5 razones por las que viajar no te hará feliz
Viajes

5 razones por las que viajar no te hará feliz

Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

12 de enero, 2017

Viajes 5 razones por las que viajar no te hará feliz
Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

12 de enero, 2017



Muchos pasan meses o incluso años ahorrando. Buscan entre los sillones, vacían sus cuentas bancarias, piden que de regalo sólo les den efectivo para poder ahorrar y así, después de un ayuno territorial, logran conseguir el dinero para irse lo más lejos posible en un viaje que esperan que les cambie la vida para siempre. Vivimos en una cultura en la que se nos enseña que viajar es primordial y eso es perfecto. Lo malo es que la idea se vende como una cura y no una necesidad.

ahorrar mientras viajas dinero

Viajar sí abre los ojos y te revela nuevos horizontes, pero no todos los viajes son despertares espirituales. Estamos tan sumergidos en la vida urbana, en el capitalismo desmedido de occidente, que no importa cuanto lo leamos en libros o veamos en películas; salir al extranjero y conocer otras culturas es un fuerte choque. Mientras más lejana y desapegada de nuestras costumbres, mejor. Pero también sucede que viajamos y no encontramos la felicidad prometida, regresamos y sentimos que no hubo un cambio real, no nos transformamos como Christopher McCandless en "Into the Wild" y mucho menos como Odiseo regresando a Ítaca. Los viajes sí son una respuesta, pero no son la felicidad. 

No te resolverá la vida 

viajar sola

Viajamos para conocernos, descubrir lo que no somos y lo que podemos llegar a ser. Un viaje espontáneo es perfecto en cualquier momento y romper la rutina es necesario en cuanto ésta se forma. Viajar, sin embargo, es muy engañoso. Un destino espiritual no traerá iluminación (a menos que vayas con la mente enfocada en meditar y conocer esa cultura) y el destino más cercano e inesperado puede revelarte eso que siempre te preguntaste. No se trata del lugar, sino de la experiencia. 
-

Las cosas vuelven a la normalidad

autoestop viajar gratis por el mundo

El sueño burgués de dejar todo excepto una mochila al hombro y salir a recorrer el mundo para olvidar los problemas es común. Todos soñamos con eso y hay quienes sí llegan a hacerlo, pero la realidad es que los problemas te esperan de vuelta. Si no te vas por años y dejas que el tiempo cure heridas o dé vuelta a una página de la que tanto debías desprenderte, lo más probable es que después de esos meses lejos de casa, regreses y en menos de lo que crees, todo sea igual que antes.

No desesperes, tal vez el viaje no solucionó las cosas, pero sí te dio herramientas para lidiar con tus problemas. Puede que ahora tengas madurez mental para combatir lo que no podías antes o simplemente que la distancia te haya dado perspectiva para saber qué hacer. Los problemas no te abandonan, pero sí se transforman, por lo menos en tu interior. 
-

No eres tú cuando viajas

consejos-para-viajar-drogas

No importa quién eres en casa. El bully o al que humillaron frente a toda la escuela, si explotaste en la oficina y renunciaste gritándole a tu jefe o si te peleaste con el amor de tu vida y escapaste. En otro país, con gente de todo el mundo y nadie conocido a mil kilómetros a la redonda, puedes ser quién quieras. Pero de nuevo, esa identidad no es eterna. Regresar a casa no implica que debes volver a la normalidad, pero sí chocarás con la persona que todos creen, se adecúa a tu verdadero yo. Es difícil. Muchos regresan intentando imponer la personalidad que forjaron en su viaje y las consecuencias pueden hacer que amistades se pierdan y relaciones terminen. 

En realidad es una prueba importante, pues si eso llega a suceder, debes evaluar quién eres y quién eras antes de irte. Así entenderás que tal vez lo que sucedió fue sólo para mejorar. 
-

La expectativa puede ser muy grande

expectativa y realidad viaje en gondola

Una de las peores cosas que pueden suceder al viajar. Tenemos expectativas gigantescas acerca del viaje. Soñamos con besar al amor de nuestra vida en la Torre Eiffel y recorrer una Roma vacía, pero al viajar encontramos ciudades infestadas de miles de personas que tienen la misma idea que nosotros. Creemos que hay paraísos asiáticos e incluso latinoamericanos en los que la gente vive alejada de todo lo que conocemos, pero al pisar esa tierra encontramos que Coca Cola y todas las cadenas de comida rápida también invaden el lugar. 
-

Debes vivir el viaje

ropa comoda para viajar leggings

Deja atrás la expectativa, el pensamiento de que al regresar serás otra persona y que al finalizar el viaje, tu vida estará en orden y llenarás el vacío. La felicidad absoluta no se alcanza. Tal vez durante algún momento de tu viaje, alejado de preocupaciones mientras descansas viendo el atardecer, te sientas en plenitud, pero siempre buscaremos algo más. Ésa es la vida del viajero, buscar, encontrar y continuar. Disfruta el viaje, no te preocupes por lo que vendrá y experimenta esos momentos como si no hubiera un mañana. Después regresarás y ese pasado que tanto te enseñó te motivará a buscar otros destinos, más rincones que conocer, pero siempre con la necesidad de vivir la experiencia, no la expectativa.






Referencias: