INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Talidomida: el peligroso calmante para embarazadas que causa malformaciones en los fetos

6 de enero de 2018

Alejandro I. López

Los “hijos de la talidomida” fueron un hito en el desarrollo de la industria farmacéutica, mostrando el peligro de utilizar medicamentos en humanos sin pruebas clínicas previas.



Más del 80 % de las mujeres experimentan náuseas y vómitos con especial frecuencia durante el primer trimestre del embarazo, que describen como el síntoma más molesto e insoportable durante el tiempo de gestación. A mediados del siglo XX con la farmacéutica en auge, una empresa trató de comercializar un compuesto capaz de lidiar con tales síntomas de manera exitosa; sin embargo, el resultado terminó en una tragedia de proporciones épicas.


Después de trabajar en la fórmula y mejorarla, un laboratorio suizo llamado Ciba probó una y otra vez la seguridad y eficacia de la talidomida, un medicamento, tanto para obtener los permisos necesarios para comercializarla, como para producir el fármaco en masa. Después de que Ciba lo probara en distintos ensayos clínicos ratones, conejos y otros animales sin mostrar daño alguno, la fórmula de la talidomida fue comprada por la compañía alemana Chemie Grüenthal y comercializada en buena parte del mundo a inicios de 1957.



Después de ser aprobada y entrar al mercado farmacéutico, el éxito de la talidomida fue avasallador: al final de la década de 1950 se trataba de la tercera droga más vendida en todo el mundo. Era considerado un tratamiento casi rutinario para embarazadas que enfrentaban las terribles náuseas del primer trimestre exitosamente, al tiempo que su eficacia les llevaba a recomendar a sus conocidas en la misma condición el uso de este fármaco, incluso sin consultar a su médico en turno, pues era un medicamento de venta libre.


Sin embargo, a finales de los 50 las evidencias arrojaron una desafortunada y trágica verdad sobre el consumo de talidomida: para el invierno de 1958, el número de nacidos en Alemania con malformaciones en las extremidades aumentó dramáticamente, a tal grado que los médicos y enfermeros de los hospitales y las clínicas de nacimiento alertaron a la comunidad científica sobre estos hallazgos.



El primer médico en tomar cartas serias en el asunto fue el pediatra Widukind Lenz a finales de 1961. Después de una investigación a gran escala con los datos apenas disponibles, el genetista alemán presentó ante distintos colegas las evidencias de un auge de focomelia, una extraña anomalía genética cada vez más común en el norte de Alemania, donde la talidomida gozaba de gran reputación y un alto nivel de ventas.


Tomando los estudios de 14 casos de focomelia, Lenz llegó a la conclusión de que cuando esta droga era administrada a las mujeres embarazadas antes de las 8 semanas de gestación (o bien, ingerida por sus parejas masculinas y posterior fecundación), el producto tenía una alta posibilidad de causar toxicidad fetal. En el caso de sobrevivir, se calcula que el 40 % de los menores que nacían con esta deformidad fallecían antes de cumplir un año.



El número más conservador de los casos de focomelia en Europa y Asia ascendió a 15 mil casos de niños recién nacidos con malformaciones congénitas. El escándalo alcanzó a los organismos de salud en distintos países de ambas regiones y tomando por buenas las evidencias de Lenz, la talidomida fue rápidamente prohibida y descontinuada en menos de tres años de todos los países donde se comercializaba libremente.


-

Los “hijos de la talidomida” fueron un hito en el desarrollo de la industria farmacéutica. A partir de la tragedia, distintos países impusieron severas reglas y metodologías de ensayos clínicos necesarios para aprobar la venta de cualquier fármaco; sin embargo, años más tarde la talidomida volvió a los consultorios médicos, esta vez como un agente auxiliar en distintas enfermedades autoinmunes como el lupus y actualmente se prueba para tratar distintos síndromes y otras enfermedades poco recurrentes.


*

Ahora lee:


El cruel experimento que infectó a un país latinoamericano de sífilis

La silenciosa enfermedad que mata al 70 % de sus víctimas


TAGS: salud
REFERENCIAS:

Alejandro I. López


Editor de Cultura

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

10 apps y sitios web que debes usar para evitar que Google robe tus datos Looks de Ezra Miller para aprender sobre estilo y nuevas masculinidades El reto de 30 días con el que tu mejor amiga y tú conseguirán el abdomen perfecto La brutal película que muestra realmente cómo es una posesión satánica La clave para asegurar el éxito en la vida, según un chavorruco La artista que convivió con muertos y retrató la violencia en su forma más cruda

  TE RECOMENDAMOS