Razones por las que debes tomarte un año sabático en tus veintes

lunes, 23 de enero de 2017 7:55

|Gustavo Lopez



La mayoría de mis amigos y amigas cambiaron de carrera en sus dos primeros años; algunos, incluso, dejaron de estudiar y comenzaron a trabajar. Yo lo adjudico a que a veces necesitamos tomarnos un tiempo para repensar nuestra situación y así saber qué estamos haciendo, a qué dedicamos tanto esfuerzo y si eso vale la pena.

Planear un futuro cercano o lejano puede ser materialmente agotador. Primero porque el futuro no es lo que solía ser: será difícil que en algunos años alguna persona pueda jubilarse o siquiera tenga un fondo para el retiro. Las presiones familiares, sociales y la propia inexperiencia nos pueden encaminar a decisiones que, con el paso del tiempo, se muestren frustrantes. He visto a las mejores mentes de mi generación ceder ante tan peso.

A veces sólo tenemos que situarnos en otro contexto para percatarnos de lo que queremos.

año sabatico europa

Ya sea porque quieres pausar tus estudios, quieres mirar las cosas con la lejanía que sólo la distancia de sentirse extranjero permite, o por el agotamiento después de haber terminado años de estudio; tomarse un año sabático puede representar la oportunidad que le dé un empuje a tu vida o que te haga pensar si realmente a lo que te dedicarás es lo que deseas realizar.

Lo primero es decidir que tomarás un año sabático. Podrías tomarlo sin decidir itinerarios y ajustarte a las consignas aleatorias del azar que son impredecibles y caprichosas. Pero si no te gusta este tipo de situaciones podría ser mejor que planifiques y te dediques a las cosas que te gusta hacer y te entusiasman, o que nunca habías dedicado el tiempo para aprender.

año sabatico pintura

Puedes dedicarte a hacer deporte, tomar algún taller, como de fotografía o de pintura, tomar clases de baile, o aprender un idioma. Esta última actividad no sólo ampliará tu círculo social diversificándolo, también significará nuevas posibilidades laborales que podrías aprovechar en otro país si lo planificas con tiempo. Puedes buscar cursos en el extranjero para aprender o perfeccionar ese segundo o tercer idioma.

año sabatico montaña

En un año puedes conocer el mundo, otras culturas, otras costumbres, otras personas, maneras de actuar, de ser, de relacionarse con el medio que te hagan repensar las tuyas. Pasar un tiempo largo viajando es una experiencia que te enriquecerá como persona; podrás descubrir más estilos de vidas y decidir mejor lo que quieres hacer en la tuya.

Hacer un viaje de mochilazo ahora es más sencillo y económico, puedes buscar couching por Internet, recibir personas de otros países en tu casa y después hospedarte en los hogares de personas que hacen lo mismo. Buscar hostales baratos, destinos inusuales, actividades de locales a los cuales integrarte en tu paso por ese país, está sólo a algunos clicks.

año sabatico tren

Los voluntariados son otra forma de emplear tu tiempo ese año que has decidido dedicarlo a ti. Podrás sentir la recompensa de haber ayudado a quien más necesita, ya sea en tu país o en otro.

Sin embargo, antes de tomarte un año sabático recuerda que éstos se llaman así porque en el actual mercado laboral, está mal visto ‘no hacer nada’. Lo cual pensándolo un poco más es una paradoja sin mucho sentido: el objetivo por el que uno trabaja es ganar el dinero que te permita comprar tiempo para hacer lo que más se quiere. Si tienes el tiempo para dedicarlo a ti, a lo que te gusta hacer, a lo que te satisface más, no lo dudes y hazlo.

año sabatico mochila

Hacer de nuestras vidas lo que más nos gusta y no entregarnos al trabajo para después, si queda tiempo, hacer lo que nos gusta, debería ser la consigna no sólo de un año, sino de toda la vida.

Se trata de mantenerse en movimiento y aprovechar los Momentos que te hubieran convertido en alguien mejor si los hubieras aprovechado. Si decides tomar ese año sabático recuerda estas 7 formas de hospedarte gratis mientras viajas y cambia tu vida.

**




TAGS: Consejos
REFERENCIAS:
Gustavo Lopez

Gustavo Lopez


  COMENTARIOS