Viajes, fiestas y sexo: la verdadera vida trabajando en un crucero

viernes, 9 de junio de 2017 14:11

|Rodrigo Ayala



Para vivir la vida salvaje, no es necesario dedicarse a ser estrella de rock. Desenfreno, fiesta, diversión y altas dosis de vicios son lo que se puede vivir a bordo de un crucero, y no precisamente en la cubierta como uno más de los pasajeros, sino como un miembro de la tripulación. ¿Qué opinas?

crucero

Trabajar a bordo de un crucero resulta una de las opciones más propicias para quienes quieren trabajar y viajar por el mundo al mismo tiempo. Los que han vivido la experiencia de estar a bordo de uno de estos enormes navíos durante meses, describen el trabajo como arduo y demandante, pero ideal para conocer nuevas personas, hacer relaciones profesionales, practicar y aprender idiomas, y vivir una vida agitada que casi siempre ocurre en los niveles más inferiores de los barcos. Para que la tripulación se relaje, se organizan fiestas en las que el alcohol, el sexo y la promiscuidad son tan ardientes como el sol sobre la cubierta. En definitiva, el estilo de vida no se parece a nada de lo que se vive en los trabajos convencionales.

trabajos en crucero tripulacion

Brian David Bruns trabajó como mesero a bordo de un crucero, lo cual causó un gran impacto en su vida. A tal grado que escribió el libro "Cruise Confidential". En él relata las arduas, pero extremadamente divertidas y salvajes, experiencias que se viven en estos idílicos centros turísticos: «Haces eso cada noche y pronto una cerveza no es suficiente para relajarte. Ahora necesitas shots, necesitas más inyecciones. Podía beber grandes cantidades de alcohol al final de mi primer contrato, podía beber media botella de ron y ni siquiera sentirlo. No es para presumir, pero eso es lo que haces para relajarte».

trabajos en crucero muelle

En un crucero no hay horarios de trabajo y, a veces, ni siquiera hay días de descanso. Cualquiera que sea el puesto, la demanda de clientes y las exigencias de los jefes a cargo suelen superar la energía de los que prestan servicios. Sin embargo, mientras muchas personas pasan en el mismo puesto laboral durante cinco, diez o quince años, en un crucero puedes brincar de una labor a otra en cuestión de semanas.

trabajos en crucero vista

Julian Austin es un norteamericano que un buen día decidió recorrer el mundo como parte de la tripulación de un crucero, el Royal Caribbean. Viajó a bordo durante siete meses. Empezó como parte del equipo de actividades deportivas, a cargo del muro para escalar, y después combinaba dicha actividad con un espectáculo para damas en el que actuaba como stripper. Es parte de la variedad que se vive en estos sitios.

trabajos en crucero ciudad

Otra de las atracciones de estos lugares de trabajo son las experiencias románticas o sexuales que los tripulantes viven entre sí… o incluso con los mismos pasajeros. Son comunes las citas románticas entre compañeros o desconocidos, las cuales dan paso a los encuentros eróticos en los camarotes. De alguna manera todos tienen que saciar la larga estadía en altamar y las privaciones que conlleva, ¿no crees?

Las tentaciones están a la orden del día, como dejan entrever las palabras de Brian David Bruns al respecto: «Estás inundado de hermosos cuerpos jóvenes de todo el mundo». Así, el servicio da paso a la amistad y después al flirteo claramente sexual.

trabajos en crucero turistas

Las relaciones humanas en un crucero por supuesto que no se quedan sólo en el terreno de lo sexual. Existe una gran rotación de personal en ellos, pues la gran mayoría se emplea de manera temporal, no resisten la exigencia laboral o el hecho de estar tanto tiempo lejos de su familia. Esto provoca dos grandes verdades, una feliz, que es el hecho de conocer a mucha gente de diferentes partes del mundo. La segunda es más triste, pues las amistades suelen ser fugaces y poco duraderas. Los camarotes que la tripulación comparte se vacían y se llenan con la misma rapidez. Sin embargo, la experiencia de entablar conversación y relación con diferentes tipos de personas es un recuerdo que te hará guardar grandes memorias. Pasando por tragos dulces y amargos.

trabajos en crucero mar

En el presente cada vez es más difícil encontrar un empleo que nos satisfaga en todos los sentidos, principalmente el económico y el profesional, elementos indispensables para experimentar un bienestar con lo que hacemos. En algún momento de tu existencia es probable que sueñes con un empleo que te haga llevar un estilo de vida alternativo y alejado de las pesadas ocho horas de encierro en una oficina. Como habrás visto, nadie ha dicho que sea fácil estar de servicio en un crucero, pero, en definitiva, es un trabajo sui generis y apto para mentes y corazones inquietos en búsqueda de noches alocadas y un encuentro con el mundo.

trabajos en crucero empleado

Es cierto, hay mucho sexo, mucho alcohol y muchas fiestas en los niveles más bajos de un crucero. Muchos sueñan con obtener un estilo de vida que tenga dosis excesivas de todo ello, sin embargo, es también la oportunidad de encontrar una experiencia que te fortalezca, que te transforme y te lleve a vivir aventuras que sólo un bien pirata, un nómada o un viajero serían capaces de experimentar.

Aventúrate y no dejes que tus sueños por conquistar el mundo te detengan. Sobre la cubierta, hay un viento salado que te espera para hacerte sentir que vuelas.  

**

Trabajar en un crucero puede ser una de las experiencias más gratificantes de tu vida como viajero y persona. Si así es, seguro que también te puede llamar la atención trabajar en los programas de voluntariado que te llevan a Canadá y recibir consejos para viajar como voluntario gratis por el mundo.

*

Fuentes

Insider
El Confidencial

 

 

 

TAGS: adulto
REFERENCIAS:
Rodrigo Ayala

Rodrigo Ayala


  COMENTARIOS