PUBLICIDAD

VIAJES

El maravilloso río de Yucatán que se tiñe color sangre

Conoce El Corchito en Yucatán, el río color sangre y nada en un cenote en medio de la naturaleza.

Por: Julio García Castillo / El Souvenir

¿Te imaginas un río color sangre, que te acompañe a descubrir cenotes al aire libre?

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Todos sabemos que la Península de Yucatán alberga una naturaleza especial: selva, cenotes, flamencos y playas hermosas, son sólo algunas de sus atractivos.

Pero la Madre Tierra dejó escondidas otras maravillas que siempre han estado ahí, pocos son los afortunados que saben de su existencia; tal es el caso de El Corchito, una reserva natural escondida entre los manglares de una laguna salada.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El hogar de muchas especies

Sobre la carretera que corre junto a la Ciénega de Chicxulub, podrás ver esta reserva, hogar de flamencos, garzas, halcones y otras aves locales o migratorias que habitan tranquilamente entre el manglar.

Al llegar al embarcadero de El Corchito aún no tienes claro de qué se trata, el guía te indicará que vas a nadar en unas pozas y manantiales dulces, por lo tanto, debes preparar tu traje de baño para darte un buen chapuzón.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Abordarás una lancha que te llevará por la laguna en un recorrido breve de unos 500 metros hasta un muro vegetal de manglares que se encuentra de frente.

De pronto, al acercarse a la vegetación, se abre y una pequeña puerta del estero para recibirte la tierra firme como si se tratara de una isla. Al bajar de la embarcación un hermoso río rojo o terracota te está esperando.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Parece un increíble río de sangre salido de una película de ciencia ficción, tus ojos no darán crédito de este escenario dramático. Los manglares que custodian este río son cientos, parecen estar petrificados del tronco, pero su follaje es verde y abundante.

¿Cómo el río se torna rojo?

Debes saber que la mejor época para visitar este fenómeno es a partir de septiembre, época en que el manglar rojo libera su tinta la cual desemboca en un río de agua dulce.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El río que corre por este islote se forma de los distintos nacimientos de agua que buscan su salida hacia la laguna. El agua se pinta durante ese trayecto gracias a las raíces de los manglares y además se llena de nutrientes.

Cenotes al nivel del mar

No tienes que caminar mucho para encontrarte con los cenotes, son tres los principales y estos como todos los de la península se alimentan de los ríos subterráneos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Lo que los hace distintos a estos cenotes, a diferencia de todos los demás de la península, es que estos se ubican al nivel del mar y cuentan con ojos de agua limpia y cristalina. Pero lo mejor de todo ¡es que puedes nadar en ellos!

Todo el escenario es espectacular, por un lado, el río rojo y por otro, los cuerpos de agua de color aguamarina, este lugar es ideal para ir en familia o con amigos y pasar un día más que acuático.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Los dos primeros cenotes están divididos por el río rojo, al primero le llaman Helechos y es ideal para los niños pequeños debido a su poca profundidad.

Junto a este cenote hay un ojo de agua, si tienes suerte podrás ver refrescarse a alguna tortuga de río. Aquí te podrás instalar, hay algunas palapas, mesas y bancas para que cuelgues una hamaca.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Además, hay servicios como baños, tiendita para comprar botanas y puestos de souvenirs. Los fines de semana venden comida tradicional yucateca.

Al cruzar el puente por encima del río llegarás al segundo parador y cuerpo de agua, llamado Venados, este lugar es maravilloso porque se trata de una alberca natural en donde las personas se divierten al nadar en ella.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿De dónde viene el Corchito?

Frente a esta alberca podrás observar otro tipo de árboles: saramullo, guanábana y la anona silvestre mejor conocida popularmente con el nombre de la reserva El Corchito.

Sí, el corchito es un árbol cuya madera es ligera y de buena flotabilidad, sus raíces servían en otras épocas para elaborar tapones para barriles y corchos de botellas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Su fruto es una especie de aguacate que en su madurez se torna amarillo, naranja o rojo y se acostumbra a tomar con leche y los lugareños también lo utilizan para elaborar deliciosas paletas de hielo.

Coatíes 

Algo encantador que sucede en este lugar es que entre los árboles aparece una manada de coatíes, traviesos rumiantes que se han acostumbrado al turismo y a la comida que llevan los viajeros.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

A pesar de que se ven divertidos, ¡ten cuidado! porque te pueden arrebatar algo de tus alimentos, lo mismo que sucede con algunas ardillas.

Rumbo al gran cenote color esmeralda

Al caminar junto al río rojo custodiado por los mangles rojos, llegarás al cenote principal y más grande de nombre Pájaros, un encantador cuerpo de agua rodeado de mesas y palapas en donde la gente se dispone a descansar.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El cenote de color verde esmeralda es el hogar de pequeños peces que esperan curiosos que un alma caritativa venga a darles un poco de migajas de pan y galletas.

Literalmente es una alberca natural, ya que la profundidad del cenote es de un metro y medio y tiene una parte que llega hasta los 2 metros, así que lo recomendable es que permanezcas en donde puedas pisar.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Que no te sorprenda que el suelo sea un poco fangoso debido a la naturaleza de la poza y de lo que sueltan las raíces y hojas de los árboles, además de la arena del islote.

Un balneario natural así es ideal para nadar, hacer competencias estilo crol o lanzarte algunos clavados en la parte profunda. Si lo tuyo son los flotadores o chalecos salvavidas, entonces podrás adquirir alguno ahí mismo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Es una delicia estar en este lugar bajo el pleno rayo del sol y pasar todo un día en medio de la naturaleza.

Algo curioso es ver cómo el agua de este cenote busca salida hacia el río rojo, se forma un ducto natural a manera de cuello de botella y de repente cambia de color; no pierdas detalle de ese caminito.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Como todo lo bueno en la vida, este lugar cierra sus puertas temprano, así que lo recomendable es que aproveches al máximo el paseo y sigas descubriendo que Yucatán es una tierra de maravillas.

¡Checa este video para vivir la experiencia completa!

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Si deseas leer más artículos de viaje, consulta la revista de turismo elsouvenir.com y ¡nunca dejes de viajar! 

Recomendaciones:

Puedes llevar alimentos y tu hamaca. Las mascotas y bebidas alcohólicas no están permitidas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Cerca de Corchito sobre la vía de Chicxulub llegarás a la zona arqueológica de Xcambó. Detente sobre la carretera a ver la anidación del flamenco rosa.

Dónde reservar el tour: Mayan Heritage

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Recomendación de hospedaje: Hotel Art57

¿Cómo llegar a El Corchito?

El Corchito se encuentra a 36 kilómetros de Mérida, a 200 metros de la entrada a Puerto Progreso sobre la carretera a Chicxulub.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Si deseas leer más artículos de viaje, visita el portal turístico elsouvenir.com y #NuncaDejesdeViajar

Podría interesarte:

6 consejos para hacer un plan de viaje de bajo presupuesto

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Playas que debes conocer este año, según Instagram

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD