Razones por las que sí podrías tener un alma según la ciencia
Tecnología

Razones por las que sí podrías tener un alma según la ciencia

Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

27 de enero, 2017

Tecnología Razones por las que sí podrías tener un alma según la ciencia
Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

27 de enero, 2017




Allí. Justo en medio de la cabeza y con forma de un báculo dionisíaco, se encuentra la glándula pineal. Dicho órgano está ubicado en la base del cerebro y actualmente goza de renovada importancia, pues produce a la famosa hormona melatonina y se la relaciona con la sincronización de diferentes funciones del organismo; particularmente, las que tienen que ver con los cambios de luz, temporada y sueño. También se le asocia a fenómenos como el vivid dream y la creatividad desbordada, aunque la revelación más impresionante de la glándula quizá es que en ella podría residir el alma o lo que entendemos como tal. Es aquí donde entra la filosofía al juego protagonizado por profesionales de la ciencia.

alma y ciencia tercer ojo

Tal diálogo e intercambio de perspectivas derivan, sobre todo, tanto de la aumentada relevancia que hoy tiene el consumo de dimetiltriptamina en generaciones atiborradas de adicción, exceso y búsqueda de experiencias revolucionarias, como de respuestas interdisciplinarias y globales sobre lo humano. Aunque no está plenamente comprobado, existen buenas y numerosas razones para pensar que esta misma sustancia es secretada por nuestra glándula pineal en determinados momentos, por ejemplo, a la hora de nacer y de morir, y que dadas sus funciones, el alma –o una fuerza semejante– se ubica en ese punto.

Mediante esa ciencia heredada por las viejas humanidades ilustradas y lo que actualmente hemos visto como avances de la neurociencia, podemos generar varios puentes al respecto de esta situación; claro, sin afirmar absolutamente nada, pero advirtiendo sus posibilidades además de sus consecuencias. Abriendo el problema desde dos flancos (filosofía y ciencia), iniciemos esta ruta de disertaciones con Descartes, quien consideraba que esta glándula era la parte más importante del cerebro, pues en ella la sangre se convertía en “espíritus animales” que se extendían desde y por todos los nervios. Poco claro, pero justo nos disponemos a dar respuesta extendida sobre el tema.

alma y ciencia conciencia

¿Qué puntos debemos tomar en cuenta para entender estas relaciones entre cuerpo y alma, filosofía y ciencia? ¿Podemos convencernos de que, en efecto, tenemos un espíritu encarnado?

-

+ En 1649, Descartes planteó que la glándula pineal es la sede de las pasiones del alma que deben dominarse por la razón. El habitáculo del alma que debe ser gobernado por el pensamiento.

+ El padre del racionalismo explica que este peculiar lugar para la residencia del alma es el Conarium, o Glandula Pinealis, –un cierto núcleo que semeja una piña– ubicado entre los ventrículos del cerebro.

alma y ciencia gato

+ Descartes postula que la razón por la cual éste es el asiento del alma es porque tal parte del cerebro es singular y sólo una.

+ Añade el filósofo francés que los más inteligentes no son los que tienen una glándula pineal más grande, sino una más móvil; en esto coincide con la versión ocultista que sugiere que la glándula pineal se activa por el movimiento.

-

+ En la herencia de la filosofía cartesiana y mediante lecturas vitalistas, podemos observar que en “El nacimiento de la tragedia” Nietzsche tomó de Schopenhauer el mito hindú de levantar el velo de Maya para conocer la verdad más allá de las engañosas representaciones. Ocultamiento y desocultamiento del ser incluso en Heidegger.

+ Siguiendo a Nietzsche, éste infirió que el propósito del estado de embriaguez dionisíaco de desindividuación, de develación, dio origen al coro y a la tragedia.

alma y ciencia vision

+ “La voluntad de vivir” de Schopenhauer sostiene que, por dicho principio, la satisfacción de los deseos conduce a la lucha egoísta de todos contra todos ocasionando el mal y la violencia.

+ La glándula pineal, según algunos filósofos contemporáneos, es el campo de batalla donde Apolo, siendo la mesura y el sosiego, encuentra el equilibrio con Dioniso de las pasiones.

-

+ En 1994, Francis Crick en su “Búsqueda científica del alma”, abrió las puertas del entendimiento a un correlato objetivo entre actividad neuronal y sucesos demostrativos del libre ejercicio de nuestra voluntad, echando mano de la resonancia magnética funcional y la neurociencia. Este análisis resultó en que adultos sanos ante manifestaciones de empatía emocional y cognitiva se activan áreas específicas de la corteza prefrontal –área apolínea/de la razón– que a su vez tienen conexiones que activan el eje de respuesta al estrés – área dionisiaca/de la pasión–, cuyos estímulos regresan a la corteza prefrontal para ser reprocesados y restablecer la unidad. El equilibrio entre ímpetu y juicio.

+ Crick consideró, a pesar de sus herencias humanistas, que en la búsqueda científica del alma, filósofos, novelistas y demás estudiosos de lo “no exacto” no deberían ser tomados en serio; sin embargo, existe otro científico que confronta tal aseveración.

alma y ciencia tercer ojo colores

+ El doctor Rick Strassman sugiere en su libro “DMT: The Spirit Molecule”, una hipótesis que reúne de nueva cuenta los caminos de la filosofía, la espiritualidad y la ciencia: el alma humana encarna en el cuerpo durante la séptima semana después de concepción, utilizando a la glándula pineal como vía metafísica y tomando a la molécula dimetiltriptamina (DMT) como vehículo.

+ Strassman apunta que la glándula pineal se hace visible en el feto humano a los 49 días, que es la cantidad de días en los que un alma tarda en reencarnar, según el “Libro tibetano de los muertos”. Coincidencia que le hace afirmar que el alma entra al cuerpo en la séptima semana de embarazo.

-

+ Según Manly P. Hall y el  esoterismo actual, la glándula pineal es el vínculo entre los estados objetivos y subjetivos de la conciencia, entre los mundos visibles e invisibles de la naturaleza.

+ En un pequeño texto de la época del Renacimiento, Marsilio Ficino, señala que uno de los momentos definitivos de la concentración psíquica de los individuos es aquel en el que por primera vez el feto es imbuido con la vida. Según los pensadores de la época –él principalmente–, esto sucede en el segundo mes cuando Júpiter actúa poderosamente, cerca de los 49 días de gestación. Creencia numerológica ligada a los siete aspectos del alma y días de la creación.

alma y ciencia lentes
+ Siguiendo los informes de experiencias cercanas a la muerte o de profundo sueño (transmutación) en los que se describen momentos de conciencia fuera del cuerpo, Strassman nos dice que es el DMT el que hace accesible estos estados de conciencia.

+ ¿Por qué? Resulta que el DMT es una sustancia psicodélica endógena cuya estructura, conformada por células muy similares a las de la retina, es considerada vestigio de un tercer ojo primitivo que en algunos reptiles funcionando como fotorreceptor u ojo parietal.

-

Aunque muchas personas no creen en la existencia del alma y otras consideran que es inmaterial, desde Descartes hasta la ciencia contemporánea siguen analizando las múltiples razones o coincidencias que podrían dar paso a un entendimiento mucho más amplio del espíritu. Quizá estos descubrimientos no sean suficientes para convencernos de que existe un alma y de que en verdad está ligada a nuestro cuerpo; no obstante, puedes continuar descubriendo sobre el tema al saber cómo La neurociencia comprueba la teoría de Platón sobre la existencia de la conciencia y otras 5 películas para entender la filosofía de Platón.

alma y ciencia mi camino

**
Referencias:
La Jornada
Strassman MD




Referencias: