Viajes

Destinos que todo fan de The Doors debe conocer

Viajes Destinos que todo fan de The Doors debe conocer



En el recorrido que damos  por el mundo, todos dejamos huella. Un pedacito de nosotros va quedando en cada espacio en el que algún día estuvimos. Hay huellas que se quedan grabadas en el espacio:  una marca en la pared, un póster, y otras en el tiempo, quedan como testimonio para la posteridad: una foto, una conversación, un sonido. "The Doors" fue una banda que dejó huellas en el espacio y tiempo, entró por la puerta pequeña del caluroso territorio de California y dejó su música grabada en la memoria de generaciones enteras. La banda recorrió escenarios del mundo, pero también calles y lugares cotidianos que hoy transitamos para reconstruir su historia.

The Doors

Los Ángeles es la ciudad que ha visto nacer a numerosas bandas de rock, The Doors nació en este territorio para recorrer después el mundo. Ellos dejaron  rastros de su paso por su ciudad natal, y si queremos desgranar su historia, basta con recorrer los lugares que Jim Mrrison, Ray Manzarek, Robby Krieger y John Densmore transitaron para conocer a esta banda que en los setentas se convirtió en una referencia musical que los inmortalizó junto con su ciudad natal.

Morrison escribía las letras de las canciones mientras que el resto contribuía a la composición musical. Más allá de los escenarios que pisó la banda, rescatemos los lugares cotidianos por los que transitaron: restaurantes, hoteles, playas en las que fueron dejando historia. Recorramos con Jim los sitios que le dieron inspiración para componer las letras de las canciones que llevarían a los grandes escenarios a la banda. Quizá de esta manera, recorriendo esos pequeños lugares de tránsito, la vida cotidiana que está tras bambalinas, logremos encender ese fuego infinito que arde en los ritmos de The Doors.



California, el estado de la"joya oscura"

The Doors Morrison beach

California no sólo fue el estado donde nació la banda, sino donde en sus playas Morrison se inspiraba a componer. La letra de "Hello, I love you" la escribió Jim al ver pasar a una mujer negra, a quien nombró la joya negra. Del mismo modo la canción ‘LA. Woman’ inmortalizó a la banda y a California,. ‘Waiting for the Sun” fue el primer disco que alcanzó el número uno en ventas, grabado en los TTG Studios en Los Ángeles, mismo que se convirtió en el primer álbum exitoso en el Reino Unido.


Playa de Venice, California

The Doors Morrison beach

Ahí Morrison se encontró a Ray Manzarek, fanático del blues y el rock y Morrison le leyó un poema “Moonlight drive”. Manzarek quedó fascinado y decidieron entonces formar la banda. The Doors escogió su nombre de un verso del británico William Blake: “If the doors of perception were cleansed, every thing would appear to man as it is: infinite” (Si las puertas de la percepción estuvieran abiertas por completo, todas las cosas aparecerían ante el hombre como son: infinitas).


Yorkville Studios, Toronto

The Doors London

Para 1966  el grupo tocaba en el club The London Fog. En 1967 el grupo hizo su debut grabando una versión de “The End” para la CBC en estos estudios, a partir de entonces Jim Morrison se convirtió en un ídolo rock. Yorkville era la versión canadiense del Haight-Ashbury. A partir de entonces la banda ganó rápidamente reputación, ciertamente controversial en algunos momentos. En una de las presentaciones de "The End" a Jim Morrison se le ocurrió gritar en la canción: "Father? Yes son?, I want to kill you", "Mother? I want to fuck you", lo que le ganó la expulsión del club a la banda.



New Haven Arena, Connecticut

La fama de rebelde de Jim Morrison se definió un 10 de diciembre cuando fue detenido mientras ofrecía un concierto en el que habló mal de la policía al público. En ese momento la policía lo bajó del escenario y fue esposado. Sin embargo la banda terminó bien ese año. La banda grabó "Light my fire" y "Mooonlight Drive" y tocó en The Winterland San Francisco, cumpliendo un ano de giras constantes. La New Haven Arena fue demolida y en su lugar fue construido el Coliseo en 1972.

Motel Alta Ciénega Boulevard, L.A.

En este Motel, vivió Jim Morrison durante 3 años, de 1968 a 1970 en una habitación que daba justo a la entrada, la número 32. Aún pueden los aficionados hospedarse en esta habitación que inspiró a Morrison mientrtas The Doors lanzaba el segundo LP, "Strange Days" que recibió el disco de oro y llegó al número 3 de Billboard e incluía canciones como ‘People are strange’ y el clásico ‘Love me two times’.

Morrison Hotel, L.A.

The Doors Morrison hotel
 
El Morrison Hotel  fue el nombre del quinto álbum de la banda publicado en 1970, también referido como "Hard Rock Café". El Morrison Hotel fue captado por Manzarek e inmediatamente dio aviso a la banda, llevó a Jim al lugar, que era un hotel de mala muerte, en el cual decidieron llevar a cabo una sesión de fotos, que aparecieron en  la portada de su disco. 

El Morrison Hotel hoy se encuentra cerrado, sin embargo inspiró un proyecto artístico llamado Morrison Hotel Gallery, que aborda fotografía musical de celebridades del mundo del rock.



Hotel George V y Hotel de Medicis, París

La primera vez que Morrison visitó París, en Junio de 1970 se hospedó en este hotel que tenía un look de bajo mundo y de ahí partió para visitar algunos lugares de París, como las catacumbas y la colina Montmatre. 
En 1970 Morrison había sido sentenciado en Estados Unidos por cargos de obscenidades públicas, pero obtuvo libertad bajo custodia. Era el año en que la banda compartía escenario con Jethro Tull, Jimi Hendrix, The Who, y MIles Davis en el Festival de la Isla de Wight.

Restaurant Le Beautreillis, París

The Doors Restaurante

Para 1971, Jim se mudó a París con su novia Pamela Courson. En París recorrió innumerables lugares, entre ellos era asiduo visitante de este restaurante de comida francesa, al cual asistía para degustar sus tradicionales vinos y asados. La pareja dueña de este negocio, aún tiene entre su acervo personal una serie de fotos, cartas y postales que rememoran a la banda. El restaurante, ubicado en la 25 Rue Beautreillis aún permanece abierto y ofrece conciertos de jazz, blues y guarda los recuerdos del paso de Jim.

Basílique du Sacré-Coeur, París

Es una de las Iglesias más importantes de París, ubicado en la colina del Montmare. En su paseo por París, Jim visitó la tumba de Napoleón y  posteriormente, en la escalinata de la famosa Iglesia del Sagrado Corazón, Jim se inspiró para escribir poemas en la escalinata de este monumento. Sus poemas cuestionan, critican, son mordaces, pero entre líneas aún puede leerse un rastro de esperanza: 

LA LIBERTAD EXISTE

Sabias que la libertad existe
en un libro de escuela
Sabias que los hombres locos están
vagando nuestra prisión
sin una mazmorra, sin una cárcel 
Sin un blanco y libre protestante remolino
Podemos inventar un reino para nosotros




Café de Flore, París

The Doors-Morrison

En 1971 Jim se encotró con dos músicos callejeros frente a este café y con ellos grabó una sesión de 14 minutos e LP pirata, fue su últimas sesión conocida como "The Lost Paris Tapes". En estas cintas Jim canta y recita poesía de manera irreverente: "Uh no, they’re tolerating us until we get our asses in gear, right"

Cementerio Pére-Lachaise, París

The Doors Morrison grave

Un mundo de "crueles ataduras" consumió la vida de Jim. Un 3 de julio de 1971 Jim partió, dejándonos su fantasma y su voz. Fue enterrado en el cementerio más grande de París, que los parisinos lo recorren como si fuera un parque. Morrison está enterrado en la división 6. La tumba de Morrison es el cuarto lugar más visitado en París después de la Torre Eifel, Notre Dame y el Centro Pompidou. Su tumba más que ser profanada, es punto de encuentro de sus fans, que hasta hoy día no dejan de llevar adornos y flores todo el año.

Con la muerte de Jim Morrison, la banda quedó deshecha, aunque el resto de los integrantes de la banda decidieron grabar un tercer álbum en 1978 que rescataba algunas grabaciones de Morrison recitando poesía. 

Para 1978 Oliver Stone grabaría una película en honor a la banda y para 2009 la película documental "When you’re a Strange" de Tom DiCillo recorrió la historia de la banda que se estrenó en el Festival de Sundance. La película nos lleva por un recorrido en los lugares en donde la banda transitó, incluidas imágenes grabadas por el propio Jim Morrison en el desierto. 

El recorrido de Morrison y de The Doors por los lugares físicos, es parte de uno de los azares del destino. Pese a ello refleja las inquietudes de los miembros de la banda, de sus inquietudes literarias, musicales, de sus vínculos y sus búsquedas. Su tránsito dejó a lo largo del mundo  una huella que, si decidimos seguir, seguro nos llevará más allá de su música al mundo de la poesía, materia prima de su música y guía esencial de su vida.


***

Te puede interesar:

El amor que incedió el fuego de Jim Morrison

Las mejores frases de Jim Morrison, el “Rey Lagarto”

 


Referencias: