Rutas que debes tomar cuando viajes en las trajineras de Xochimilco

Sábado, 2 de diciembre de 2017 12:11

|Rodrigo Ayala Cárdenas

Estas coloridas embarcaciones navegan a través de canales que circundan las chinampas, un sistema de islas artificiales que datan desde los pueblos mesoamericanos.



Algunas tienen nombres de mujeres: Ilse, Lourdes, Gabriela, Adriana, Valeria, Valentina, mientras que otras prefieren palabras como Cariñosa, Hermosa, Bonita, Chiquita… Son las famosas trajineras de la delegación Xochimilco, uno de los patrimonios culturales que la Ciudad de México tiene para sus habitantes y turistas (también es Patrimonio Cultural de la Humanidad, por la UNESCO). Estas coloridas embarcaciones navegan a través de canales que circundan las chinampas, un sistema de islas artificiales que datan desde los pueblos mesoamericanos.

No se puede ser mexicano sin haberse subido por lo menos una vez en la vida a las chinampas para deleitarse con la música del mariachi mientras se celebra el cumpleaños de un amigo y se brinda con deliciosas bebidas. Este sistema de canales está situado en el sureste de la Ciudad de México y su atractivo natural se complementa con la posibilidad de visitar los diferentes invernaderos, tianguis y restaurantes situados en las cercanías, además del precioso Bosque de Nativitas. ¡Son muchas las posibilidades a explorar en este sitio!

Para iniciar tu recorrido puedes acudir a uno de los 10 embarcaderos (Cuemanco, Caltongo, Fernando Celada, Salitre, Belém, San Cristóbal, Zacapa, Las Flores, Nuevo Nativitas y Belem de las Flores), desde los cuales zarpan más de 200 trajineras para llevarte a los innumerables rincones de los canales e islotes. Aquí te damos una breve guía sobre las rutas que puedes elegir para que tu experiencia sea provechosa y divertida.



El primer recorrido que puedes hacer es a través de los canales más frecuentados, donde se asienta casi todo el movimiento de chinampas y turistas. No olvides detenerte en alguno de los varios invernaderos que llenan esta zona. Es una posibilidad agradable y divertida, pero toma en cuenta que en estos canales se asienta mucho tránsito y tal vez no puedas apreciar toda la majestuosidad del lugar.

-


Tu segunda opción es viajar por estos mismos canales pero desviándote hacia una representación artificial de la famosa Isla de las Muñecas, aquel sitio famoso por las cientos de muñecas de plástico colgadas en los árboles pertenecientes a la casa del antiguo dueño de la isla, Julián Santana Barrera. Lo mejor es que visites la isla original pero ésta puede ser una buena entrada para ello.

-


Dile a tu trajinero que te lleve hasta la laguna de Xaltocan, donde podrás hacer un recorrido más largo y visitar los invernaderos, los mercados de artesanías o una exposición muy agradable sobre la fauna del lugar. Esto te dará un panorama más amplio de Xochimilco, sus trajineras y sus chinampas. Además, mientras más dure un viaje y más atracciones puedas conocer es mucho mejor, ¿no crees?

-


Como cuarta opción puedes ir a una zona conocida como Área Natural Protegida, donde te librarás un poco del ajetreo de la zona más concurrida de los canales. Aquí podrás tener una experiencia más cercana a lo que era esta zona hace varios años en el pasado. Es una experiencia que te llenará de paz, tranquilidad y relajación. Es en esta área donde se halla la Isla de las Muñecas original, así que la visita hasta acá vale la pena. Rodéate del misterio que representa estar ante uno de los lugares más siniestros de la Ciudad de México. Su dueño original, el ya mencionado Julián Santana Barrera, colocó esta colección de muñecas con la creencia de que podían proteger el lugar del fantasma de una chica ahogada. Si eres de los que no temen a lo sobrenatural, con un golpe de suerte podrás ver el alma de esta chica vagando por los alrededores.



-

Xochimilco y sus canales no son sólo para navegar sino también para aprender acerca de flora, fauna e historia del lugar. Por ello te recomendamos la vista al Axolotario y la Chinampa Interactiva. El primer lugar está destinado a dar a conocer y preservar la conservación de una especie única de México, el ajolote, un anfibio que sorprendió al mismo explorador Alexander Von Humboldt y que ha inspirado a varios artistas para dedicarle historias y poemas. En tiempos prehispánicos se creía que esta especie era la reencarnación del Dios Axólotl, hermano mellizo de Quetzalcóatl. La Chinampa Interactiva es una manera de conocer la forma en que se cultiva actualmente en esta zona del Valle de México por agricultores expertos que preservan una tradición de nuestros antepasados.


-

Una visita a Xochimilco te permitirá conocer una parte de la ciudad que permanece fiel a sus tradiciones más antiguas y que aún sobrevive ajena a la modernidad que a veces aplasta las costumbres más bellas. Programa una vista a este lugar, pues forma parte del plan perfecto para disfrutar la Ciudad de México en 24 horas con poco presupuesto. 


Rodrigo Ayala Cárdenas

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista
  COMENTARIOS