INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Cuáles son todas las sustancias que contiene un cigarro común

14 de junio de 2018

Diego Cera

Gracias a nuestra eterna necedad de comerciar y monetizar todo, terminaremos por matarnos a nosotros mismos...



El opio, la mariguana, el peyote: absolutamente todo lo hemos arruinado y sobajado al simple y corriente acto de la drogadicción. La mayoría —si no es que todas— las drogas naturales que existen en el mundo funcionaron como medios para conectarse espiritualmente a un plano al que todo el mundo aspiraba llegar, mismo que sólo alcanzan un puñado de iluminados o elegidos capaces de controlar los efectos de estas sustancias, tanto como para poder reflexionar acerca del mundo a partir de éstas. Sin embargo, la tan humana sed de poder hizo de estos rituales y plantas ancestrales la burla y la vergüenza del mundo moderno.



Gracias a sus efectos, el consumo de las tres plantas anteriores es visto como una actividad que sólo se lleva a cabo en los sectores más bajos de la sociedad. Sin embargo, hay otras como el tabaco que han pasado a ser parte dela vida cotidiana del mundo entero. Entre los pueblos nativos de Norteamérica fumar hojas de tabaco no era una práctica cotidiana como lo es ahora. En realidad, se trataba de un momento que requería seriedad absoluta, pues este acto tenía lugar en ceremonias importantes como tratados de paz, acuerdos o negociaciones.


Inhalar y exhalar era una forma de hacer saber a sus invitados que un líder estaba dispuesto a respetar cada uno de los puntos que se habían tratado durante la charla, tanto desde un punto interno como un externo. Eso que ahora vemos como un humo cualquiera era una especie de firma en un tratado espiritual que ninguna fuerza podía romper. Pero los tiempos han cambiado y eso lo podemos ver incluso en la forma en que hemos corrompido al tabaco, agregándole sustancias que le han arrebatado su ancestral pureza para convertirlo en ese "cigarrito que necesitamos" para iniciar el día. Aquí algunas de las más nocivas:



-

Regaliz


¿Te has preguntado por qué el tabaco nunca huele como cualquier otra hierba que se quema? Eso es porque en las principales empresas productoras de cigarros le agregan algunas sustancias para disfrazar el olor y volverlo agradable. El regaliz es el principal de estos componentes y además del aroma, también funciona como un dilatador de las vías respiratorias, lo que hace que el consumidor consuma más humo en una sola calada.


-

Menta


El humo que produce el tabaco al quemarse es bastante irritante para la garganta, es por ello que muchos fabricantes agregan mentol a la mezcla para que adormezca la garganta y el efecto abrasivo del humo quede anulado.



-

Cacao


Gracias a que contiene un broncodilatador llamado teobromina, el cacao ayuda a que el fumador pueda obtener caladas mucho más grandes y con una concentración más alta de nicotina.


-

Alquitrán


Esta sustancia amarillenta y pegajosa es responsable de manchar tus dientes y de causar la mayoría de las lesiones pulmonares relacionadas con el tabaquismo. Consumir entre 20 y 60 cigarros produce un aproximado de 500 gramos de alquitrán.



-

Nicotina


Se trata de un potente coctel de partículas y gases que se depositan en tus pulmones, el cual es rápidamente absorbido por la sangre para transportarlo al cerebro en menos de 10 segundos, mismo que comienza a liberar niveles altos de dopamina.


-

Monóxido de carbono


Todo cigarro despide el mismo tipo de humo, así sea fuerte o mentolado, las sustancias que despiden durante la combustión son prácticamente las mismas; incluyendo este compuesto que es parecido al que despiden los escapes de los automóviles. Entre los efectos de ingerir monóxido de carbono está el de reducir el nivel del oxígeno en la sangre.



-

Piridina


Al ser un depresor del sistema nervioso central, esta sustancia funciona igual que la nicotina, como un detonador de adicciones, es gracias a estas dos sustancias que el tabaco es altamente adictivo.


-

Amonio


En un proceso similar al usado para convertir la cocaína en crack, el amonio ayuda a que la nicotina se cristalice, lo que le permite entrar mucho más rápido al organismo y, al mismo tiempo, potenciar los efectos de ésta.



-

Gas cianhídrico


El humo que sale de tu boca y del cigarro es sólo el 5 o el 8 % de los gases que en realidad se producen mientras fumas, entre todos los gases y sustancias que entran a tus pulmones se encuentra el cianhídrico, que además de ser venenoso, reduce la capacidad del organismo de transportar oxígeno.


-

Filtros


Con el objetivo de proteger a sus valiosos clientes, las industrias tabacaleras agregaron filtros de acetato de celulosa, los cuales atrapan el exceso de alquitrán para tener un "humo más puro" y no poner en riesgo los pulmones de los fumadores. Sólo hay que tener cuidado de no fumar parte del filtro.



-

Papel


Cuanto más poroso sea un material, el humo que entre a tu boca será mucho más diluido, esto hará que los niveles de nicotina y alquitrán no sean tan concentrados cuando lleguen hasta tus pulmones.


-

Chocolate y miel


La nicotina en estado puro es peculiarmente amarga, sin embargo, al agregar estas dos sustancias no sólo cambia el sabor sino también el aroma, volviéndolo mucho más agradable para cualquier fumador.



-

Azúcar


El azúcar es uno de los aditivos más potentes contenidos en un cigarro, además de constituir el 3 % de su peso, es esta sustancia una de las principales causas de la adicción que provoca el tabaco, pues al quemarse libera una sustancia altamente adictiva llamada acetaldehído.



-

Al igual que los grandes tiempos en que el tabaco era una planta que debía respetarse a toda costa, es probable que tu salud nunca vuelva a ser la misma después de haber metido todas estas sustancias a tu cuerpo; así que antes de encender el siguiente cigarro del día, quizá quieras pensarlo dos veces más.


TAGS: Datos curiosos salud tabaquismo
REFERENCIAS: Sanitas Arqueología Mexicana

Diego Cera


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Günter Grass, no sólo escribió "El tambor de hojalata", estas son otras de sus obras The Coolest Street Markets In NYC You Should Hit Up This Weekend Te explicamos la diferencia entre blush, bronzer e iluminador 5 Skills You Need To Develop To Become A Successful Blogger Imágenes inéditas de la grabación del último disco de los Arctic Monkeys Dark Truths Hiding Behind The American Dream: The Photo League’s Radical Photography

  TE RECOMENDAMOS