Síndrome de Morgellons, los extraños parásitos en la piel creados por la mente

Jueves, 18 de enero de 2018 11:28

|Rodrigo Ayala Cárdenas
sindrome de morgellons

Uno de los grandes enigmas de la medicina es la extraña aparición de filamentos o parásitos en la piel sin que exista infección de por medio.



Todo comienza con un extraño hormigueo en la piel que provoca deseos de rascarse o morderse para detener la incesante comezón. Después viene el fatal convencimiento de que un agente externo y extraño está invadiendo su cuerpo, ya que experimentan la sensación de que algo se arrastra encima y debajo de la piel.


Los pacientes que manifiestan estos síntomas se presentan a consulta con llagas, úlceras y enrojecimiento en brazos o piernas. En el momento en que son analizados lo único que se encuentra bajo las heridas es una especie de filamentos blancos o coloridos de algodón de misterioso origen. La medicina no ha podido hallar una explicación concluyente para el origen de este malestar.


sindrome de morgellons 1


Se trata del extraño Síndrome o enfermedad de Morgellons. Muchos psiquiatras han calificado este mal como enfermedad mental donde la persona cree que está infestada de insectos o parásitos (delirio de parasitosis). La primera persona en manifestar la aparición de este trastorno fue un niño de dos años radicado en Pennsylvania. Una noche de 2001 su madre descubrió en la piel del menor extrañas úlceras de las cuales salían filamentos gomosos de color blanco. El niño también afirmaba sentir mordiscos y un hormigueo continuo que no remitía.


Por desgracia, ningún doctor ni dermatólogo fue capaz de señalar lo que estaba causando esas úlceras a Andrew. La madre de Andrew, Mary Leitao, comenzó a hacer una investigación al respecto por su cuenta y halló en un libro una referencia a un malestar físico datado del siglo XVII que describía una especie de ásperos cabellos o fibras en la piel de varios pacientes a los que les llamaban Morgellons.


sindrome de morgellons 2


Mary Leitao decidió crear un asociación a la que podían unirse personas que manifestaran los mismos síntomas que su hijo. Así podrían crear un frente que obligara a la medicina a encontrar una solución al problema. Para sus sorpresa, más de cuatro mil personas respondieron a su convocatoria manifestando padecer de lo mismo o conocer a alguien que atravesaba por la misma situación que el pequeño Andrew. Los médicos han mencionado que, en su mayoría, los pacientes con la enfermedad de Morgellons tienen antecedentes de depresión, drogadicción, hipertensión, alergias o ansiedad.


sindrome de morgellons 3

Distintos tipos de filamentos analizados con microscopio extraídos de pacientes con Morgellons


La batalla entre pacientes y médicos ha sido dura: los primeros se sienten defraudados e ignorados cuando su mal es calificado de simple delirio; por su parte, los segundos se olvidan en su mayoría de hacer un análisis a conciencia para detectar el verdadero origen de las extrañas úlceras. Los síntomas de esta agresiva enfermedad no sólo incluyen la sensación de hormigueo y la aparición de lesiones cutáneas, sino un extremo cansancio, incapacidad de concentrarse de forma adecuada, dificultades para dormir, pérdida de cabello, problemas digestivos, disminución en la vista y la audición, pérdida del equilibrio o dolor muscular.


sindrome de morgellons 4


Cuando se hicieron estudios en la piel de pacientes con esta enfermedad no se hallaron infecciones, hecho que ha reforzado la idea de que se trata de un problema mental. En un inicio se sospechó que las fibras halladas en las úlceras y costras eran del mismo tipo de las que componen la ropa de algodón; sin embargo, estudios posteriores hallaron que en realidad estaban compuestas de queratina y colágeno, elementos que aparecen en las picaduras de garrapatas que causan la enfermedad de Lyme. Ésta tiene síntomas muy similares a las del Síndrome de Morgellons, situación que ha llevado a la sospecha de que los pacientes en realidad padecen la enfermedad de Lyme. 


sindrome de morgellons 5


Algunos investigadores se han aventurado a decir que el Síndrome de Morgellons podría estar relacionado con una infección manifestada en cierto tipo de plantas en las cuales aparecen fibras similares a las de esta enfermedad. Mark Boese, director del Laboratorio Forense de la Policía de Oklahoma, dijo que las fibras «consisten en algo que el cuerpo puede estar produciendo. Estas fibras no pueden ser artificiales y no provienen de una planta. Esto podría ser un subproducto de un organismo biológico».


Teoría de los chemtrails o estelas químicas


Ante la incapacidad de dar con una respuesta acertada por parte de la comunidad científica, los teóricos de la conspiración que aparecen ante eventos de esta magnitud han lanzado una respuesta al horror que supone vivir con Síndrome de Morgellons: los chemtrails o estelas químicas de los aviones (esos rastros de combustible que dejan las naves en el cielo al volar) son las culpables de estas heridas en la piel.


sindrome de morgellons 6


Estas estelas tendrían como propósito acciones de fumigación con peligrosos agentes químicos, es decir, afectar la salud de los habitantes con el objetivo de disminuir la sobrepoblación en algunos puntos del planeta o para probar armas experimentales del ejército en los civiles. Ambas opciones no son bien recibidas en la comunidad de científicos y carecen de argumentos sólidos que las respalden.


El respaldo más “sólido” para ello son los restos de fibras halladas en campos de cultivo de Texas que los teóricos han clasificado como material de fumigación, el cual guarda muchas semejanzas con las que aparecen en las úlceras de los aquejados con Morgellons. ¿Sería posible que el mismo gobierno esté permitiendo que sus habitantes salgan afectados de esta manera?


sindrome de morgellons 7


Hildegarde Staninger, doctora de la Universidad de Oklahoma, quien ha dedicado varios años al estudio del Morgellons, es una partidaria de la teoría de la conspiración: detrás de la enfermedad se encontrarían intereses de gobiernos y ejércitos para experimentar con la humanidad o llevar a cabo acciones dañinas de espionaje. Afirma que «lo que esparcen podría tratarse de un polvo inteligente que se mimetice con el medio ambiente y capte sonido, calor y movimiento sirviendo así para espiar sin que los soldados se den cuenta y detectar armas químicas y nucleares, interceptar comunicaciones o emitir información vía satélite».


-

Ante una enfermedad que tiene más incógnitas que respuestas concluyentes, el paciente debe acudir en todo momento con un profesional de la salud para recibir el tratamiento más adecuado y la guía más acertada ante su enfermedad. El Síndrome de Morgellons se cuenta entre esos misterios que la ciencia no ha podido develar de manera acertada, obligando a la sociedad a buscar respuestas desesperadas en medicinas alternativas que no siempre son la mejor opción. Mientras tanto, la medicina debe seguir trabajando de manera seria y tenaz para que el cuerpo (o la mente) se salve lo más pronto posible de este mal que compromete el bienestar de los pacientes.


Rodrigo Ayala Cárdenas

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista
  COMENTARIOS