PUBLICIDAD

VIAJES

La mansión maldita de Polanco en donde Luis Buñuel filmó “El Ángel exterminador”

La famosa casa se encuentra en Polanco y esconde algunos secretos que se asemejan a la trama de la aclamada película del director español.

Luis Buñuel fue uno de los directores más importantes de México, ya que aunque el cineasta era originario de Calandra, España, se exilió en nuestro país y forjó una carrera exitosa durante la época de Cine de Oro Mexicano.

Una de las películas que marcó la trayectoria de Buñuel fue El Ángel Exterminador, protagonizada por la diva de Silvia Pinal, y producida por su entonces esposo, Gustavo Alatriste.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La cinta relata la historia de una grupo de personas adineradas que después de pasar un tiempo en una fiesta, intentan salir de la casa en donde se lleva a cabo y por una razón desconocida no pueden salir del lugar y comienzan a pasar cosas extrañas.

La mansión de Polanco en dónde se filmó el Ángel Exterminador

Aunque Buñuel quería filmar la cinta en Francia, ya que en dicho país había palacios que podían representar la locación de lujo que necesitaba para su historia, Pinal y Alatriste lo convencieron de que grabar el Ángel Exterminador en México, específicamente en una casa de Polanco.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Esta casa pertenecía originalmente a Maximino Ávila Camacho, hermano del expresidente y la mandó construir en 1942. Debido a que su dueño tenía un sentido muy estricto, su casa fue planeada meticulosamente, aunque no tuviera un objetivo detallado.

Debido a que Maximino quería ser el próximo presidente de nuestro país, quiso tener una casa que estuviera “a la altura” del cargo que anhelaba, por lo que mandó llamar a Manuel Giraud Esteva y Fernando Parra Hernández, los arquitectos involucrados en la residencia de Los Pinos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La mansión fue construida con lujos, y las paredes están hechas de mármol con un diseño minimalista combinado con una decoración saturada.

La casa maldita de Polanco

En 1944 Maximino murió, por lo que la lujosa mansión pasó a manos de una familia adinerada. Fue en la década de los setentas, que la esposa del general Raúl López Sánchez decidió dividir la residencia en lotes para construir casas y departamentos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ante esta modificación, las personas empezaron a decir que la casa había desaparecido, pero en realidad, solo estaba oculta entre el jardín, por esta razón ya no se veía como antes.

La leyenda de su maldición se dio en torno a la paradoja, de que esta casa “desaparecio” en medio de una de las colonias más exclusivas de la Ciudad de México, en la que la burguesía vive. Lo cual es una semejanza con la historia de Buñuel, que presentó a un grupo de personas adineradas que se quedan encerradas dentro de la mansión.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO














Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD