Viajes

7 momentos en los que debes evitar tomarte una selfie durante un viaje

Viajes 7 momentos en los que debes evitar tomarte una selfie durante un viaje

 

Aceptémoslo: La selfie nos ha convertido en seres más narcisistas y estúpidos de lo que pensábamos
Ahora no nos basta con tomar imágenes de representativos lugares a los que viajamos, sino que debemos estar dentro de la imagen para que todos en nuestras redes sociales nos vean sonreír y disfrutar de cada momento en las aventuras que encontramos. Es querer tener un recuerdo de momento y edad, pero se convierte en un hecho absurdo cuando lo hacemos en todo momento.

Cuando viajamos, entramos en contacto con nuevas culturas, tradiciones y con la historia de cientos de años de un país que no conocemos. Como extranjeros debemos respetar todos esos elementos y aunque parece que las selfies no son un problema, existen casos en los que pueden crear conflicto. No cualquier momento es apropiado para tomar una imagen, especialmente cuando hay tragedia a nuestro alrededor.

Los siguientes son momentos en los que debemos evitar sacar el teléfono. De lo contrario seremos percibidos como ignorantes y desinteresados por toda una cultura a la que podemos estar ofendiendo mientras apuntamos con la cámara.

 

Cuando estás con personas de bajos recursos

no tomar selfies cuando estas con personas

No tiene sentido.
Tomarse una selfie con personas que apenas y conocemos se verá como una acción superficial. Si es que viajaste a ayudarles, es justificable siempre y cuando ellos se sientan cómodos con ello, de lo contrario, resulta arrogante. No somos Madonna como para crear publicidad positiva alrededor de nosotros. No tenemos que exponerlo en Internet para quedar bien con el mundo.

-

Cuando estás en un lugar de tragedia

no tomar selfie

Lo vimos con las fotografías del holocausto, no es cool en ningún momento tomarse una selfie en un lugar donde personas murieron, más cuando las tragedias fueron de las más grandes que el mundo haya visto. En Hiroshima y Nagasaki murieron alrededor de 130 mil personas y muchas más tienen el recuerdo del trágico evento incluso si no lo vivieron. Es una gran falta de respeto para la memoria de esos individuos.

-

Cuando estés en un cementerio

no tomar selfies cementerio

Aunque las personas no hayan muerto en esos lugares per se, se debe tener respeto. Aunque algunos sean hermosos y nos motiven a hacerlo, son sagrados para la gran mayoría y no tiene sentido tomarse una selfie con una tumba o en poses extrañas sobre los cuerpos de individuos que no conocemos; es simplemente ilógico.

-

Si es ofensivo para los locales

Antes de tomar una selfie en la que salgan locales o algunas de las figuras sagradas para ellos, es prescindible pedir permiso y asegurarnos que no le estamos faltando el respeto a nadie ni a sus creencias. Puedes generar conflictos, incomodidades y un viaje nada placentero. 

-

Lugares sagrados

no tomar selfie buda

Templos, iglesias, sitios de meditación; todos estos deben estar libres de objetos tecnológicos. Aunque es razonable tomar unas cuantas imágenes normales cuando no se está realizando algún tipo de ritual, el resto puede ser percibido como una enorme falta de respeto a las costumbres y tradiciones de los locales y sus religiones.

-

Cuando estés en un memorial

no tomar selfies memorial

Los memoriales –aunque no siempre se encuentran en los lugares de tragedia– son un lugar donde se guarda respeto en memoria de las víctimas de ciertos momentos en la historia. Al igual que en los anteriores puntos, es ofensivo tomarse a la ligera el lugar en el que nos encontramos y tomar una selfie sólo porque es posible hacerlo.

-

Lugares peligrosos

no tomar selfies en lugares peligrosos

Es recomendable evitar tomar selfies en montañas, lugares altos o cualquier lugar en donde cualquier movimiento en falso nos pueda poner en peligro. Por lo general, cuando tomamos selfies sólo miramos la pantalla y giramos nuestro cuerpo para encontrar el mejor ángulo; si no tenemos cuidado podemos caer y –en el peor de los casos– morir.

-

Tener un teléfono con cámara en la que aparece nuestro rostro nos hace sentir especiales, como si fuéramos la estrella de nuestro propio programa; pero es necesario mirar el escenario que estamos pisando, pues puede ser más importante para alguien más que para nosotros mismos. El respeto a otras naciones caracteriza a un buen viajero y si no podemos seguir esa pequeña regla, quizá no merecemos visitar el resto del mundo.

Fuente: Dangerous-Business.






Referencias: