Pueblos mágicos que puedes recorrer en bicicleta
Viajes

Pueblos mágicos que puedes recorrer en bicicleta

Avatar of Gustavo Lopez

Por: Gustavo Lopez

16 de enero, 2017

Viajes Pueblos mágicos que puedes recorrer en bicicleta
Avatar of Gustavo Lopez

Por: Gustavo Lopez

16 de enero, 2017



Viajar no se trata de las grandes distancias y espacios exóticos, sino de trayectos para encontrar algo que está en nosotros sepultado bajo la rutina del tedio; es la sorpresa frente a lo cotidiano.

La velocidad de los autos, camiones o aviones no es propia de las personas. Uno ingresa a ellos, refugios metálicos para el desplazamiento estático y desembarca en otro lugar. Al trayecto se le sobreponen música, videos o sueños para no apreciarlo. Tal vez nuestra sociedad trata de evitar los recorridos debido a nuestra inevitable inclinación al aburrimiento en trayectos largos y climas pesados; no sabemos qué hacer con el silencio. La bicicleta, por otro lado, más que una alternativa de transporte, es la traducción del ritmo de movimiento de cada persona.

viajar bicicleta

"En bicicleta se va como suspendido el aire", escribió Julio Torri. Se llega a un estado de levedad que, sin embargo, no se desliga del paisaje afianzado por los sutiles puntos de apoyo de las ruedas sobre la tierra. Físicamente exigente, la bicicleta permite llegar a la tranquilidad de entregarse a la aventura y el ritmo del trayecto. Andar en dos ruedas acentúa la pauta de nuestros pensamientos.

Conservados lejos del rítmico ajetreo de las ciudades, estos pueblos mágicos son ideales para recorrerlos en ese estado ligero y saludable que permite la bicicleta; conocerlos en su ritmo cotidiano sintetiza la experiencia del viajero:

Huamantla, Tlaxcala

Tierra de toros de lidia y toreros. Este pueblo colonial de parroquias y museos, que conservan la historia temprana del encuentro de España y América, se comunica con varias haciendas centenarias a las que se puede llegar fácilmente en un recorrido a través de zonas boscosas. No dejes de visitar el convento de San Luis Obispo, recinto emblema del pueblo.

Pueblo Magicos Humantla

-

Cholula, Puebla

La pirámide más grande de América está al centro de este pueblo. Sobre la pirámide aún cubierta de tierra, está la iglesia desde donde es posible percibir la agitada respiración del Popocatépetl. Además de varios museos, en esta pequeña zona existen 365 iglesias, algo imposible de recorrer a pie, pero posible en bicicleta.

Pueblo Magicos Cholula

-

Tepoztlán, Morelos

Se dice que aquí vivió Frank Zappa una temporada. Esta zona protegida, a la que es posible llegar desde la Ciudad de México por el corredor ecoturístico Ajusto-Chichinautzin, es coronada por las ruinas arqueológicas del Tepozteco. No sólo se puede subir al cerro, sino también andar por sus alrededores, sus acantilados, varias iglesias, un ex convento y varios restaurantes de calidad envidiable.

Pueblo Magicos Tepoztlan

-

Mazunte, Oaxaca

Además de la tentadora playa que se extiende sobre la costa del Pacífico, en este pueblo se encuentra el Centro Mexicano de la Tortuga. No sólo se trata de recorrer la playa de Mazunte en bicicleta sino desplazarse por la costa de Oaxaca; puedes hacer de este pueblo tu base para visitar las playas aledañas que hay, como Playa Familiar o La Bermejita.

Pueblo Magicos Mazunte

-

Pátzcuaro, Michoacán

El primer utopista de América, Vasco de Quiroga, hizo de este pueblo templado su capital-hospital y fundó el primer convento de jesuitas que se convertiría en la primera universidad americana. Alrededor de Pátzcuaro hay 11 pueblos mágicos que visitar, cada uno especializado en la creación de algún producto. Día de muertos, sin embargo, es la fiesta más importante de este pueblo de cantera y calles empedradas.

Pueblo Magicos Patzcuaro


No se trata sólo de recorridos revitalizantes y económicos, sino que significarán una experiencia única respecto a cómo visitar otros lugares y convivir con realidades que existen en México a pocos kilómetros de las grandes ciudades. En bicicleta nunca se trata sólo de un paseo, sino de una conservación íntima con uno mismo y el aire del paisaje.

No te puedes perder también estos pueblos mágicos poco conocidos que puedes visitar, en donde también se pueden adquirir artesanías únicas.

***




Referencias: