Guía definitiva para viajar por Japón como todo un experto

Martes, 27 de junio de 2017 6:42

|Diego Cera



A estas alturas de la vida cabe preguntarnos cuál es la diferencia entre un turista y un viajero experimentado; queda claro que el primero sólo piensa en placeres momentáneos, instantes que lo único que le dejarán serán un buen recuerdo y un par de fotos que posiblemente queden perdidas en el tiempo o en el disco duro de un computador al fondo de una sala de estar. Sin embargo, la labor de un viajero está más allá de coleccionar recuerdos, se encarga de recopilar experiencias y saberes que obtiene sólo al ponerse en contacto con la vida tal y como es en el lugar que está visitando.

 

Incluso en lugares tan conocidos y visitados como Japón, lograr una experiencia como viajero es totalmente posible si cada persona se enfoca en sus intereses personales y, más allá de coleccionar postales, trata de encontrar un lugar adecuado para ponerse en contacto y desenvolverse con quienes, en este país, tienen los mismos intereses que ellos.

¿Qué es lo que hace un viajero experimentado a llegar a Japón? Nada, simplemente dejarse sorprender y recorrer la ciudad conforme su propio curso se lo exige. Aunque si es tu primera vez en el país y no quieres conocerlo desde sus puntos más concurridos, aquí hay algunos sitios y consejos que te ayudarán a emprender el que posiblemente sea uno de los mejores viajes de tu vida.

 

-

 

Si quieres disfrutar un auténtico té japonés, te agradará saber que en Tokio, exactamente en la calle Marunouchi, una marca de esta bebida con 300 años de antigüedad ofrece sus servicios brindando la experiencia de una tradicional ceremonia de té. La experiencia que ofrece Ippodo hace que valga la pena el precio.

 

-

Japón es famoso por sus concept stores. Desde tiendas dentro de los centros comerciales más concurridos, hasta locales escondidos entre las calles de la ciudad, siempre habrá un lugar especial para cada gusto. Uno de los más famosos es Deux ex Machina, un sitio reservado para los fanáticos del surf y las motocicletas que está situado en el noreste del barrio de Harajuku.

 

-

La cultura de lo vintage ha tomado una fuerza tremenda en Japón, es por ello que sitios como el Sótano de Sony se han convertido en lugares donde puedes comprar todo tipo de productos como vinilos, ropa, accesorios e incluso juguetes. Para llegar hasta ahí sólo tienes que preguntar por The Park Ing.

 

-

Ya entrados en los amables terrenos de lo hípster, en el Spring Valley Brewery Tokyo tendrás la posibilidad de explorar y probar la amplia gama de cervezas artesanales nacionales e internacionales que llegan a Tokio. Por si fuera poco, cada una de sus botellas presentan un diseño único.

 

-

Para los amantes de la arquitectura, en el distrito de Daikanyama se levanta el Daikanyama T-Site. Los tres edificios que resguardan a la cadena de librerías Tsutaya fueron un proyecto del estudio Klein Diytham, la fachada del conjunto está formada por una red infinita de líneas "T" entrelazadas una tras otra formando un tejido digno de admiración.

 

-

Como era de esperarse, no todo es diversión en esta gran urbe. La pesadilla llega justo a la hora pico; siempre ten en cuenta que en este momento del día alguien que se considere un viajero experto en Japón nunca, por ningún motivo, se transporta vía metro. Al ser una de las ciudades más pobladas del mundo, es evidente que los vagones de este transporte estén literalmente atascados de gente tratando de llegar a tiempo a su destino.

 

-

Por más sencillo que parezca, una de las cosas que más impresionan a los viajeros que llegan a ciudades como Tokio es el hecho de que en una ciudad tan desarrollada como esta aún sea posible escuchar el canto de los grillos durante la noche. Si tú también quieres impresionarte con este fenómeno, más vale que vayas a Ballon d’Essai, un local famoso por su latte y porque, apenas comienza a ponerse el sol, los grillos comienzan con su espectáculo sonoro.

 

-

 

Uno de los momentos más difíciles al iniciar un viaje es elegir un punto de partida. De repente todo parece ser tan fabuloso que queremos que ese destino se convierta en todo lo que queremos ver, no obstante, una pequeña investigación y el gusto por perderse entre las calles de una ciudad puede ser la clave para que cualquier viaje sea igual de grande que el anterior, de modo que jamás podamos elegir uno solo para que se convierta en nuestro favorito.


*
Referencia

El País

TAGS: Asia
REFERENCIAS:
Diego Cera

Diego Cera


  COMENTARIOS