6 viajes que tendrás a lo largo de tu vida
Viajes

6 viajes que tendrás a lo largo de tu vida

Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

6 de mayo, 2016

Viajes 6 viajes que tendrás a lo largo de tu vida
Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

6 de mayo, 2016



Una de las experiencias más enriquecedoras para el hombre es viajar. Conocer nuevos sitios, sumergirse en una cultura local distinta a la nuestra, dejar atrás la rutina y el ajetreo diario, olvidarse por un momento de la masa gris que día a día despliega ante nosotros la ciudad y conectar con la naturaleza y con aquellas personas imprescindibles, son algunas de las razones que sostienen tal afirmación. Recorrer grandes distancias estimula la capacidad de aventura del ser humano, observar los paisajes del camino con la mente llena de expectativas y los sentidos bien despiertos para captar cada momento, imaginando lo que se revelará en unas horas, es un parteaguas capaz de cambiar la vida de una persona permanentemente.

Cada viaje es distinto y nunca tiene un mismo sentido, incluso si se realiza repetidamente al lugar y con idéntica compañía. De la misma manera, la forma en que viajas cambia notablemente conforme creces. Estos son seis viajes distintos, experiencias únicas que con certeza tendrás a lo largo de tu vida:


-
A la playa con tus padres


viajes planeados con papas

Un viaje memorable no sólo por el lugar, sino por todos esos momentos juntos que por uno u otro motivo se vuelven casi imposibles de replicar en el futuro. Este tipo de vacaciones quedan grabadas en la mente como perfectas, pues la corta edad que tenías al momento del viaje delimitó que tu única preocupación consistía en jugar todo el tiempo con tus hermanos. El mar, la arena, el cuarto de hotel, el transporte e incluso la comida, toda hora era perfecta para divertirse y vivir en un estado de ensueño por el que se transita cuando eres niño y que no vuelve más.

Recuerdas casi con memoria fotográfica detalles que tus padres pasaron por alto pues te sentiste tan feliz que aquellos instantes quedaron inmortalizados en tu memoria. Mucha diversión, risas y grandes recuerdos que ahora evocas con cariño.



-
El viaje familiar desastroso

viajes planeados desastroso

Estas vacaciones establecen un punto de ruptura entre la visión ideal del mundo que se tiene de pequeño y la realidad. Es el típico viaje planeado con meses de anticipación. La presencia de primos, tíos y otros familiares aumenta aún más las expectativas, pero en realidad es un viaje que se disfruta a cuentagotas porque por algún motivo, las cosas no salen como se esperaba. 

La Odisea inicia saliendo horas más tarde de lo estimado; sin embargo, el espíritu aventurero se mantiene durante el camino hasta que una llanta ponchada, falla mecánica o un accidente en la carretera retrasa aún más el arribo y aparecen los primeros momentos de desesperación. Después de muchas horas, por fin llegan al destino prometido pero aún falta lo peor: un tío inconsciente, un primo intoxicado o lastimado comprometen la diversión y deben cargar con él durante todo el viaje.

Esta experiencia ocurre comúnmente
 durante la adolescencia, añadiendo un tono más trágico y pesimista a todo. Te demuestra que no todo es perfecto como creías antes, algunas cosas dejan de ser divertidas, pero un grato recuerdo perdura. Por primera vez entiendes los esfuerzos de cada integrante de tu familia por tu bienestar, sus personalidades y comprendes cosas que antes no valorabas.


-
Playa con tus amigos

viajes planeados amigos

Una aventura llena de adrenalina. Es la primera vez que sales de vacaciones con tus amigos y a pesar de que la incógnita es la clave, sabes que será un viaje increíble. Aprendes que la amistad es un valor indispensable en la vida y valoras cada una de las relaciones que tienes con tus amigos, entendiendo el carácter y la personalidad de cada uno.

Contemplarás la vida desde un punto de vista distinto, ahora eres joven y de ti depende todo lo que hagas por delante con este momento en el que tratamos de ser felices llamado vida. Las risas y la diversión, algunos excesos, locuras y anécdotas que quedan para la posteridad marcarán el rumbo de esta aventura que terminará por unir aún más a un grupo de amigos que puede que sean para toda la vida.


-
En solitario

viajes planeados solo

Este suele ser un viaje contemplativo, que requiere de un alto grado de maduración para que cumpla sus efectos. Tal vez te encuentras saliendo de una relación tormentosa, en un momento difícil de tu vida o con distintos problemas familiares. Entonces decides embarcarte en una aventura en solitario, donde puedas escuchar tus pensamientos con claridad y acomodar tus ideas, además de tomar un respiro del agobio de las actividades rutinarias.

 Demuestra que no tienes miedo de la soledad, al contrario, la abrazas cuando es necesario pues ayuda a reivindicar tu actitud ante la vida. Comúnmente se realiza a un sitio alejado del turismo y las multitudes, puede ser un destino que te haga reencontrarte con tus orígenes o te remita inmediatamente a ellos, pensando seriamente cuáles son las cosas que están sirviendo en tu vida y cuáles debes dejar definitivamente a un lado.


-
Con tu pareja

viajes planeados pareja

El primer viaje sólo con tu pareja involucra un sinfín de pensamientos que antes no hubieras imaginado sobre la bella complejidad de las relaciones humanas. La fantasía de las citas en que ambos mostraban lo mejor de sí, los cafés y restaurantes con una atmósfera perfecta enmarcados en salidas maquilladas quedaron atrás. Por los pocos días que dura esta aventura, pasarás la totalidad del tiempo con una persona que consideras especial, muy por encima del resto. Tendrás momentos de intimidad a través de charlas profundas que revelarán el tipo de persona que ambos son realmente, además de una conexión emocional y sexual plena.

Este es un viaje que sin duda define el rumbo que toma una relación: o es todo un éxito, consigues conectar con tu pareja y encuentran la satisfacción de compartir todo en aquellos días juntos, lejos de todos los demás e irradian felicidad, o bien, descubren que no son exactamente lo que cada uno pensó sobre la persona ni la imagen que tenían de sí durante un sábado por la noche.


-
Con tus hijos

viajes planeados con hijos

Viajar con tus hijos conlleva una experiencia completamente distinta a la noción de viajar que tenías antes de ellos. Ahora eres una persona cabalmente madura, no es el viaje de reventarte con tus amigos ni la aventura en extremo romántico con tu pareja. Es una salida dedicada casi en su totalidad a ellos, por quienes te levantas todos los días. 

A pesar de que no puedes reproducir los mismos patrones que antes (como emborracharte hasta no poder más o salir a un sitio romántico con tu pareja) la diversión ahora es integral. Escuchar sus risas, ver en sus caras la emoción de una aventura o sus pláticas disparatadas sobre lo increíble que han sido las vacaciones, vale más que cualquier pretensión. Al mismo tiempo, te remite a aquellas vacaciones de la infancia con tus padres y no es hasta este momento que valoras los esfuerzos de todo tipo que realizaron durante toda tu infancia y adolescencia, pues te reflejas en ellos y al mismo tiempo en tus hijos.


-
Viajar es una experiencia vital que marca ciclos, afianza relaciones, estimula la imaginación, aumenta nuestra concepción del mundo y crea recuerdos únicos que duran para la posteridad. Disfrutar cada una de las etapas de la vida viajando es sin duda una de las mejores formas de trascender y compartir momentos con aquellas personas que amas.


***
Te puede interesar:
 
10 viajes baratos que tienes que hacer con tus amigos en 2016

Páginas que te ayudarán a viajar prácticamente gratis por el mundo






Referencias: