NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Leyendas que tienes que conocer antes de ir a la isla de las muñecas

8 de diciembre de 2017

Diana Garrido

Son muchas las leyendas tratando de explicar la razón de por qué don Julián tenía fascinación por cuerpos pequeños de plástico y tela, lo cierto es que él sólo quería protegerse del mal.



Subirse a una trajinera es una experiencia que muchos conocen; beber, comer, cantar y hasta bailar mientras ves la belleza que esconde Xochimilco. La maravilla de la pieza que transporta personas es única, con el nombre de Lupita, Rosa o Julia en el arco que la adorna y repleta de flores, puedes tomar fotos de las chinampas que muestran la naturaleza en su esplendor, hasta que se visualiza en el horizonte un pequeño pedazo de tierra que resulta ser una de las escenas más tétricas en todo el mundo: una chinampa llena de muñecas sin piernas, brazos o cabeza; sucias, sin ropa y despeinadas. Ellas cuelgan de la choza de madera, de los árboles y de las bardas ahí colocadas. La isla de las muñecas es tenebrosa, tétrica y espeluznante.



Adentrarse en ella implica valor y fuerza, pero en especial requiere un poco de gusto por lo oscuro y místico, ya que no se trata de un lugar en el que dejas tus viejos juguetes por mera nostalgia, la historia de este sitio tiene un trasfondo más tétrico de lo que parece a simple vista. Hace más de 30 años, un hombre llamado Julián Santana Barrera se exilió a esta chinampa. Por mucho tiempo se mantuvo el misterio, ya que él sólo hablaba para lo necesario con los habitantes de Xochimilco y se mantenía encerrado en su isla repleta de juguetes viejos y abandonados. Mucho se ha dicho sobre por qué el hombre coleccionaba muñecas descuartizadas y llenas de moho, pero nadie lo sabe con certeza. De hecho, rondan algunas leyendas tratando de explicar la razón de la fascinación de don Julián por cuerpos pequeños de plástico y tela.



Muchos aseguran que don Julián se había ido a vivir ahí por el desamor que había sufrido. Su entonces novia lo había cambiado por otro hombre y él, con el corazón destrozado, había decidido dejar su antigua vida, la cual le recordaba el amor fallido y todo lo que pudo ser. Desde entonces se dedicó a sembrar su propio alimento, el cual consistía en vegetales y legumbres, con el fin de no ir al mercado donde tenía que convivir con los lugareños. Sin embargo, sus cosechas no resultaban del todo bien y había aves que llegaban a comer y perturbar su paz. Tuvo que colocar algo que ahuyentara a los animales y de pronto, en el lago, pudo visualizar una muñeca vieja, quizá de una de las niñas que visitaba el lugar, y la colocó a modo de espantapájaros. Funcionó. Así, buscó más muñecas que hubieran sido desechadas y que nadie quisiera para proteger mucho mejor su siembra.



Después de un tiempo de habitar en este lugar con las muñecas como custodias, las personas murmuraban sobre lo que en verdad pasaba con la decoración. Entonces, los rumores sobre su misticismo fueron más grandes. Se dice que don Julián platicaba que una tarde vio algo anormal en su isla, por lo que se acercó a ver qué estaba perpetuando su pacífico hogar. El movimiento del agua acercó a la orilla el cuerpo de una pequeña que tenía abrazada a una muñeca, evidentemente vieja y sucia, por lo que decidió hacer un santuario de juguetes en su honor, por si en determinado momento la niña quería regresar a jugar. De este modo llenó la isla, pues se cree que el hombre podía hablar con el espíritu.



No obstante, don Julian le dijo a su sobrino poco antes de fallecer que en realidad él sabía de la existencia de algo más que una niña juguetona y muerta. En el lago de Xochimilco había una sirena que siempre trató de seducirlo, pero él, inteligentemente, hizo una valla de muñecas con la que pretendía prohibirle la entrada. Aunque nunca la había visto, la escuchaba constantemente. Una tarde, el sobrino de don Julián fue a hacer las labores diarias, antes de irse le dijo que no tuviera miedo, pues las sirenas sólo vivían en los cuentos e historias fantásticas, por lo que lo tranquilizó. Cuando volvió lo encontró muerto en el mismo lugar donde supuestamente se ahogó la niña. Todos creyeron, entonces, que la sirena de verdad se lo había llevado. El veredicto final fue un infarto, pero lo curioso fue el lugar en el que se desvaneció.



El sobrino de don Julian asegura que la verdadera finalidad de las muñecas era «espantar el espanto de la niña que murió», es decir, ahuyentar el espíritu que asechaba la isla, pero al mismo tiempo, las muñecas fungieron como protectoras relacionando esto con la creencia vudú que dice que estas figuras son para proteger o hacer el mal, según sea el caso. Sin embargo, sólo una de las muñecas es considerada santa, milagrosa o con poderes sobrenaturales: Agustinita. Ella está sentada en un pequeño altar en el que le dejan monedas, pulseras, juguetes y muchos otros objetos a cambio de un favor, principalmente, alejar malas vibras. De igual manera, los turistas pueden dejar sus muñecos sin ningún problema.



Entre el morbo, la locura, la genialidad y el misticismo hay una isla a la mitad del lago de Xochimilco que espanta y causa curiosidad, pero al mismo tiempo se ha convertido en un lugar clásico para visitar en la Ciudad de México. No basta con saber de ellas, hay que vivir la experiencia para poder entender todo lo que implica caminar entre muñecas viejas, supersticiones y leyendas mientras un lago profundo y la vegetación salvaje de la ciudad te rodea.


**

Si visitas estos lugares, sabrás que en verdad estuviste en la Ciudad de México, entre los que se encuentran los museos más tétricos de México.


TAGS: Terror Leyendas Viajes baratos
REFERENCIAS: Discovery Zocalo History

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

7 películas que perturbaron a nuestros padres pero que hoy nos parecen perfectas 15 ilustraciones eróticas de Cata Gellen sobre las sombras que se forman cuando tienes sexo con la persona que amas 10 prendas que debes comprar en H&M esta temporada 18 fotografías privadas de lo que hace una pareja en el baño de un club nocturno 7 animes que todo psicólogo puede ver para entender la mente humana 7 métodos de tortura para las mujeres utilizados a lo largo de la historia

  TE RECOMENDAMOS