Estudio demostró que mil investigaciones sobre el gen de la depresión estaban mal

Estudio demostró que mil investigaciones sobre el gen de la depresión estaban mal

Por: Beatriz Esquivel -

La ciencia no es infalible, sin embargo, ésta tiende a corregirse a sí misma con el paso del tiempo, lo cual lamentablemente da lugar para todo tipo de errores o confusiones.

Los errores en la ciencia son más comunes de lo que se puede imaginar y es por ello que se han instaurado ciertos procedimientos como la revisión por pares que pretende asegurar que exista rigor científico. No obstante, en ocasiones esos sistemas en práctica fallan y tenemos como resultado lo que denominamos como mala ciencia. 

La mala ciencia es aquella que cuenta con un gran sesgo, que da conclusiones basadas en datos poco confiables o que simplemente, aún no cuenta con el desarrollo necesario para explicar cualquier tipo de fenómeno, por mencionar algunos ejemplos. Estudio demostró que mil investigaciones sobre el gen de la depresión estaban mal 1

El nuevo estudio

Por ello no es inusual que con el paso del tiempo surjan nuevos estudios que comprueban que otras investigaciones han tenido conclusiones equivocadas, como acaba de ocurrir con un estudio dirigido por Richard Border de la Universidad de Colorado titulado No Support for Historical Candidate Gene or Candidate Gene-by-Interaction Hypotheses for Major Depression Across Multiple Large Samples

Relacionadoenfermedades-provocadas-por-la-ansiedad-y-la-depresionLa razón por la que la depresión y la ansiedad te vuelven más propenso a enfermarte

El estudio en cuestión analiza cómo a través del tiempo hemos desarrollado investigaciones que causan controversia con respecto al gen de la depresión, el cual ha sido identificado como el gen SLC6A4, encontrado por un grupo de investigadores en 1996. Su investigación produjo cientos de estudios que analizaron la influencia de este gen para la presencia de depresión en sus sujetos de estudio. Estudio demostró que mil investigaciones sobre el gen de la depresión estaban mal 2

¿Cuál es el problema? 

El estudio inicial y los subsecuentes tuvieron un fallo mayor, lo cual derivó en que en la actualidad sean desestimados: el tamaño de las muestras era muy pequeño para determinar que ciertos genes eran responsables de la depresión. Por ejemplo, en el estudio inicial de 1996, la muestra era de tan solo mil personas, lo cual convierte en su evidencia y conclusiones difíciles de sostener.  

Relacionadoel-ultimo-poema-de-alfonsina-storniEl último poema de Storni, la feminista que retrató la lucha contra la depresión

Un problema de la Academia 

Algunos expertos apuntan a que este tipo de situaciones se derivan desde el momento que la Academia y las revistas más relevantes de ciencia premian a los investigadores al publicar estudios que proponen o descubren algo nuevo, a diferencia de aquellos estudios que comprueban la veracidad de otros. Ed Yong, de The Atlantic lo explica: 

«Más allá de un par de casos de mala conducta, estas prácticas raramente se realizan para engañar. Son un producto casi inevitable de un mundo académico que recompensa a los científicos, por sobre todas las cosas, por publicar estudios en revistas de alto perfil —revistas que prefieren estudios llamativos […]. La gente es recompensada por ser productiva en lugar de estar en lo correcto, por seguir construyendo hacia arriba en lugar de revisar las bases. Estos incentivos permiten que se publiquen estudios débiles. Y una vez se han amasado los suficientes, crean una percepción colectiva de fortaleza que puede ser difícil de perforar».  

Estudio demostró que mil investigaciones sobre el gen de la depresión estaban mal 3

La importancia del nuevo estudio

Es por ello que resulta importante la existencia de estudios como el de Border, ya que permiten romper con esa tendencia de información engañosa, además de permitir el desarrollo de ciencia que innove sobre la misma materia. 

Para probar la influencia del SLC6A4 y otros 17 genes asociados con la depresión, los investigadores del grupo de Border analizaron los datos de un rango de 62 mil a 443 mil personas. Sus conclusiones fueron bastante simples: no había evidencia de que el SLC6Atuviera influencia directa en la depresiónEstudio demostró que mil investigaciones sobre el gen de la depresión estaban mal 4

Esto no quiere decir que en el código genético no esté inscrito algún tipo de predisposición a la depresión bajo ciertas condiciones, solo que ahora con el desarrollo de la genómica sabemos que distintos genes pueden relacionarse y causar todo tipo de efectos en nuestro cuerpo y estado anímico. 

La lección que deja este nuevo estudio es clara: resulta necesario modificar las prácticas que se recompensan o dan prestigio al interior del mundo académico, sino, de otra forma se gastarán recursos y tiempo valiosos en una investigación que puede resultar simplemente falsa. 

Te podría interesar:

Por qué podrías sufrir de amnesia después de una noche de pasión
Cómo conseguir la juventud eterna según Isaac Newton
La pérdida del sentido que podría anunciar tu muerte