7 cosas que debes olvidar cuando viajes a Puerto Escondido

7 cosas que debes olvidar cuando viajes a Puerto Escondido

Por: Jazmín Lizárraga -


Puerto Escondido apareció en el New York Times como uno de los 52 lugares a visitar este 2017, y aunque nos llene de orgullo como mexicanos, eso pone en riesgo lo que para muchos es un paraíso en la Tierra. Esta no es la playa usual, la de las fiestas, los tours y parques de aventura o cenas con producción de teatro. Esta playa te obliga a estar contigo mismo, con la naturaleza y con su gente. No hay comodidades y no queremos que las haya, porque eso es parte de lo que la hace tan especial. Aquí te compartimos una lista de las cosas que no vas a encontrar en Puerto Escondido, para que decidas si las playas oaxaqueñas son el destino ideal para ti.


1. Resorts y hoteles de lujo


7 cosas que debes olvidar cuando viajes a Puerto Escondido 1


 

La mayoría de los hospedajes son hostales o bungalos con espacios comunes que al instante se convierten en algo familiar. Además vienen con historias de vida, de esas que parecen sacadas de película. Por ejemplo, al llegar a Sunset Point la publicidad no tiene lugar, basta con un nombre para hacer una reservación, sin tarjeta de crédito, sin penalización por cancelación o siquiera un apellido. Ahí encontrarán a Chris, un australiano cincuentón que dejó todo para vivir, según sus palabras, “en el paraíso”. Recibe a sus huéspedes con absoluta confianza, como si los conociera. Habla poco español y anda en shorts y sandalias para soportar el calor. Si bien las toallas y sábanas son viejas, la marihuana fresca de la sierra está a completa disposición en la cocina. Además hay un garrafón de agua en cada cuarto, hamacas y una bellísima alberca rodeada por la selva. Todo esto por un precio ridículo: 2 mil 700 pesos a la semana para dos personas.


2. Espectáculos


7 cosas que debes olvidar cuando viajes a Puerto Escondido 2


 

Las playas de Puerto Escondido —Zicatela principalmente— se distinguen por sus olas gigantes que persiguen los surfistas de todo el mundo. Este mar es bravo como pocos, se revuelve, golpea, lleva y trae, parece orquesta. Contemplarlo es sentirse al filo de la tierra, como si pudieras caer y escucharlo como un coqueteo que arrulla. A una hora de la zona turística se encuentra la laguna de Manialtepec, esa que en la fotos se ve azul y asemeja fuegos artificiales bajo el agua. Existe un paseo en lancha que por 200 pesos te interna en la oscuridad de la noche hacia el corazón de la laguna. El agua es bellísima, sabia, brilla con cada movimiento y fluyes con ella. Por si eso fuera poco, un cielo estrellado se convierte en cómplice de este momento mágico que te hará sonreír al borde de las lágrimas.


3. Cocina típica


7 cosas que debes olvidar cuando viajes a Puerto Escondido 3


Una gran opción para comer es ir al mercado municipal y comprar frutas, verduras, café de la región y otros víveres para cocinar. Se debe caminar durante 15 minutos en un caminito de terracería rodeado de mariposas para poder llegar a la carretera y tomar el transporte colectivo —que no es más que una camioneta con algunos asientos y una lona. Por 8 pesos te llevará de principio a fin por la carretera atrofiada por las lluvias. En La Punta —otra de las playas locales— hay un mercado orgánico con una gran variedad de productos que cualquier citadino envidiaría. Además existe un restaurante de comida tailandesa llamado Lychee, se trata de un tejaban con una barra y cocina abiertas atendido por unas españolas bronceadísimas y alegres. Otro restaurante que vale la pena visitar es Cayuco, se encuentra en la playa y puedes comer mientras sientes la arena en tus pies, es pequeño y acogedor, ofrece una mezcla de platillos mexicanos con recetas bastante originales. Y para finalizar, una visita obligada es el café frente a Finca Las Nieves, uno de los pocos cafés de especialidad en México.


4. Fiestas interminables


7 cosas que debes olvidar cuando viajes a Puerto Escondido 4


Por el día no hay sino la calma de las playas solitarias, con surfistas en el mar y algunos espectadores. Llegada la noche, la gente se concentra en dos lugares, un café donde una banda en vivo toca desde reggaeton, hasta cumbias y rock en español; es un lugar pequeño, rústico, rodeado de libros y todos están de pie bailando con cerveza en mano. El ambiente es bohemio y divertido, parece una gran fiesta en la que te acercas a la barra por tu trago y no hay desconocidos. Cuando se acaba la música, sigue Kabbala, un antro de playa al que van locales y extranjeros, relajados, sin champán ni maquillaje.


5. Cultura tradicional


7 cosas que debes olvidar cuando viajes a Puerto Escondido 5


Aunque sí hay una calle con el tipo de mercancía que comúnmente buscan los turistas, Puerto Escondido no es un lugar de artesanías o calles pintorescas. Es un lugar cuyo encanto es la naturaleza y está poblado de un sinfín de extranjeros que van en busca de una vida sencilla en el paraíso; sin prisas ni ruido. Hay personas de todo el mundo que rentan cuartos, pusieron un restaurancito, confeccionan ropa o dan clases de surf.


6. Grandes puntos turísticos en la cercanía


7 cosas que debes olvidar cuando viajes a Puerto Escondido 6


A menos de dos horas se encuentran las playas de Mazunte y Zipolite —esta es una playa nudista—, son más pequeñas y más solitarias que el puerto, el tiempo no pasa en ellas, el viento mece las hamacas. Sólo pasan los vendedores con "pescadillas", y postres caseros. El reggae suena y los migrantes abren sus restaurantes por la tarde.


7. Diversión y la oportunidad de conocer gente


7 cosas que debes olvidar cuando viajes a Puerto Escondido 7


Bien dicen que para conocer a una persona, debes vivir o viajar con ella. Si tu compañero o tú no disfrutan de las cosas simples o han perdido la capacidad de asombro —no que sea malo, con tanta tecnología, el entretenimiento se ha vuelto explosivo—, este viaje será más que aburrimiento. Recuérdalo, no hay aire acondicionado, ni televisión, transporte lujoso, shows o spa —más allá de las señoras que con aceite de coco y por 200 pesos te dan el mejor masaje en la playa. Puerto Escondido es un lugar mágico para muchos, pero no es para todo viajero. Si tú o tus acompañantes no tienen ese espíritu, busca otro destino.


**


México está lleno de playas secretas esperando que las visites. Si después de ir a Baja California Sur te quedaste con ganas de más, viaja hacia el sur hasta Baja California Sur y descubre su encanto.


Referencias: