PUBLICIDAD

TECNOLOGIA

Samantha Cristoforetti, la astronauta que se llevó su propia Barbie al espacio

La astronauta italiana es la primera mujer europea comandante de la Estación Espacial Internacional.

En 2019, Mattel anunció la fabricación de una nueva Barbie basada en una mujer de la vida real: Samantha Cristoforetti, una astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA) que ha ido más allá de las fronteras de nuestro planeta y ahora es la primera mujer comandante europea en la Estación Espacial Internacional. En 2022 despegó en compañía de su propia muñeca Barbie, un statement y un mensaje para las niñas de la Tierra que quieran dedicarse a la ciencia y la tecnología.

Durante esta semana, en la que se conmemora la Semana Mundial del Espacio, Cristoforetti ha tenido un importante papel como un role model para niñas y jóvenes que buscan seguir sus pasos. En una entrevista organizada por la fundación Inspiring Girls, en la que cinco niñas europeas le hicieron preguntas sobre su vida y su carrera, la italiana respondió la razón por la que decidió convertirse en astronauta:

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Cuando estaba creciendo me fascinaba el cielo nocturno y la idea de volar hacia el espacio. Después me interesé por la ciencia y la tecnología, más tarde amé volar y me convertí en piloto. Ser astronauta une todas mis pasiones e intereses”.

De acuerdo con la ESA, en la Estación Espacial Internacional, la comandante debe mantener comunicación con los equipos de la Tierra y coordinar a la tripulación en caso de emergencia, así como asegurar el funcionamiento y el bienestar de los astronautas que se encuentran ahí.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Cuando Cristoforetti partió a la Estación Espacial Internacional, la muñeca se fue con ella. Las ganancias por la venta de la Barbie son destinadas a la organización WIA-Europe, Mujeres en la Industria Aeroespacial, que tiene 16 grupos locales en ciudades europeas en las que se fomenta la participación en actividades e industrias relacionadas con el espacio. Un sueño para quienes, como miles de niñas y niños alrededor del mundo, siempre soñaron con ser astronautas.



Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD