Razones por las que vivir sobre el agua te puede hacer mejor persona

jueves, 15 de junio de 2017 10:34

|Diana Beltran



Desde el Arca de Noé en el Antiguo Testamento hasta el Perla Negra en la saga de películas “Piratas del Caribe”, la figura del barco ha tenido gran relevancia en nuestra historia. Recordemos el Pequod, barco ballenero que comanda el Capitán Ahab en la novela “Moby Dick” de Herman Melville; o el Jolly Roger, desde donde el Capitán Hook perseguía a Peter Pan en la clásica historia infantil. El Nautilus no fue un barco, pero sí un submarino que llevó a los personajes de Julio Verne al fondo del mar en su libro “20,000 leguas de viaje submarino”; además existió Jenny, el barco camaronero con el que Forrest Gump fundó su compañía Bubba Gump Shrimp Company en la película de 1994.


moby dick


¿Cuántos no han soñado con abandonar todo e irse a vivir a un bote? Alejarse de los problemas de la tierra y entregarse al mar puede parecer muy atractivo, pero son pocos los que llegan a cumplir este sueño. A pesar de que los propietarios de estos peculiares hogares representan una minoría, este estilo de vida forma parte de la rica cultura inglesa; esto se debe a que los canales de agua que fueron construidos alrededor de 1800 se pensaron como la vía principal de transporte de carbón y diversos materiales para la edificación de Londres. Cuando se comenzaron a usar otros medios de transporte, los canales quedaron en desuso; pero hoy en día son utilizados como atracción turística, vivienda y para albergar cafés, restaurantes y hasta librerías acuáticas.


vivir en un bote 1


¿Pero qué implica estar sobre el agua? Esta forma de vida nos enseña a apreciar ciertas comodidades que pasan desapercibidas cuando vivimos en tierra, como algunos electrodomésticos o el hecho de tener cuartos más amplios. Cuando se vive sobre el agua los recursos son finitos y cada milímetro cúbico debe ser aprovechado. Vivir en un bote requiere de dedicación y del seguimiento de una rutina, y aunque podría parecer tedioso también tiene sus ventajas: puedes vivir con lo mínimo y ser más práctico, no tienes que preocuparte por comprar una propiedad y puedes mudarte cuando quieras; además, puedes conocer muchos lugares, apreciar la vista y ser mecido cada noche por la corriente.


vivir en un bote 2


Otro de los factores que hacen de vivir en un barco una aventura diaria es el clima y sus variantes. En el caso particular del clima londinense, durante los inviernos el barco puede ser un cálido refugio en medio del frío; pero en una zona en donde todo el año es temporada de lluvias, debes estar listo para cualquier contingencia.

Muchas personas viven en botes por necesidad. Londres es una de las ciudades más costosas del mundo; la renta mensual, los impuestos, los alimentos y los servicios pueden sumar una cantidad que no todos pueden costear. Entonces vivir en un barco resulta una opción viable para algunos. Aunque por otro lado, un gran número de aventureros eligen vivir ahí por gusto. A todo se le puede encontrar el modo, se pueden gozar las mismas comodidades que las de un lugar en tierra firme: ducha, tina, agua caliente, gas, calefacción, electricidad, WiFi y hasta chimenea.


vivir en un bote 3


Las personas que tienen un bote pueden vivir en uno de los canales que conectan con el río Támesis. Algunos boteros deciden moverse continuamente de lugar, ya que así no pagan un “puesto fijo” por estar en un punto que sería el equivalente a una calle o avenida. Se deben mover aproximadamente cada dos semanas, por ello no siempre pueden disfrutar de los servicios básicos, lo que los obliga a aprovechar la luz del día y agendar como actividad obligatoria la búsqueda de leña. Otra opción es vivir en una comunidad privada de botes, donde al pagar un monto periódico se cubren los servicios básicos de todos los residentes, como acceso a baños, duchas y lavanderías.


vivir en un bote 4


Algunos de los hábitos que deben generar los que deciden vivir sobre el agua son el llenado frecuente del tanque de agua para consumo, el reciclaje de cajas de cartón y papel para encender la chimenea, el vaciado del baño portátil, y en general se debe procurar mantener el bote ordenado. Si vives en una comunidad en la cual compartes áreas comunes, debes tener cuidado de no incomodar a tus vecinos, así como de mantener tus pertenencias en su lugar. Aunque pueda parecer inconveniente, vivir en un bote puede ser la clave para generar buenos hábitos y desprenderte de todas las cosas que sobran en tu vida.


vivir en un bote 5


**

Hasta los lugares más pequeños se pueden transforman en un buen hogar. Si quieres explorar distintas formas de vivir, aquí te damos 7 consejos para poder vivir en cualquier lugar del mundo.

TAGS: Destinos
REFERENCIAS:
Diana Beltran

Diana Beltran


  COMENTARIOS