una razón por la que las personas son infieles... y no puedes culparlos por ello.



Tomás amaba a Teresa. En ella encontró una calma que parecía no tener antes; fue a la única a la que le permitió dormir en la cama y a quien protegió, mientras que las otras mujeres con las que la engañaba no recibían más que su cuerpo por unos cuantos minutos. Esos son sólo personajes de La insoportable levedad del ser de Milan Kundera, pero representan una realidad que vivimos muchos de nosotros, ya sea como el infiel o como la víctima. Tenemos una relación seria, sólida, llena de amor, pero por alguna razón uno de los dos no puede dejar de visitar otras camas, de sentir la piel de otras personas o de experimentar sentimientos que no pueden hallarse en el vínculo que ya existe, sin importar el nivel de cariño que exista.


razones cientificas por las que tu pareja te sera infiel 1


Culpamos ya sea nuestra personalidad o la de nuestra pareja, así como el entorno en el que nos desenvolvemos. «Así siempre he sido», quizá dicen algunos, y puede que incluso sea inevitable.


Distintos estudios realizados en los últimos años han comprobado que existe una correlación entre las personas infieles y un gen especial que parece ser responsable de sus impulsos y deseos sexuales.


Uno de ellos, realizado por la Universidad del Estado de Nueva York encontró que alrededor del 50% de las personas poseen un gen "de la infidelidad". Se trata de un variante de un receptor de Dopamina denominado DRD4 y quienes tienen un largo historial de sexo sin compromiso, alto consumo de alcohol y adicción a las apuestas lo presentan, según el investigador Justin García.


razones cientificas por las que tu pareja te sera infiel 2


El gen ha sido vinculado con quienes buscan emociones inmediatas, lo cual explicaría por qué ciertas personas son más propensas a caer en infidelidad sin pensar en las consecuencias. El centro de placer se activa buscando recompensa, haciendo que alguien se adentre en actividades de ese tipo.


De acuerdo con García, resulta que el gen es hereditario y se dice que evolucionó hace más de 30 mil años cuando los humanos apenas estaban transportándose fuera de África, posiblemente por su deseo de descubrimiento. Se cree que el gen está vinculado con el deseo de las personas de encontrar nuevos horizontes y aventurarse sin temor, así que puede que también lo tengan las personas emprendedoras y aventureras.


razones cientificas por las que tu pareja te sera infiel 3


Según otro estudio de la Universidad de Queensland, alrededor del 63% de los hombres lo poseen, mientras que el porcentaje se reduce a 40 en el caso de las mujeres. Esto no significa que las personas que lo posean necesariamente sean infieles. El resto depende de su personalidad y del contexto en el que se desenvuelve. Puede que alguien lo tenga y posea a la vez un fuerte sentido de responsabilidad y decida no hacerlo.


Esa misma investigación arrojó que las personas promiscuas tienen variantes en los genes receptores de vasopresina y oxitocina, ambas hormonas vinculadas con la facilidad para relacionarse socialmente, generar empatía y el comportamiento sexual. Lo interesante es que otro estudio del Karolinska Institute de Estocolmo halló que la variante en oxitocina estaba vinculada con una baja satisfacción marital, lo cual significa que probablemente esto también pueda influir en su necesidad de hallar algo nuevo.


razones cientificas por las que tu pareja te sera infiel 4


Estas correlaciones no son conclusivas, pero ofrecen un vistazo a lo que posiblemente sea la mente del infiel. Puede que sea un gen que hace que las personas se sientan insatisfechas y traten de encontrar algo nuevo. En la antigüedad sirvió para la expansión de la humanidad alrededor del mundo, actualmente funciona para aquellos que intentan revolucionar en el arte o sus profesiones, pero sin duda nos trae problemas con la infidelidad, no obstante, no podemos culpar a nadie, es parte de nuestra naturaleza.


Alonso Martínez

Alonso Martínez


Editor de Cine
  COMENTARIOS