"Un chico y su átomo", la película más pequeña del mundo creada con átomos

Jueves, 18 de enero de 2018 16:14

|John Sanchez
un chico y su atomo

Fue creada por un equipo de investigación de IBM, que ideó mover átomos a su antojo para explorar los límites del almacenamiento de datos

Si estás dispuesto a invertir un minuto y medio de tu tiempo en ver Un chico y su átomo, no esperes grandes actuaciones de un elenco de lujo, una historia cautivadora con un giro inesperado, una joya de la animación contemporánea que le haría competencia a Pixar ni mucho menos una cinematografía capaz de deslumbrar a los espectados y arrasar por igual en alguno de los galardones más importantes del séptimo arte. Tampoco se trata de una sarta de efectos especiales, ni de la obra maestra de un director consagrado, ni de la ópera prima de un realizador experimental ni mucho menos una triquiñuela publicitaria de algún estudio famoso. En todo caso, es la forma en que la compañía IBM mostró las capacidades de manipulación de la material elemental. Sin embargo, el corto animado tiene un mérito bastante peculiar. Un chico y átomo sólo cuenta con un Récord Guiness por ser la película más pequeña del mundo. ¿Sus protagonistas? Una serie de átomos aumentados 100 millones de veces gracias a la ayuda de un potente microscopio.



Como bien se explica en la breve introducción del audiovisual, Un chico y su átomo fue creado en 2013 por un equipo de investigación de IBM, que ideó mover átomos a su antojo para explorar las capacidades y los límites del almacenamiento de datos. Los científicos del Almaden Research Center, en San José, California, usaron un microscopio de efecto túnel para capturar las imágenes y, con una aguja de cobre, manipularon moléculas de monóxido de carbono sobre un sustrato de cobre a una distancia de 1 nanómetro, unidad de medida equivalente a una millonésima parte de un metro o a la millonésima parte de un milímetro..


un chico y su atomo 1

Lo que se ve, aunque parezca una primitiva forma de animación grabada en los años 30, no deja de ser impresionante. Las moléculas permanecen en el lugar y forman un enlace con el sustrato, debido a la bajísima temperatura (-268,15 °C o -450,67 °F) en que opera el dispositivo. El componente de oxígeno de cada molécula se muestra como un punto cuando es fotografiado por el microscopio, lo que permite que se creen imágenes compuestas de muchos de estos puntos.​



El equipo de IBM creó 242 fotogramas con 65 moléculas de monóxido de carbono, que fueron animados mediante técnicas de stop motion o de cuadro por cuadro.​ Cada fotograma midió 45 por 25 nanómetros y la realización total de la película tomó dos semanas, en las que se inviriteron 18 horas y la labor conjunta de cuatro investigadores y del director argentino Nico Casavecchia. La trama, si se puede hablar de ella, es bastante simple: un chico encuentra un átomo y juega con él, como si descubriera sus propiedades y sus posibilidades. También puedes ver cómo fue el proceso de realización del corto en el video que se comparte arriba.


***


El estudio de los virus puede abrir una puerta hacia un mundo en el que varias interrogantes sobre la historia de la salud y de la vida humana pueden ser finalmente respondidas. Por eso virus como el sarampión y el herpes podrían curar el cáncer.

REFERENCIAS:
John Sanchez

John Sanchez


  COMENTARIOS