Usos y beneficios de la placenta humana
Tecnología

Usos y beneficios de la placenta humana

Avatar of Rodrigo Ayala

Por: Rodrigo Ayala

5 de diciembre, 2018

Tecnología Usos y beneficios de la placenta humana
Avatar of Rodrigo Ayala

Por: Rodrigo Ayala

5 de diciembre, 2018

Aunque no haya un sustento científico que respalde esta creencia, la placenta humana tiene supuestos beneficios médicos.

Es gracias a la placenta que el bebé comienza a recibir los alimentos y nutrientes necesarios dentro del vientre materno para su desarrollo. También funciona como un pulmón para el bebé, pues la placenta le ayuda a recibir el oxígeno para respirar, y para desechar todo aquello que no le es útil y que será eliminado por la madre a través de los riñones. 


Asimismo se encarga de suministrar las hormonas necesarias para el crecimiento del bebé. Es para ser más exactos lo que permite el vínculo físico entre madre e hijo. También hay que recordar que el feto está unido a la placenta a través del cordón umbilical. Que el vientre materno sea el lugar más cómodo y perfecto en el que cualquier humano pueda estar no es tan descabellado: gracias a la placenta y el líquido amniótico el bebé se siente protegido en todo momento, pues lo aísla del exterior, le ofrece una temperatura agradable y lo resguarda ante golpes y otras amenazas. 



Una vez que la mujer da a luz la placenta deja de tener utilidad, ya que su función es alimentar al bebé cuando se está desarrollando en el interior del vientre de su madre. El alumbramiento culmina no sólo con la salida del bebé sino con la expulsión de la placenta, la cual debe salir en su totalidad. De quedar una parte de ella en el interior puede dar lugar a complicaciones de salud en la mujer. 


Placentofagia o el acto de comerse la placenta

En los años recientes se ha puesto en práctica la tendencia entre mujeres y algunos hombres de comer la placenta después del nacimiento de su hijo, supuestamente por los efectos positivos que dicha práctica trae para el organismo, aunque realmente no existan pruebas médicas de que así sea. Algunos mamíferos, después de tener a su cría, suelen comer la placenta, lo cual puede responder a diversos motivos como obtener cierto tipo de hormonas alojadas en la placenta, reducir los olores a sangre que pudieran llamar la atención de depredadores que acechan la zona, saciar el hambre producto del esfuerzo físico del alumbramiento que lleva a la hembra a perder nutrientes esenciales.


Usos y beneficios de la placenta humana 1


¿Cuáles son los beneficios de la placenta humana?

Entre los supuestos efectos positivos de la placentofagia se mencionan el hecho de que tiene la capacidad de evitar la depresión posparto, cicatrizar más rápido las heridas, consumir una alta cantidad de vitaminas y minerales indispensables, y potenciar los efectos analgésicos posparto debido sobre todo a sus altos índices de vitamina K. 


Otro de los aspectos fundamentales por lo que esta práctica es defendida entre sus seguidores es que promueve una buena lactancia. No debe pensarse que las mujeres ingieren la placenta en cuanto ésta sale de su cuerpo sino que se hace algunos minutos u horas después mezclada en jugos o en cápsulas preparadas especialmente para ello. 


Usos y beneficios de la placenta humana 2


La partera Rita Aparicio, quien escribió una tesis sobre los rituales de la placenta en comunidades indígenas, afirma acerca de esta práctica: “Es una vieja-nueva ciencia. Es la única carne que se come sin que haya que matar a un animal, y es orgánica. Todo mamífero no domesticado se come su placenta”.


**


Te puede interesar:


Comer placenta: la tendencia que te puede provocar la muerte