INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Señales de que tu estilo de vida está acabando con tu reloj biológico

26 de abril de 2018

Alejandro I. López

Presta atención a estas señales para saber si no descansas lo suficientes y debes comenzar a hacerle caso a tu cuerpo.



Ir a dormir hasta la madrugada, levantarte cuando aún no hay luz solar o comer a deshora pueden pasar factura a tu cuerpo y tener consecuencias peores que las ojeras y el cansancio al día siguiente. El cuerpo humano ha evolucionado a través de miles de años para adaptarse a la vida en la Tierra y a partir de entonces, cada una de nuestras actividades y funciones biológicas está determinada por el día y la noche: desde el sueño y la alimentación, hasta la temperatura o la actividad cerebral, reguladas por la producción de hormonas y la regeneración celular.


El ritmo circadiano es el conjunto de procesos biológicos a distintos niveles que producen una variación metabólica como respuesta a las condiciones del medio durante todo un día. Desobedecer este ciclo alterando los momentos de sueño y actividad está relacionado con una mayor propensión a desarrollar diabetes, aumentar de peso, un sistema inmune débil, envejecimiento prematuro y la aparición de un sinfín de enfermedades crónicas.


¿Crees que cuidas tu ritmo circadiano y lo mantienes en un estado óptimo? Presta atención a estas señales para saber si descansas lo suficiente y no corres ningún riesgo o de lo contrario, comenzar a cambiar tus hábitos y hacerle caso a tu cuerpo:


Te cuesta trabajo dormir, aunque estés muy cansada



La falta de sueño es el principal factor que afecta a los ciclos circadianos, pues es el momento en que el organismo se prepara para entrar en fase de reposo e iniciar de nuevo el ciclo. Algunas costumbres como irse a dormir demasiado tarde, pasar mucho tiempo en la cama sin dormir o mirar tu celular (o tablet) acostado por horas antes de intentar conciliar el sueño inhiben la producción de melatonina, la hormona responsable del sueño que debería aumentar conforme avanzan las horas y disminuye la luz natural.


-

Tu ritmo de sueño es irregular



Es completamente normal sentir cansancio en algún momento del día, especialmente si tuviste que levantarte temprano y realizar actividades físicas o mentales que exigen concentración y un gran gasto de energía para el organismo; sin embargo, una señal de que tu ciclo circadiano está desajustado es la sensación diaria de que requieres dormir periodos cortos de sueño durante el día para rendir lo suficiente. Tomar más de una siesta diaria puede ser indicativo de que requieres regular tu ritmo biológico para descansar mejor durante las noches.


-

Duermes temprano y te despiertas temprano



Conforme envejecemos, el reloj biológico comienza a acortar sus ciclos, al mismo tiempo que la calidad y cantidad del sueño disminuyen notablemente al final de la tercera década de vida. Ésta es la razón por la que los adultos mayores adoptan un patrón bien definido en su descanso: tienden a ir a la cama más temprano y despertar de la misma forma. Si notas que eres incapaz de mantenerte despierto a altas horas de la noche aun cuando has descansado y te despiertas naturalmente en las primeras horas de luz solar, es posible que tu sueño no sea de la calidad suficiente.


-

Tienes sueño en el día aunque hayas dormido bien



La somnolencia durante el día es un factor a tomar en cuenta, especialmente si notas que no hay día en que no te invada el sueño por las tardes y no puedas hacer más que caer dormido. Para evitarlo, debes acostumbrar tu cuerpo a seguir una rutina durante las noches antes de ir a la cama. Esto ayudará a estabilizar tu ciclo de sueño y a la mañana siguiente podrás sentirte con mayor energía.


-

Conoce más sobre el ritmo circadiano humano y sus fases después de leer: ¿qué es tu reloj biológico y por qué ignorarlo puede llevarte a la muerte? Así como los cambios que tiene tu cuerpo cuando se acaba el invierno y vuelve el calor, en especial si alguna vez te has preguntado, ¿por qué tu deseo sexual aumenta en la primavera según la ciencia?


TAGS: Ciencia salud cuerpo
REFERENCIAS: Science Daily

Alejandro I. López


Editor de Cultura

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

La extraña razón por la que están naciendo bebés sin extremidades en Europa Leopoldo II: el emperador que provocó un genocidio de más de 10 millones de africanos Frases en francés para tu próximo tatuaje 5 Formas fáciles y seguras de rejuvenecer tu vagina La peligrosa moda de lavar y reúsar condones 5 desventajas de tener sexo con un pene grande

  TE RECOMENDAMOS