PUBLICIDAD

VIAJES

¿Por qué sólo en Las Vegas puedes tener una boda ‘exprés’ oficiada con Elvis?

Las Vegas se ha convertido en un destino popular para todos aquellos que quieren tener una boda exprés y diferente. Ésta es la razón por la que esto sucede.

No hay lugar más popular para casarse que Las Vegas. La Ciudad del Pecado se ha convertido en un elemento básico en las bodas “rápidas” realizadas por imitadores de Elvis u otros temas no tradicionales como el intergaláctico o el hawaiano, pero ¿cómo ha llegado esta ciudad impulsada por el juego a ser uno de los destinos más populares para las parejas que quieren fugarse? He aquí un poco de historia de la parte nupcial de Las Vegas.

Para muchos, una boda en Las Vegas se ha convertido en una opción relajada y poco tradicional, principalmente porque las pequeñas capillas del Strip o la calle principal son lugares emblemáticos de Las Vegas. Desde celebridades como el mismísimo Elvis Presley hasta Jennifer López y Ben Affleck, estas parejas han elegido decir sus votos en estas capillas por una razón: una boda en Las Vegas es rápida, divertida y, sobre todo, oficial si se cumplen ciertos requisitos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El sector de las bodas es tan importante en Las Vegas que, antes de que se produjera la pandemia, representaba una actividad económica estimada en 2.500 millones de dólares en el condado de Clark, Nevada.

¿Por qué Las Vegas se ha convertido en un destino de bodas exprés?

Todo empezó en 1931, cuando las autoridades estatales relajaron las leyes matrimoniales, eliminando el requisito de un análisis de sangre o un periodo de espera para toda pareja que solicitara una licencia de matrimonio.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Además de estas relaciones, los nuevos proyectos de ley acortaron el tiempo en el que las parejas podían divorciarse.

Básicamente, Las Vegas facilitaba la posibilidad de casarse o divorciarse y era el lugar perfecto para ir a celebrar cualquiera de las dos ocasiones apostando o saliendo de fiesta y gastando dinero en los casinos recién abiertos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Francamente, se trataba de atraer a los turistas y de intentar hacer de Las Vegas un destino atractivo dando a la gente cualquier motivo para visitarla”, explica al sitio web de Hustle David Schwartz, que imparte cursos sobre la historia de Nevada en la Universidad de Nevada Las Vegas.

Esto, obviamente, se convirtió en uno de los principales atractivos, pero ahora había otro problema, la oficina de licencias matrimoniales no estaba a la altura de la demanda, así que tras la primera oleada de turismo de bodas, la ciudad decidió abrir una oficina de licencias matrimoniales en el depósito de trenes que estaba abierta hasta la medianoche.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Esto hizo que se abrieran capillas matrimoniales en las cercanías de la oficina y así, en 1933, se abre la primera capilla matrimonial dirigida por un ministro que convirtió su casa en una capilla abierta las 24 horas del día, lo que significó que podía casar a las parejas tanto de día como de noche.

La boda ‘exprés’ en la famosa Little White Chapel

La Segunda Guerra Mundial hizo que la industria de las bodas en Las Vegas prosperara, sobre todo porque las parejas jóvenes empezaron a buscar opciones rápidas y accesibles para darse el “sí, acepto” y así, empezaron a abrirse capillas de bodas a lo largo del strip de Las Vegas; pero hubo una que cambió el juego, la Little White Wedding Chapel.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Abierta a principios de los años 50, la Little White Chapel aprovechó la irreverencia de la época e introdujo la primera boda en coche mediante un drive-thru. Más tarde, la mayoría de las capillas de bodas adoptaron este modelo que permitía a las parejas celebrar una boda divertida y rápida sin necesidad de hacer una reserva y esperar a que la otra pareja terminara su ceremonia.

Charolette Richards, la propietaria de la famosa capilla, afirma que celebra entre 600 y 800 matrimonios al mes a pesar de su edad (más de ochenta años). Y entre las parejas de famosos que se han dado el “sí, quiero” en la capilla están Joe Jonas, y más recientemente Jennifer López y Ben Affleck.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Lo mejor de estas capillas independientes es que cualquiera que tenga más de 18 años, un documento de identidad y pague una cuota, puede celebrar una ceremonia de boda, al contrario que en la mayoría de las capillas de los casinos, que requieren reserva y suelen ser más caras.

Incluso permiten hacer simulacros de boda, ya que cualquier pareja puede “casarse” sin necesidad de una licencia de matrimonio (por supuesto, esto significa que no hay un contrato de matrimonio legal), e incluso realizan ceremonias de renovación de votos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
Etiquetas:Historiaviajes
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD