10 mitos sobre viajar que creías eran verdad
Viajes

10 mitos sobre viajar que creías eran verdad

Avatar of Carolina Romero

Por: Carolina Romero

31 de agosto, 2017

Viajes 10 mitos sobre viajar que creías eran verdad
Avatar of Carolina Romero

Por: Carolina Romero

31 de agosto, 2017


Existen personas que temen viajar en avión, no por que éste se caiga o suceda un atentado, sino por que temen ser succionados por el inodoro...


¿A dónde van nuestros desechos cuando viajamos en avión?, ¿por qué produce ese extraño sonido aspirador? La respuesta, es que estos residuos son enviados por succión a un apartado exterior de la aeronave, donde se recolecta hasta llegar a tierra. Algunos aseguran que aveces hay "fugas" y los desechos caen en forma de hielo azul hasta la tierra.


Sobre los viajes existen miles de mitos. Algunos son alimentados por la desinformación, otros por los prejuicios y algunos más, por simple diversión. Si quieres conocer algunos de ellos, a continuación te presentamos 10:


10 mitos sobre viajar que creías eran verdad 1


-

En el avión no hay ceniceros


Aunque está prohibido fumar en los aviones, todos ellos llevan a bordo ceniceros. Esto es para evitar cualquier accidente que pueda provocar algún obstinado que fume; desatando un incendio al no apagarlo correctamente.


-

Las mascarillas de oxígeno no son necesarias


Si estás volando a 40 mil pies de altura, sólo tendrías 18 minutos de conciencia. Además, a esa altitud la presión es muy baja y de no ponértela, podrías sufrir un desmayo. Por eso, las máscaras de oxígeno son necesarias desde los primeros minutos.


-

Los hostales son para hippies


No es así. Tampoco es una especie de comuna donde se comparte todo con todos; hay habitaciones separadas con baño propio y todos los servicios privados. Por cierto, no es un lugar para conseguir drogas o donde roban tus pertenencias.


10 mitos sobre viajar que creías eran verdad 2


-

Viajar en crucero es peligroso


En la mayoría de los cruceros, se hace un simulacro desde el primer día en que los pasajeros están a bordo. Esto hace que todos y cada uno sepan qué hacer y así prevalezca la seguridad durante algún imprevisto. No será Titanic.


-

Las puertas del avión se abren en vuelo


Las puertas de los aviones no pueden abrirse durante los vuelos. Esto se debe a la presión que hay dentro y fuera de éste; la diferencia es abismal, pues fuera es muy baja y adentro se incrementa de manera artificial. Además, el mecanismo está pensado para abrirse sólo una vez que se está en tierra firme.


10 mitos sobre viajar que creías eran verdad 3


-

Nadie pasa por el Triángulo de las Bermudas


Los aviones no evitan la zona del Triángulo de Bermudas. Aunque quisieran hacerlo, esto sólo sería posible si rodean tres mil kilómetros, así que optan por sobrevolarlo.


-

No existe el asiento 13


Aunque pocas compañías aéreas omiten el número 13 en los asientos, en la mayoría sí existe. Lo mismo sucede con los hoteles, donde sí hay piso y habitación con este número.


10 mitos sobre viajar que creías eran verdad 4


-

Todos los hostales son sucios


No es verdad. En todas las partes del mundo existen hostales y, aunque la mayoría de las personas piensan que la diferencia entre hotel y hostal radica en el precio, lo cierto es que hay algunos hostales caros y de gran calidad y, por supuesto, limpios.


-

Si alguien nace en un avión tiene viajes de por vida


Según la BBC, la mayoría de las aerolíneas no tiene políticas al respecto. Sólo son casos excepcionales las que lo regalan.


10 mitos sobre viajar que creías eran verdad 5


-

Los hoteles siempre van a darte el mejor precio


Falso. Muchas cadenas hoteleras tienen el convenio con agencias para dar un precio más económico si lo compras con esta mediación, pero al intentar adquirirlos de manera directa, el precio sube.


-


Con miedos o sin ellos, viajar siempre es la respuesta a cualquier pregunta existencial, emocional y hasta profesional. Informarse antes de tomar una decisión de viaje es la manera más inteligente de invertir el tiempo y dinero que esta actividad implica. Siempre habrán cosas que dirán sobre los destinos y las maneras de llegar a ellos; que si es peligroso, que si es un muy caro, que si es sucio... en fin.


Sin embargo, la única manera de conocer la realidad, es viviéndola; accediendo a ella sin mediaciones y son prejuicios. No hay otra manera de comprender el mundo.


**


Si quieres saber más sobre viajes, conoce las estafas más comunes que se hacen a los turistas en la Ciudad de México y conoce las 7 playas que viste en los libros y que puedes visitar en la vida real.