Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

VIAJES

Un viaje improvisado es mejor que cualquier planeado

Por: Karla Herrera 8 de septiembre de 2017

Si algo nos ha enseñado la vida es que entre menos planeas, tienes mayor oportunidad de disfrutar las cosas. Claro, tener un plan establecido te ayuda a tener un control de lo que tienes pensado hacer, sin embargo, también te cierra a pensar más allá de lo que podrías lograr y por ende, a no ver ciertas posibilidades que podrías ver si no tuvieras un checklist en mano.

Por eso, a veces lo mejor es dejarte llevar por lo que sientes y aprender a ser espontánea, a un día decir “voy a comprar un boleto de viaje a la playa”. Tampoco te estamos diciendo que te vayas al otro lado del mundo, pero sí a disfrutar esos pequeños detalles de la vida y no encasillarte con algo en específico, siéntete libre de decir hoy quiero y puedo.

Más de una vez hemos sido testigos de historias que quisiéramos repetir una y otra vez. Estamos llenos de anécdotas que contamos casi como rutina a la hora de sentarnos con nuestros amigos en un viernes por la noche, cuando toda la presión de la escuela y trabajo han quedado atrás. ¿Te ha pasado? Son historias de aventuras o viajes que vivieron juntos y que les siguen moviendo sentimientos sin importar cuántos años hayan pasado.

Lo mejor de todo es que la mayoría de esas anécdotas inolvidables tienen algo en común: fueron improvisadas.

Siempre es y será un misterio por qué guarda tanto éxito en aquello que no planeamos nunca; el plan es ir por un café, pero terminas abrazando a desconocidos mientras bailas tu canción favorita. No planeas tener una mascota, ¿pero qué crees? Vas caminando por la calle y te encuentras a un perrito que ha sabido ganarte con la mirada para que lo lleves a tu casa “por una noche” y en realidad, se convierta en tu próximo mejor amigo el resto de su vida. Algo así sucede con los viajes. Lo que pasa es que valoras más algo que no tenías previsto.

Si no has hecho un viaje improvisado, simplemente no has vivido. La adrenalina que resulta de agarrar tu coche y decirle a tus amigos “¡vámonos!”, mientras la incógnita del destino es acompañada por el modo aleatorio de tu reproductor musical, es incomparable.

No necesitas un plan perfectamente estructurado como el que harías cuando organizas tus vacaciones de verano, no no no. El plan es aventurarnos a lo nuevo, abrirle paso a nuevas oportunidades y hacer eso que nunca creíste hacer “en tus cinco sentidos”.

Tampoco requieres mucho dinero si es lo que piensas, como decíamos, simplemente puedes tomar tu auto e irte a un lugar cercano que no hayas visitado nunca antes; toma tu celular y márcale a las personas con las que sabes puedes compartir perfecto ese momento de locura, esas personas que quieres y te quieren para que además de ayudarte a escribir una nueva historia, no tengan miedo y sean testigos de que el momento es ahora. Seguramente hay más de un nombre que viene a tu mente, ¿verdad?

No hay mejor momento que ahora, por eso tienes que comenzar a moverte. Empezar a romper todos los esquemas y seguir contando esas historias en las próximas reuniones, pero también, comenzar a explotar tu #YoungSpirit para crear nuevos relatos y descubrir nuevos lugares.

Además, ahora tienes aliados, como el SEAT Ibiza que te acompaña con sistema de sonido BeatsAudio™, además de características tecnológicas como el control de velocidad de crucero, cargador inalámbrico, pantalla táctil con tecnología Full Link y reconocimiento de cansancio para el conductor en su versión FR. Disfrutarás mejor los paisajes con el techo solar panorámico eléctrico y un sinfín de opciones para que te atrevas a vivir las mejores experiencias sin planearlo.

Si quieres algo, ve por ello. Sólo fija el destino y da el primer paso para que la vida no se te escape.

¿Estás listo? #StartMoving


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: