Cosas que nadie te dice y debes saber si te enamoras durante un viaje
Viajes

Cosas que nadie te dice y debes saber si te enamoras durante un viaje

Avatar of Ana Preciado

Por: Ana Preciado

25 de septiembre, 2017

Viajes Cosas que nadie te dice y debes saber si te enamoras durante un viaje
Avatar of Ana Preciado

Por: Ana Preciado

25 de septiembre, 2017


"No puedes olvidarme: te condeno a un recuerdo tenaz…".

Amado Nervo


¿Qué es lo que hace tan maravilloso la aventura de viajar? Más allá de los atractivos turísticos, la comida y la cultura, son también las personas interesantes que conoces a lo largo de tus andanzas. Escuchar sus historias de vida, los caminos que han recorrido para llegar hasta donde están, descubrir qué les motiva o cuáles son sus metas, podría convertir a ese par de desconocidos en amigos entrañables.


Pero nadie te cuenta que, de pronto, un día, puede llegar una persona que aparece a la mitad de tu peripecia para enseñarte una dura lección: que enamorarte de alguien que vive a miles de kilómetros de distancia requiere de valentía. Algo que no planeaste y sólo sucedió. Cuando viajas solo es común sentirse vulnerable, como si existiera la alarmante posibilidad de que el mundo te tragará si das un paso en falso; en estas situaciones es posible coincidir con alguien que te puede cambiar la vida.


Cosas que nadie te dice y debes saber si te enamoras durante un viaje 1


El encuentro se puede producir de muchas maneras: al caminar por la calle, mientras estás sentado en algún café o taberna, esperas el autobús, buscas personas locales en alguna red social o aplicación, o incluso si te pierdes y debes pedir ayuda para hallar una dirección. Sea cual fuera la forma, puedes convertirte en esa persona que coincide con otra en el mismo espacio y tiempo; los románticos pueden atribuírselo al destino.


Al principio todo es perfecto; ese encuentro fortuito que creías que era otro extraño más que pasó junto a ti, se torna en algo irresistible; sin embargo, estás por iniciar la conversación que puede darse de manera incómoda o que fluya como el agua. Luego ambos se darán cuenta de que comparten mucho en común; una compenetración innegable empieza a percibirse: sonrisas ruborizadas, cortejos, miradas que remueven cada partícula de tu ser son parte del suceso. Para después dar paso a conversaciones más profundas, de esas que te hacen pensar si esa persona frente a ti es con la que, al menos en algún momento de tu vida, habías fantaseado.


En algunas ocasiones, la interacción atraviesa la línea de lo espiritual para convertirse en una conexión más física; en otras más, el vínculo se queda unido por las charlas trascendentales que intercambiaron. De una u otra manera, el sentimiento se fortalece y te das cuenta de que te has encariñado. Esta relación puede construirse en días, o incluso en horas, pues, ¿quién dice que para enamorarse necesitas de mucho tiempo? En asuntos del corazón, no existen manuales que indiquen o señalen tiempos estimados para querer; esto no se controla, sólo surge.


Cosas que nadie te dice y debes saber si te enamoras durante un viaje 2


¿Por qué aquella persona tan interesante, tan atrayente, con la que te encuentras en fascinante sintonía, tiene que vivir tan lejos? En esta etapa maldices al destino, a la vida o a cualquier fuerza cósmica que prediques, por haber conocido a esa persona. Al mismo tiempo, también reconoces que gracias a este suceso, el viaje fue mucho mejor de lo que esperabas; todo se convierte en una eterna batalla interna a la cual no se le encuentra conciliación alguna. Entonces vendrá la difícil decisión, en la que surgirán dos opciones: ocultar tus sentimientos para ahorrarte la tristeza y dejar la experiencia como un preciado recuerdo en la memoria al que evocarás cuando lo necesites; o continuar la aventura y arriesgarlo todo, a pesar de los desalentadores pronósticos de los allegados.


El desgarrador adiós llegará, a veces acompañado de lágrimas, pero también del más largo y valioso de los abrazos. Te darás la vuelta y le dedicarás un último vistazo, con una débil sonrisa incluida al ahora "no extraño", antes de volver a girar y alejarte con la más pesada de las tristezas. Miles de preguntas azotarán tu mente: ¿volveré a ver a esa persona?, ¿seguiremos en contacto?, ¿nos convertiremos nuevamente en extraños?.. Interrogantes que pueden o no tener respuesta, pues todo dependerá de qué tan correspondido sea el afecto entre ambos.


Cosas que nadie te dice y debes saber si te enamoras durante un viaje 3


Al final, la prueba crucial de ese amor será el reencuentro: observarás qué tan intacto permanecen los sentimientos y recuerdos de ambos, y qué tan dispuestos están a que las cosas funcionen. Con un poco de suerte, aquel insospechado viaje para explorar y conocer, se podría convertir en el viaje de tu vida.


**


Si ya has experimentado lo que es enamorarse durante un viaje y gracias a esto tu pareja y tú siguen juntos, entonces estos son los 5 destinos que los amantes valientes deben visitar.



Referencias: