NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

4 señales para saber que tu hígado está lleno de toxinas

18 de diciembre de 2017

Carolina Romero

Después de leer esto, considerarás seriamente dejar de "hablar" con tu hígado pidiéndole que se "prepare" para aguantar las fiestas de fin de año y la gran cantidad de alcohol que planeas ingerir.



La cruda es una especie de infierno por el que millones de personas deciden pasar una y otra vez. Tras una noche de borrachera, la resaca se manifiesta como un grito de tu cuerpo que dice "basta" a los excesos. Tu hígado ha estado trabajando sin parar desde que ingieres la primera copa intentando salvarte de una intoxicación, algo que rebasa toda capacidad cuando no te detienes.



El hígado se encarga de una función primordial en tu cuerpo: deshace las toxinas, es decir, las metaboliza. El alcohol y el abuso de medicamentos son los dos principales factores que intoxican este órgano, que no puede darse abasto con tanto trabajo y termina por atrofiarse. Los siguientes síntomas te revelarán si puedes o no tener un problema de intoxicación en el hígado.


-

Ojos y piel amarillos

 


La ictericia es una clara manifestación de un problema con el hígado. Cuando éste está sobrecargado, la bilirrubina no puede dirigirse correctamente hacia el tubo digestivo y hay demasiados glóbulos rojos, lo que provoca esta reacción física.


-

Cambio de color de orina y heces

 


El nivel de bilirrubina también implica un cambio en las heces y la orina; se hacen mucho más oscuras, llegando a tonalidades muy intensas. De presentarse este síntoma debes ir a ver a tu médico cuanto antes.


-

Mal aliento

 


El mal aliento también es una señal de que tu hígado no está funcionando del todo bien. Para saber si se trata de esto, deberás descartar alguna infección en la boca o un problema estomacal. 


-

Diarrea



Debido a que tu hígado no está funcionando correctamente, las toxinas deben salir de alguna manera y es habitual que encuentren el final del intestino para escapar de tu cuerpo.


Después de leer esto, considera seriamente dejar de "hablar" con tu hígado pidiéndole que se "prepare" para aguantar las fiestas de fin de año y la gran cantidad de alcohol que planeas ingerir. Si tienes alguno de estos síntomas es necesario que visites a un médico, un autodiagnóstico es sumamente irresponsable; debes tomar en cuenta que este tipo de manifestaciones corporales se presentan también en otras enfermedades –incluso algunas más graves— por ello, sólo la opinión de un médico será certera al respecto.


** 

Si quieres saber más sobre ciencia, descubre las 7 cosas sobre las mentiras que siempre creímos ciertas y conoce las 6 razones por las que jamás podremos ser inmortales.


TAGS: salud cuerpo Enfermedades crónicas
REFERENCIAS: La vida lúcida Stanford Childrens

Carolina Romero


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

5 consejos que debes seguir para maquillarte según la forma de tus ojos Ilustraciones de Wanjin Gim sobre el placer del hombre Las 8 pinturas latinoamericanas más caras de la historia ¿Qué es un bot y cómo puede hacerte votar por el peor candidato? Fotografías de Justin Bieber y Selena Gomez que demuestran que el amor puede destruirte Lecciones de moda que debemos aprender de Ryan Reynolds

  TE RECOMENDAMOS