La abuelita enferma de cáncer que rechazó tratamiento para viajar con su perro

La abuelita enferma de cáncer que rechazó tratamiento para viajar con su perro

Por: Georgette Valentini -

En sus viajes también la acompañaron su hijo y su nuera.

Conoce la historia de Norma Jean Bauerschmidt, la abuela que prefirió viajar antes que recibir quimioterapia. Popularmente conocida como Driving Miss Norma, murió en septiembre del 2016 debido a una enfermedad: el cáncer de ovario.

Norma quizá pudo haber podido curar el cáncer con quimioterapia, pero después de años de haber estado en hospitales acompañando a su hija y esposo por la misma causa, prefirió salir a recorrer el mundo en compañía de su perro, su hijo y su nuera en una casa rodante.

Fue a los noventa años cuando el médico le diagnosticó la enfermedad, «tengo 90 años, me voy de viaje», fue la respuesta de Norma ante este anuncio.La abuelita enferma de cáncer que rechazó tratamiento para viajar con su perro 1La mujer conoció de joven a su esposo, un hombre con el que construyó una bella historia y una familia, con una hija biológica y un hijo adoptado. Ambos hicieron su vida, se emanciparon y en el caso de Tim, su hijo optó una vida nómada con su esposa para vivir y viajar en una casa rodante, mientras que su hija mantenía un estilo de vida independiente y más cercano.

Después de los años, cuando Norma y su esposo eran ya personas de la tercera edad, la vida de su hija cambió por completo a causa del cáncer. Poco tiempo después, el esposo de Norma también fue diagnosticado con la mortal enfermedad y ambos permanecieron de la compañía de la mujer en el hospital.

Ninguno de los dos sobrevivió a la enfermedad, su hija murió a los 44 años y su esposo poco tiempo después también dejó de vivir.

La abuelita enferma de cáncer que rechazó tratamiento para viajar con su perro 2

La enfermedad de Norma

Poco tiempo después de ambas muertes, los médicos detectaron la presencia de cáncer uterino en Norma, para lo cual indicaron un tratamiento que indudablemente le haría pasar los últimos años o meses de su vida, nuevamente, en el hospital.

Cansada de los respiradores artificiales, el olor a desinfectante y los cuartos de hospital, Norma, segura de que no podría ser feliz si pasaba los últimos años de su vida luchando contra un enemigo que no podría vencer, le llamó a Tim para contarle su plan.

La abuelita enferma de cáncer que rechazó tratamiento para viajar con su perro 3

Plan de vida: ¡a viajar!

Norma contactó a su hijo Tim para decirle que quería unirse a él junto con su perro Ringo y a su esposa en su estilo de vida nómada en su casa rodante, quienes en un principio les tomó por sorpresa, pues nunca está en la mente de las personas volver a vivir con los padres, y menos aún en un pequeño camper.

El deseo de Norma fue cumplido y más allá de sentirse complicada la rutina, el matrimonio aprendió una perspectiva nueva de ver la vida, con más color, diversión y un significado más profundo.

Así es como Norma y su perro Ringo viajaron por toda América del Norte, su sueño más grande de la infancia. Visitó todos los lugares que imaginaba y pasó sus últimos días, aunque en estado deteriorado, conociendo destinos en vez de permanecer en el hospital esperando ese último aliento.
La abuelita enferma de cáncer que rechazó tratamiento para viajar con su perro 4

  Relacionadonueve-opciones-para-no-pagar-hospedaje-en-un-viajeviajes9 opciones para dormir gratis cuando estás de viaje

El diario de Norma

Norma dejó escrito un diario en el que sorprendentemente nunca mencionó nada sobre el cáncer, más bien en este hablaba de las maravillas de sus viajes, de la comida que probó y más le gustó; de su enorme gusto por la cerveza, de los colores del atardecer, de las personas agradables que conocían en sus destinos y hasta de unos lindos cerditos con los que se encontró.

La decisión final de Norma inspiró a su hijo Tim, quien se motivó a escribir un libro en su memoria, Driving Miss Norma, el cual ahora es muy popular en el nicho de los viajes y las historias inspiradoras, disponible en diez lenguas. Una historia que nos hace pensar que en esta vida hay que viajar o cumplir nuestros sueños en general y ningún motivo es suficiente para esperar.La abuelita enferma de cáncer que rechazó tratamiento para viajar con su perro 5

La abuelita enferma de cáncer que rechazó tratamiento para viajar con su perro 6Foto: gridou74

Si para ti el dinero es un impedimento para viajar, toma en cuenta estos 10 consejos que te ayudarán a que ese no sea un impedimento para viajar, la vida puede ser muy corta, ¡vívela!

*Todas las fotos son de Driving Miss Norma

Podría interesarte:

La historia de los abuelitos que dejaron todo para recorrer el mundo

Yelena, la abuelita que recorre el mundo con su mochila y su bastón

Referencias: