El lugar que debes visitar cuando quieres alejarte de todo y de todos

Jueves, 8 de junio de 2017 13:01

|Paula Uberti



¿Alguna vez te has preguntado qué es lo que se encuentra justo del otro lado del mundo? Al punto geográfico diametralmente opuesto al lugar en el que nos encontramos se le llama antípoda. La antípoda es lo más alejado en la superficie terrestre a donde puedes viajar. ¿Y quién no ha deseado de repente dejarlo todo e irse lo más lejos posible? La vida y la rutina nos pueden nublar el panorama, y a veces es necesario salir para despejar nuestra mente y ganar perspectiva sobre todas aquellas cosas que nos agobian.

Quizás Australia no sea la antípoda exacta de Latinoamérica, pero definitivamente alberga lugares que nos harán sentir en otro planeta. Australia es un país que abarca la mayor parte de Oceanía, está dividido en seis estados. Al sureste se encuentra el estado de Victoria cuya capital, Melbourne, es un destino obligado para todos aquellos que deseen olvidarse de todo y estén dispuestos a dejarse atrapar por la apacibilidad de sus paisajes.


melbourne


Con aproximadamente 4.1 millones de habitantes, Melbourne es la segunda ciudad más poblada de Australia (después de Sidney, la capital). En el año 2011 fue seleccionada como la mejor ciudad para vivir, debido a sus índices de calidad de vida y sus bajos niveles de pobreza. Se encuentra entre la parte inferior del Río Yarra y la bahía Port Phillip. Melbourne es considerada la capital cultural y deportiva de Australia, la escuela Heidelberg, fundada en 1880, se considera la cuna del Arte en el país. 


melbourne 1


Si esto no despierta tu curiosidad, aquí te dejamos cinco razones por las que Melbourne debe estar en tu lista de lugares a visitar.

1. Los atardeceres te robarán el aliento


melbourne atardecer


Caminar rumbo a Flinders Street desde los jardines botánicos acompañado del clima perfecto y las luces de cada edificio será una mezcla excepcional. Los puentes ubicados en puntos estratégicos a lo largo del Río Yarra darán un toque especial al horizonte mientras aparecen los colores tenues del atardecer, celeste, lila, rosado, amarillo y naranja envolverán el paisaje.


melbourne atardecer 1


2. Melbourne, una ciudad de contrastes


melbourne 2


Nada mejor que apreciar el contraste del verde propio de los jardines con la ciudad. Te quedarás sin palabras, sólo te bastará contemplar y sonreír. La gran urbe juguetea con la naturaleza y crea una postal maravillosa. La conjunción perfecta del diseño de la ciudad se refleja en sus parques, en el funcionamiento de los trams que llevan un cálculo exacto en su andar, en las carreteras con sus curvas, en sus ciclovías y alguno que otro carruaje tirado por caballos para aquellos que aún se entregan al romance.


melbourne 3


3. La calidez y la paz del australiano


melbourne 4


Hasta el movimiento de las personas puede fundirse en perfecta sincronía con el paisaje. Los nativos pueden mantener una conversación con cualquier persona en la calle. Todos van relajados, incluso aquellos que habitan el mundo de los negocios. En Melbourne las personas son apasionadas, intensas y te contagian de buena vibra. Hay pocos lugares que transmiten un ritmo de vida tan apacible como el que se respira ahí. De norte a sur, de este a oeste, se siente la paz y la belleza de cada panorama. Ya sea que estés sentado en el parque, sobre las escalinatas de Federation Square en Carlton, en una casa de playa en Fingal, o viajaste para recorrer el Great Ocean Road y te sentaste en una colina en medio del campo, la energía que se experimenta se quedará contigo el resto de tu vida.


melbourne 5


4. La arquitectura


melbourne 6


La forma de los edificios varía desde un simple y perfecto prisma a otra tan alocada como una nube, todos los diseños son posibles. Cubos en medio de un edificio victoriano o al lado del típico reloj londinense. La paleta ofrece la simpleza del blanco y el negro, el color ladrillo, los colores pasteles o brillantes, mezclados con texturas de cristal, hierro o madera que explotan en el juego de luces nocturnas.


melbourne 7


5. La música no para


melbourne 8


Cuando camines por las amplias veredas podrás ver en alguna esquina a un personaje que toca el violín, o a un grupo de jóvenes que hacen maravillas con la batería, la trompeta, el bajo y la guitarra. En el parque Flagstaff podrás escuchar la melodía de una gaita que parece detener el tiempo justo en ese instante. Y en el pleno corazón de la ciudad se encuentra The Federation Bells, donde 39 campanas repican y hacen sonar las melodías que los mismo visitantes crean.


melbourne 9


**

Australia es una tierra que parece sacada de un mundo de fantasía; con una biodiversidad tan rica seguro que será un viaje que te hará comprender que los seres humanos nunca hemos sido ni seremos los dueños del mundo. Antes de visitar este país, te recomendamos leer este artículo sobre las 10 cosas que debes evitar si vas a viajar a Australia.

TAGS: Destinos
REFERENCIAS:
Paula Uberti

Paula Uberti


  COMENTARIOS