5 verdades que nadie te dice sobre ir a vivir a otro país
Viajes

5 verdades que nadie te dice sobre ir a vivir a otro país

Avatar of Li Plauchu

Por: Li Plauchu

5 de junio, 2017

Viajes 5 verdades que nadie te dice sobre ir a vivir a otro país
Avatar of Li Plauchu

Por: Li Plauchu

5 de junio, 2017



Estamos hechos de lo que nos rodea. Desde el lenguaje, la personalidad, la alimentación y un sinfín de factores que conforman nuestra existencia, los elementos del entorno en el que nos desarrollamos determinan no sólo nuestra visión del mundo, sino quiénes somos. La manera más completa de construirnos y ampliar nuestro panorama es cambiando de entorno. El escritor británico Aldous Huxley dijo alguna vez: “viajar es descubrir que todos están equivocados sobre los otros países”, y es cierto: viajar es desentrañar los misterios del mundo que habitamos, pero también el misterio que nos habita a nosotros mismos.

Para conocer a fondo otros sitios a veces es necesario vivir ahí, no ser simplemente un turista pasajero. Tomar la decisión de mudarse a otro país no es un camino directo, existen muchos factores que nos atan a nuestro lugar de origen. Ya sea que encontremos un lugar para estudiar o para trabajar, si nos hemos decidido y estamos listos para emprender el vuelo es importante considerar algunos puntos que te ayudarán a que tu estancia sea más llevadera y la aproveches al máximo.


1. Los problemas comienzan desde antes de subir al avión


consejos para vivir en otro país


Podría parecer que lo más difícil es tomar la decisión, y que una vez que la tomas el Universo marchará de acuerdo a tus planes; pero en realidad los verdaderos problemas comienzan al planear la mudanza. Irte a vivir a otro país es una tediosa odisea burocrática y financiera. Antes de sentarte en el avión debe haber al menos seis meses de planeación y procesos para que todo esté listo: desde ahorrar para el viaje, buscar dónde vivirás una vez que llegues a tu destino, considerar el pasaporte o el visado necesario, enfrentar barreras del idioma o aprender sobre la cultura que te acogerá por un tiempo. Pero no te desanimes desde antes de salir de tu casa, vivir en otro país no será una tarea fácil, pero tampoco es imposible. Muchísimas personas lo han logrado, y con suficiente planeación y orden tú también lo lograrás.


2. Aunque escapes, la rutina regresará


bostezo


Una vez que llegas a tu destino, te sientes la persona más afortunada del mundo. Por un  momento tienes dinero y tiempo para conocer el lugar, todo resulta novedoso y el hastío que sentías en tu lugar de origen ha desaparecido. Pero tarde o temprano tu vida adquiere responsabilidades, horarios, tareas y necesidades que debes cubrir. Tus vacaciones soñadas terminan y de pronto todo lo que era novedad se vuelve rutina. Será normal que sientas un poco de decepción, pero recuerda que puede haber muchas cosas que aún no descubres. Date la oportunidad de ser sorprendido por tu nuevo hogar.


3. Conocerás la verdadera soledad


mujer soledad


Cuando vives por mucho tiempo en un lugar, sabes que gracias a tu familia y amigos pocas veces estás realmente solo. Incluso cuando no estás físicamente con alguien, de alguna forma sabes que puedes contactarlos o buscarlos en cualquier momento. Pero cuando te vas a otro país, sentirse acompañado es más difícil, sobre todo si no conoces a nadie en el lugar al que vas. Habrá veces en las que extrañar a tus seres queridos te hará flaquear, pero debes reunir fuerzas para aprender a estar solo. Recuerda que esta soledad no será para siempre, con el tiempo encontrarás a nuevas personas en tu camino que te llenarán de experiencias. Además, tampoco es tan malo estar solo por un tiempo, puedes aprovechar para reflexionar y conocerte mejor.


4. Vas a sufrir por dinero


formas de ahorrar dinero


Si escoges ir a vivir a un país con alta demanda turística, es probable que el costo de vida sea mayor al de tu lugar de origen. Aunque hayas ahorrado mucho para este proyecto, rápidamente te darás cuenta de que si no aprendes a administrar tu dinero la vas a pasar muy mal. No sólo sufrirás por el hecho de vivir con lo justo, sino por el estrés de saber que si ocurre una emergencia (un accidente, una enfermedad o un robo), será más difícil que te recuperes financieramente cuando estás en otro país. Tal vez cuando imaginaste tu viaje pensaste que visitarías sitios increíbles y comerías en restaurantes deliciosos todo el tiempo, pero debes tener en mente la renta, la despensa, el transporte, los productos de limpieza, etcétera. Lo más recomendable es que consigas un empleo que te dé un ingreso constante y no dependas únicamente de tus ahorros. Trabajar en otro país será no sólo te dará una experiencia laboral valiosísima, sino que además te dará un perspectiva distinta del lugar que visitas.


5. Aprenderás a comer


comida


Tu estómago también deberá pasar por un periodo de ajuste. La buena noticia es que conocerás una forma completamente distinta de comer, cada país tiene una cultura culinaria única que se distingue por los ingredientes, los métodos y el gusto para condimentar los alimentos. Puedes encontrar platillos típicos deliciosos, pero también existe la posibilidad de que no te guste la comida que encuentres. Si ese es el caso, la opción que te queda es cocinar, y para ello deberás ceñirte a los ingredientes que puedas conseguir y a aquellos que puedas pagar. Sin duda, aprenderás a comer y a tomarle gusto a alimentos que no pensaste que probarías jamás.


**

Vivir en otro país es una experiencia que todos debemos buscar al menos una vez en la vida. Si ya te has decidido, aquí te dejamos otros 5 consejos que debes tomar en cuenta antes de viajar a otro país.


Referencias: